El presidente iraní Ebrahim Raisi cancela un viaje a Europa por temor a ser detenido


Ebrahim Raisi

Parece que los futuros planes de viaje de Ebrahim Raisi tendrán que ser severamente restringidos.

POR: Struan Stevenson, Frontpage Magazine

Por segunda vez desde que asumió la presidencia de Irán, Ebrahim Raisi se ha visto obligado a cancelar una visita a Europa debido a las protestas generalizadas y a la petición de que sea detenido en virtud de la ley de jurisdicción universal.

Apodado «El Carnicero de Teherán» por su implicación directa en la ejecución de presos políticos en una infame matanza de 1988, Raisi se vio obligado a renunciar a una visita prevista a Ginebra, donde esperaba intervenir en el Foro Mundial de la ONU sobre Refugiados, que comenzó el 13 de diciembre.

Raisi fue uno de los miembros de una serie de Comités de la Muerte, creados por el entonces líder supremo, el ayatollah Ruhollah Khomeini. En virtud de una fatwa emitida por Khomeini, los comités de la muerte recibieron la orden de ejecutar a más de 30.000 presos políticos en 1988, la mayoría de ellos miembros y simpatizantes de la opositora Organización Muyahidín del Pueblo de Irán/Mojahedin-e Khalq (PMOI/MEK).

El Foro de los Refugiados se celebra cada cuatro años con el objetivo de ayudar a resolver algunas de las presiones a las que se ven sometidos los países de acogida por las grandes afluencias de refugiados. Es una ironía descorazonadora que la ONU invitara a Raisi a esta conferencia, dados sus antecedentes como asesino belicista, cuyo régimen ha avivado las llamas del conflicto en Siria, Yemen, Irak, Líbano y Gaza, financiando, armando y entrenando a Hezbolá y Hamás y provocando la misma crisis de refugiados que el Foro de la ONU para los Refugiados pretende resolver.

Sin embargo, la noticia de la invitación de Raisi al evento causó indignación mundial, especialmente entre la diáspora iraní, y los partidarios de la Resistencia iraní celebraron concentraciones de protesta en muchas ciudades de todo el mundo, pidiendo la retirada de su invitación a la reunión. También presentaron una denuncia ante la policía suiza pidiendo su detención por su papel en la ejecución de disidentes.

Es la segunda vez que una protesta similar obliga a Raisi a cancelar un viaje a Europa. En el 2021, había anunciado su intención de asistir a la cumbre mundial sobre medio ambiente COP 26 en Glasgow.

El régimen clerical canceló la visita de Raisi a Escocia después de que se presentara una petición firmada por activistas de derechos humanos al entonces jefe de la policía de Escocia, Iain Livingstone, instando a la apertura de una investigación penal basada en el principio de jurisdicción universal, centrada en acusaciones de genocidio y crímenes contra la humanidad.

Simultáneamente, se entregó la correspondiente petición a la Policía Metropolitana de Londres. Cuando Raisi se enteró de que se había hecho una petición formal a la Policía Metropolitana y a la Policía Escocesa para que lo detuvieran si ponía un pie en el Reino Unido, se acobardó rápidamente.

Raisi se dio cuenta de que, a diferencia de sus predecesores, no podía viajar libremente a Occidente, ni a ninguna nación civilizada, debido a su condición de paria por ser un asesino.

Esta semana se entregó una petición similar a la policía suiza y el 12 de diciembre, a pesar de la lluvia torrencial y las bajas temperaturas, miles de iraníes expatriados se reunieron en Ginebra para pedir la detención de Raisi y la expulsión del régimen iraní de la ONU.

Tres simpatizantes de la PMOI, que eran presos políticos en el momento de las ejecuciones de 1988, presentaron una denuncia legal ante las autoridades suizas en la que pedían al fiscal federal de Suiza, Andreas Muller, que garantizara la detención y el procesamiento de Raisi «por su participación en actos de genocidio, tortura, ejecuciones extrajudiciales y otros crímenes contra la humanidad».

Uno de los demandantes subrayó que Raisi le había dicho personalmente que «su condena a muerte estaba asegurada», después de que dijera que era partidario de la PMOI.

Al mismo tiempo, se envió una carta abierta a Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, denunciando la asistencia de Raisi al foro de refugiados de la ONU. La carta, firmada conjuntamente por 453 ex líderes mundiales, jueces, premios Nobel, funcionarios de la ONU, expertos en derechos humanos y jurídicos y ONGs, denunciaba la participación prevista de Raisi en el Foro Mundial de Refugiados del 2023 en Ginebra.

La carta reiteraba el papel de Raisi en la masacre de 1988, así como su implicación en el asesinato de 1.500 manifestantes durante las manifestaciones masivas del 2019, 750 manifestantes en el levantamiento nacional del 2022, y el reciente repunte de las ejecuciones en Irán, que han incluido al menos 212 ahorcamientos solo en los últimos dos meses.

La carta también advertía que, bajo el mandato de Raisi, el gobierno iraní también ha emprendido un nuevo plan para reprimir e intimidar a los miembros de la PMOI fuera de Irán mediante la celebración de juicios en rebeldía «y extendiendo así la represión más allá de sus fronteras.»

Los temores de Raisi a ser detenido en Europa no son infundados. El año pasado, un tribunal sueco, invocando la jurisdicción universal, condenó a Hamid Noury, ex funcionario de prisiones y ayudante de Raisi en la prisión de Gohardasht, en la ciudad de Karaj, a cadena perpetua por su participación en la matanza de 1988.

Tras disfrutar de décadas de impunidad por sus crímenes, los dirigentes del régimen iraní se enfrentan ahora a la realidad de tener que rendir cuentas. Dondequiera que vayan los dirigentes del régimen, los miembros de la Resistencia iraní y los supervivientes de las masacres y atrocidades del régimen, junto con las familias de las víctimas del régimen, se asegurarán de que respondan por sus crímenes.

La condena de Raisi cobró más fuerza con la presentación de una denuncia ante la Fiscalía Federal suiza. A pesar de enfrentarse a no menos de 70 censuras de la ONU desde 1981, el régimen persiste en mantener el peor historial de abusos contra los derechos humanos a nivel nacional.

Sigue participando en el terrorismo global y en guerras regionales para fortalecer su control del poder. Tras la publicación del último informe de Amnistía Internacional sobre tortura, crueldad, agresiones sexuales y ejecuciones arbitrarias en Irán, la secretaria general de Amnistía, Agnés Callamard, ha pedido a los estados «que inicien investigaciones penales en sus propios países contra los presuntos autores en virtud del principio de jurisdicción universal, con vistas a dictar órdenes de detención internacionales.»

Parece que los futuros planes de viaje de Ebrahim Raisi tendrán que verse seriamente restringidos.

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: United with Israel
https://www.google.com/url?q=https://unitedwithisrael.org/iranian-president-ebrahim-raisi-cancels-european-trip-out-of-fear-of-arrest/&source=gmail-imap&ust=1706510810000000&usg=AOvVaw0F0PIXxuWATZ9A4Cmk1wXG



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.