Quién era y cómo operaba Saleh al-Arouri

Criado como musulmán devoto en Cisjordania, al-Arouri emergió como líder mientras estaba encarcelado por terrorismo en cárceles israelíes; promovía los vínculos de Hamás con Irán y los grupos chiítas radicales

Saleh al-Arouri, que murió en Beirut este martes en una explosión supuestamente causada por un ataque con drones dirigido por Israel, fue descrito por el grupo terrorista Hamás como el arquitecto de la masacre del 7 de octubre. Era un veterano de 15 años en cárceles israelíes y tras ser deportado de Israel, pasó años viajando por el mundo musulmán hasta establecerse en Beirut, donde fue asesinado.

Al-Arouri era el segundo de Ismail Haniyeh, jefe de la oficina política de Hamás con sede en Catar y también responsable del ala militar del grupo terrorista en Cisjordania. Estuvo detrás del secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes en 2014, lo que condujo a una guerra de 51 días entre Israel y Hamás en Gaza. Tras el secuestro y asesinato de los niños, Israel demolió su casa en Cisjordania.


Hassan Nasrallah com Saleh al-Arouri
(HEZBOLLAH’S MEDIA OFFICE / AFP)

Nació en 1966 en el pueblo de Arura, cerca de Ramallah. Fue criado como un musulmán devoto y su padre era el administrador de la mezquita local. A los 19 años comenzó a estudiar ley islámica (Sharia) en la Universidad de Hebrón, conocida como un bastión de los Hermanos Musulmanes. Allí demostró su destreza política y se destacó como miembro del grupo estudiantil islámico.

Después de la fundación del movimiento Hamás en Gaza por el jeque Ahmed Yassin, al-Arouri fue elegido para convertirse en su representante en Cisjordania. Se unió a Hamás en 1990 con la tarea inicial de establecer una infraestructura terrorista en el área de Hebrón y luego fundar el brazo militar de Hamás en toda la región.

Se unió a Hamás en 1990 con la tarea inicial de establecer una infraestructura terrorista en el área de Hebrón y luego fundar el brazo militar en toda la región

Un talento sobresaliente que poseía era la capacidad de reclutar agentes leales y proporcionarles armas y armamento. Documentos del Shin Bet y del FBI señalan cómo en 1992, un ciudadano estadounidense fue arrestado en Israel y reveló al Shin Bet en su interrogatorio que conoció a al-Arouri en la Universidad de Hebrón y le había transferido 48.000 dólares para la compra de armas para cometer ataques terroristas.

 
al-Arouri mantuvo una relación conflictiva con Yahya Sinwar, el líder de Hamás en Gaza.
(AP)

Cuando fue arrestado cuatro meses después, al-Arouri dijo que la suma que recibió fue de 96.000 dólares y que las armas compradas se utilizaron en un ataque que mató a un soldado de las reservas. Luego explicó cómo había ayudado al equipo terrorista de dos hombres a escapar de Israel en botes de goma saliendo de Rafah.

Usó su tiempo en prisión para solidificar su liderazgo sobre los prisioneros y logró negociar mejores condiciones para ellos con sus carceleros israelíes. También compitió por el puesto con otro prisionero de Hamás, Yahya Sinwar, lo que llevó a las relaciones polémicas entre ambos desde entonces.

Compitió por el puesto, Yahya Sinwar, lo que llevó a que las relaciones entre ellos se tronaran muy polémicas


«Siento que he vivido demasiado y superado mi esperanza de vida. Alabo la muerte de un mártir», declaró en una entrevista
(Ynet)

«No hay duda de que era una figura muy dominante, un líder con capacidades excepcionales», dijo el ex funcionario del Shin Bet Micha Kobi en una entrevista en abril pasado. «Hizo lo que quiso en la cárcel. Dirigió huelgas, envió mensajeros a los altos funcionarios de la autoridad penitenciaria, todo para garantizar mejores condiciones para los terroristas condenados.

Kobi dijo que también continuó su actividad terrorista desde prisión y encontró formas creativas de comunicarse con sus agentes. «Fue uno de los que desarrolló nuevos métodos de gestión y comunicación con los nuevos reclutas. Es muy astuto y logró engañar a sus carceleros».

Continuó su actividad terrorista desde prisión y encontró formas creativas de comunicarse con sus agentes

En 2017 fue elegido presidente del buró político de Hamás, como representante de la facción proiraní, que defendía estrechos vínculos con Irán y Hezbolá.

En una entrevista reciente, al-Arouri dijo: «Siento que he vivido demasiado y superado mi esperanza de vida. Alabo la muerte de un mártir».

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/medio-oriente-mundo/article/bkzc7lqut



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.