De visita en el norte, el jefe de las FDI dice que la guerra en el Líbano es cada vez más probable

Halevi dice que las lecciones de los combates en Gaza se aplicarán a la lucha contra Hezbolá y sus aliados, mientras Hamás dispara cohetes desde el Líbano contra Rosh Hanikra.

Por Emanuel Fabian y personal del TOI


El Jefe de Estado Mayor de las FDI, el teniente general Herzi Halevi (centro), se reúne con las tropas durante un simulacro en el norte de Israel, el 17 de enero de 2024.
(Fuerzas de Defensa de Israel)

La probabilidad de que Israel se vea arrastrado a una guerra en el Líbano está aumentando, dijo el miércoles el jefe del Estado Mayor de las FDI, teniente general Herzi Halevi, horas después de que terroristas de Hamás dispararan una andanada de cohetes contra una ciudad del norte de Israel.

Mientras las tropas visitantes entrenan para una ofensiva simulada dentro del Líbano, al tiempo que el ejército pone fin a sus etapas más intensas de combates en Gaza, Halevi dijo que Israel estaba «aumentando su preparación para luchar en el Líbano», mientras busca estabilizar su frontera norte y permitir que decenas de miles de israelíes fueron evacuados de la región regresen a sus hogares.

Las FDI tienen “un objetivo muy claro en el Líbano – regresar a los residentes del norte, a todas las comunidades del norte”, dijo Halevi.

«No sé cuándo es la guerra en el norte», añadió. «Puedo decirles que la probabilidad de que esto suceda en los próximos meses es mucho mayor que en el pasado».

Añadió que Israel aplicaría las lecciones que había aprendido de los combates en Gaza, en caso de que se embarcara en una campaña para expulsar de la frontera al grupo terrorista Hezbolá y a otros que amenazan a Israel.

“Tenemos muchas lecciones de los combates en Gaza. Muchas de ellas son muy relevantes para los combates en el Líbano”, dijo.


Esta fotografía tomada desde una posición israelí a lo largo de la frontera con el sur del Líbano muestra humo elevándose sobre la aldea libanesa de Adayseh durante el bombardeo israelí el 14 de enero de 2024.
(jalaa marey / AFP)

El miércoles se produjeron nuevos ataques transfronterizos, incluida una andanada de unos 20 cohetes disparados contra la aldea fronteriza costera de Rosh Hanikra por la tarde, poniendo fin a un raro período de unas 24 horas en el que no se dispararon cohetes contra Israel desde Gaza, Líbano u otro lugar.

El lanzamiento de cohetes no produjo daños y los proyectiles fueron interceptados o cayeron en zonas abiertas. El ataque fue reivindicado por Hamás, que mantiene presencia en el Líbano bajo la protección de Hezbolá.

Poco tiempo después del bombardeo, las FDI dijeron que habían atacado al grupo que lanzó los cohetes desde el sur del Líbano, y Hamás se atribuyó la responsabilidad, diciendo que su rama libanesa lanzó los ataques y que un combatiente de Hamás murió en el ataque de represalia de las FDI.

Poco tiempo después, se determinó que una segunda ronda de alertas eran falsas alarmas.

Además de las sirenas de los cohetes, el miércoles por la tarde sonaron alarmas de invasión de aviones hostiles en varias comunidades del norte, en un evento que, según el Comando del Frente Interno, terminó poco tiempo después y no dio más detalles.


Soldados de reserva israelíes de la Unidad Devorah de las FDI, durante una sesión de entrenamiento en la frontera norte de Israel con el Líbano.
16 de enero de 2024. (David Cohen/Flash90)

Las FDI llevaron a cabo ataques aéreos contra objetivos de Hezbolá en el Líbano durante todo el día miércoles. Los sitios atacados por aviones de combate incluían edificios militares y otra infraestructura terrorista, dijeron las FDI, mientras que tropas de tanques bombardearon un área en Ayta ash-Shab y la artillería bombardeó un área en Dhayra, para “eliminar amenazas”.

Como resultado de los incesantes combates, se estima que unas 80.000 personas del norte han sido desplazadas, algunas evacuadas por órdenes gubernamentales y otras por preocupaciones propias, sin forma de saber cuándo podrán regresar a sus hogares.

Desde el 8 de octubre, un día después de las mortales masacres de Hamás en el sur de Israel, en las que unas 1.200 personas fueron masacradas y unas 240 más fueron tomadas como rehenes, Hezbolá, respaldado por Irán, ha participado en disparos transfronterizos casi a diario, lanzando cohetes, drones y misiles contra el norte de Israel.

Las cifras compartidas por las FDI en el día 100 de la guerra mostraron que, en los meses transcurridos desde el 7 de octubre, Hezbolá y grupos armados palestinos han lanzado más de 2.000 proyectiles a lo largo de la frontera con el Líbano.

Desde el inicio de la guerra en Gaza, Israel ha reconocido la alta probabilidad de una guerra posterior en las fronteras del norte y ha prometido no volver a ser tomado por sorpresa, como sucedió el 7 de octubre.


Unidad de artillería israelí disparando proyectiles hacia el Líbano desde el norte de Israel el 15 de enero de 2024.
(Yonatan Sindel/Flash90)

Los líderes políticos y militares del país han declarado repetidamente que Hezbolá tendrá que retirar sus fuerzas de la zona fronteriza al norte del río Litani, como exige la Resolución 1701 de la ONU de 2006, y que esto se logrará por vía diplomática o por la fuerza.

El líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, ha afirmado en respuesta que la violencia a lo largo de la frontera con el Líbano está relacionada con la guerra en Gaza y que Israel está tratando de lanzar una guerra contra el Líbano.

Ha amenazado en más de una ocasión con hacer que Israel “pague el precio” tanto de la guerra contra Hamás en Gaza como de las escaramuzas en el norte, pero no ha llegado a lanzar una guerra a gran escala.

A su vez, Israel ha contenido los combates contra el grupo en zonas cercanas a la frontera, pero los enfrentamientos han provocado muertes en ambos lados.


Soldados israelíes en sus unidades de artillería cerca de la frontera con el Líbano, en el norte de Israel, el 17 de enero de 2024.
(Ayal Margolin/Flash90)

Seis civiles han muerto en el lado israelí, entre ellos una septuagenaria y su hijo, que murieron esta semana cuando un misil antitanque se estrelló contra su casa en Kfar Yuval. Además de las muertes de civiles, también han muerto nueve soldados y reservistas de las FDI.

Al otro lado de la frontera, Hezbolá ha identificado a 162 miembros que han muerto en las escaramuzas en curso, la mayoría en el Líbano, aunque algunos también en Siria. También murieron otros 20 agentes de otros grupos terroristas en el Líbano, así como 19 civiles, tres de los cuales eran periodistas.

En las últimas semanas se han enviado a la región a figuras internacionales, incluido el enviado especial estadounidense Amos Hochstein y el secretario de Estado Antony Blinken, en un intento de enfriar las tensiones a lo largo de la frontera entre Israel y el Líbano, pero aparentemente fue en vano, ya que Israel se niega a retroceder mientras siga existiendo una amenaza clara y presente para los residentes del norte del país.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/visiting-north-idf-chief-says-war-in-lebanon-becoming-much-more-likely/



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.