La madre de una israelí secuestrada y violada cuenta el calvario que vivió su hija


«Vi escenas muy gráficas allí, cientos de cuerpos, cosas que el ojo humano no soporta ver
Yuval Chen

Eti Bracha, cuya hija sufrió el ataque frente a su esposo, antes de que a él también le dispararan, dice que cree que es importante contar los crímenes atroces, esperando que el mundo no permanezca en silencio.

En la noche del 6 de octubre, Gal y Nagi Abdush, de Kiryat Ekron, dejaron a sus dos hijos en la casa de los padres de él y se dirigieron al festival de música, cerca del Kibbutz Re’im. Una investigación del New York Times, publicada la semana pasada, reveló que Gal fue violada por terroristas de Hamás antes de ser asesinada, junto con su marido, cuando intentaban escapar.

En el reportaje de investigación publicado el domingo, Eden Wessely, que tomó una fotografía de Gal después de su asesinato, relata los horrores que presenció cuando llegó al lugar para buscar a su amiga: «Vi escenas muy gráficas allí, cientos de cuerpos, cosas que el ojo humano no soporta ver», afirmó.


Gal y Nagi Abdush.
(Ynet)

Los familiares de Gal estuvieron entre los primeros que respondieron a Eden, después de su publicación, en la que describía la fotografía de Gal como «una mujer con un vestido negro», y preguntaron si era Gal la de la foto.

Eti Bracha, la madre de Gal, le contó a Ynet sobre sus difíciles emociones: «Escuché sobre la violación que experimentó mi hija antes de ser asesinada. Fue un momento escalofriante y doloroso; incluso me sentí avergonzada, a pesar de que ella no hizo nada malo. Los monstruos la asesinaron «. Y añadió: «Contaminaron su alma y su espíritu antes de matarla a ella y a su marido, dejando atrás a dos huérfanos de 7 y 11 años», continuó.

«Escuché sobre la violación que experimentó mi hija antes de ser asesinada. Fue un momento escalofriante y doloroso.»

Bracha comentó que Gal fue violada y asesinada delante de su marido, quien también fue asesinado, después de ella. «Es importante para mí y para el pueblo de Israel, que el mundo sepa acerca de los crímenes sexuales que estos monstruos cometieron, para que no desvíen la vista y digan que no creen que realmente sucedió. Hay testimonios que describen la agresión sexual contra mi hija», afirmó.

Según ella, sólo se enteró de las agresiones sexuales durante el trabajo en la investigación del New York Times: «Al principio, no éramos conscientes de la violación; sólo se nos informó, cuando el periodista del medio periodístico se nos acercó. Dijeron que se habían cruzado los testimonios y que Gal había sufrido una agresión sexual. Incluso, ahora, no sabemos exactamente qué pasó», añadió Bracha.


Autos quemados en la zona donde se realizaba la fiesta Nova, en Reim.
(Reuters)

La madre de Nagi también se mostró horrorizada por los impactantes testimonios: «Ella es mi nuera y lo que oigo es espantoso. Lo que le pasó antes de que les dispararan y asesinaran es muy doloroso, muy triste. Esa mañana, mi hijo Nagi llamó dijo: «La mataron, le dispararon», y gritó por el teléfono, que estaba en el altavoz.

«Sólo ahora, después de escuchar lo que le hicieron a Gal, estoy tratando de imaginar lo que mi hijo vio con sus propios ojos, cómo agredieron sexualmente a su esposa antes de dispararle a ella y luego a él», añadió.

«Los niños siguen preguntando por mamá y papá todo el tiempo. Es muy difícil para ellos y están tristes. El hijo mayor, incluso, insistió en ver las imágenes del ataque, que presentaban todos los videos del festival, donde sus padres fueron asesinados.»

Unas horas antes de que la pareja fuera asesinada por terroristas de Hamás, celebraron Simjat Torá con sus hijos, sus padres y el hermano de Gal, Rami Bracha. Rami afirmó que alrededor de las 2:30 am, Gal y Nagi se fueron a la fiesta, dejando a sus hijos con la madre de Gal, en Kiryat Ekron.

«Los niños siguen preguntando por mamá y papá todo el tiempo. Es muy difícil para ellos y están tristes. El hijo mayor, incluso, insistió en ver las imágenes del ataque, que presentaban todos los videos del festival, donde sus padres fueron asesinados», continuó.

Rami Bracha apuntó que pocas horas después de la masacre reconoció a su hermana Gal en el video, a la que apodaron «La mujer del vestido negro», pero no sabía que había sido violada.

«Reconocí el vestido y supe que era mi hermana, porque la vi antes de que se fuera a la fiesta. La imagen en ese video no se fue de mi mente, hasta el día de hoy. Al día siguiente, fuimos a la comisaría para reportar su desaparición. Expresé que, por la ropa que se ve en la foto, sabía que era mi hermana”, prosiguió.

Rami Bracha apuntó que pocas horas después de la masacre reconoció a su hermana Gal en el video, a la que apodaron «La mujer del vestido negro».

“Al principio, no entendí que la habían asesinado. Sólo cuando llegamos a la comisaría y el investigador se dirigió a la mujer que publicó la foto que vi, nos dimos cuenta de que algo horrible había sucedido y mi hermana ya no estaba viva. No pude mirar las fotos; mi esposa lo hizo», finalizó.

El video fue publicado el 8 de octubre y se volvió viral en las redes sociales. Según Rami, «sólo después de la investigación del New York Times supimos por los periodistas, que mi hermana había sido violada. Es horrible saber lo que pasó antes de que le dispararan y asesinaran», finalizó.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/historias/article/ry11zkrxo6



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.