Un innovador proyecto israelí busca bajar los niveles de ceguera en el mundo

La empresa Belkin Vision recibió la aprobación de la FDA para un dispositivo que desarrolló para tratar una enfermedad que se considera la segunda causa de ceguera en el mundo.

La start-up israelí Belkin Vision recibió la aprobación de la Administración Americana de Alimentos y Medicamentos (FDA) para la comercialización en Estados Unidos del dispositivo «Eagle» que desarrolló y que proporciona una primera solución de tratamiento para la enfermedad del glaucoma por láser.

«A diferencia del tratamiento con láser que existe hoy en día, el dispositivo que desarrollamos es muy accesible y permite una solución en un procedimiento corto y sin contacto con el ojo», explicó Daria Leman Blumenthal, directora ejecutiva de la empresa.


Daria Leman Blumenthal.
(Yossi Gamzo Latova)

Glaucoma es el nombre de un grupo de enfermedades que provocan daños irreversibles en el nervio óptico, y es la segunda causa de ceguera en el mundo. La enfermedad también es conocida como el «ladrón silencioso de la visión», porque la pérdida aparece en etapas avanzadas, cuando el cuadro ya es irreversible, y porque no suele ir acompañada de dolor, lo que hace que los pacientes no sean conscientes de la existencia de la enfermedad hasta el momento en que ésta empeora.

«La enfermedad afecta el campo de visión, que se reduce gradualmente, y es difícil para una persona notarlo porque se hace en pequeños pasos. Cuando el paciente se da cuenta de que su campo de visión es estrecho, ya es tarde y es imposible revertir la situación», añadió Laman Blumenthal.

La enfermedad afecta a aproximadamente 70 millones de personas en todo el mundo, y más de 3,6 millones de pacientes son diagnosticados sólo en los Estados Unidos, por lo que la aprobación del dispositivo por parte de la FDA, que permite el tratamiento con láser automático, sin contacto y no invasivo para los pacientes, es un gran avance en el tratamiento del glaucoma.


La diferencia entre el dispositivo Eagle que no requiere contacto con el ojo y el tratamiento tradicional donde se coloca una lente en el ojo del paciente.
(Yossi Gamzo Latova )

La directora de la empresa también afirmó que “no hay forma de curar la enfermedad, por eso es muy importante tratarla en el momento en que se diagnostica. Además, es de vital importancia hacerse la prueba cada año a partir de los 40, o incluso antes en el caso de quienes tienen antecedentes familiares de la enfermedad. Es una prueba sencilla en un oftalmólogo».

La mayoría de los médicos de todo el mundo sugieren actualmente el uso de colirios como primer tratamiento para la enfermedad. Pero aunque es un tratamiento eficaz, no necesariamente es cómodo ni mejor para la salud del paciente. Blumenthal dijo que «es una enfermedad crónica, y no es como un tratamiento con antibióticos que dura unos días. La enfermedad requiere el uso de gotas todos los días, incluso varias veces. Por lo tanto, el cumplimiento del tratamiento es bajo y tiene muchos problemas, que se deben, entre otras cosas, a que los pacientes se olvidan de ponerse las gotas, o porque tienen diferentes efectos secundarios».

El desarrollo de la empresa supone en realidad un sustituto del tradicional tratamiento con láser (SLT), en el que se debe colocar una lente especial en el ojo del paciente y girarla durante cinco a diez minutos.


El dispositivo israelí Eagle para el tratamiento del glaucoma.
(Yossi Gamzo Latova)

«Hasta hoy no existía otra solución práctica, pero el láser es una solución excelente», afirmó Lemann Blumenthal. «Cuando el médico tiene una agenda muy ocupada en la clínica, no sale a hacer un tratamiento con láser que dura unos minutos, simplemente le receta al paciente unas gotas para los ojos. Nuestro láser se ocupa del tema de la accesibilidad, lo cual es nuestra gran ventaja, el tratamiento se realiza según criterio del médico y en general los tratamientos con láser tienen éxito en el 80% de los casos”, explicó.

Según ella, «si el primer tratamiento no fue eficaz, se puede volver a tratar dos o tres meses después y luego, según la decisión del médico, se puede tratar según sea necesario».

Lemann Blumenthal afirmó que el dispositivo desarrollado tiene «ventajas significativas también en el tratamiento del glaucoma de ángulo estrecho, que es muy común entre los pacientes asiáticos debido al ángulo oblicuo del ojo».


Sede de la FDA.
(Reuters)

En mayo de 2022, la empresa recibió la aprobación de distribución del dispositivo Eagle en Europa (CE) y desde entonces estuvo operando en varios países, incluidos Inglaterra, Alemania, Italia, España y Polonia.

«Vendimos el dispositivo en Europa y hay entusiasmo allí, es accesible y permite una solución sorprendente», remarcó Leman Blumenthal, quien añadió que el dispositivo también se utiliza en el Hospital Shaare Zedek en Israel.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/ciencia-y-tecnologia/article/hyrdqvldt



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.