Tipos de armas usadas por Hezbollah en el conflicto en la arena norte

Desde el 8 de octubre hasta el momento de escribir este artículo, Hezbollah disparó más de 1.000 tipos diferentes de armas, incluidos cohetes, misiles antitanques, vehículos aéreos no tripulados [VAN], morteros y misiles antiaéreos.

Por Tal Beeri

Al menos un tercio de las armas disparadas cayeron en territorio libanés, poniendo en peligro a la población libanesa que vive en el sur del Líbano.

A continuación se ofrece una breve descripción de los distintos tipos de municiones utilizadas por Hezbollah hasta la fecha:

Cohetes Burkan:

El Burkan es un cohete con un alcance de hasta 10 km. El Burkan se destaca por su ojiva muy pesada, que puede contener entre 100 y 500 kg de explosivos, y causar una gran destrucción en un radio de 150 metros desde el punto de impacto.

El cohete Burkan puede ser lanzado desde pequeños camiones o desde una lanzadora terrestre. El precio de cada cohete oscila entre 300 y 400 dólares. Es un arma económica de gran efectividad. Estimamos que Hezbollah tiene hoy un arsenal de unos cuantos miles.


Arriba: el cohete Burkan

Cohetes Grad:

Hezbollah utiliza cohetes Grad con un alcance de hasta 45 km. El cohete Grad de 122 mm es capaz de transportar hasta 40 kg de explosivos. La simplicidad de su lanzamiento, su rápida operación, la versatilidad en el número de cohetes lanzados simultáneamente y la relativa precisión del cohete hacen del cohete Grad un arma común y eficaz.

Hezbollah dispone de un arsenal de decenas de miles de este tipo de cohetes. Estos cohetes tienen diferentes modelos y tipos de lanzadores (multicañones, monocañón, terrestres y montados en vehículos).

VAN (VAN suicidas):

En el conflicto actual, por primera vez, Hezbollah comenzó a utilizar vehículos aéreos no tripulados suicidas contra Israel. Estimamos que Hezbollah tiene más de 2.000 vehículos aéreos no tripulados (además de drones) de todo tipo (merodeadores, suicidas, de ataque, de recolección de inteligencia).

Los vehículos aéreos no tripulados también son de fabricación propia y suministrados por Irán a Hezbollah. Los modelos de producción propia se basan en los modelos iraníes.

A lo largo del conflicto, también vimos que Hezbollah operó vehículos aéreos no tripulados de recolección de inteligencia de fabricación china que se pueden pedir online (cuestan entre 3.000 y 3.500 dólares).

Hasta el momento, Hezbollah ha utilizado vehículos aéreos no tripulados suicidas Merced-1 de fabricación propia (basados ​​en el Ababil T iraní). Se trata de un VAN con un alcance de ataque de 120 km, una velocidad de aproximadamente 200 mph, una capacidad de carga hasta 40 kg de explosivos y una capacidad de vuelo con una altitud de hasta 3.000 metros.


Hacer clic en el link para ver el video: https://aurora-israel.co.il/tipos-de-armas-usadas-por-hezbollah-en-el-conflicto-en-la-arena-norte/

Morteros:

Hasta ahora, los operativos de Hezbollah han disparado proyectiles de mortero principalmente a corta distancia y utilizan principalmente morteros ligeros y medianos. La ventaja: el manejo rápido y relativamente sencillo:

Proyectiles de mortero ligeros: de hasta 60 mm de diámetro, utilizados para alcances de cientos de metros y hasta unos pocos kilómetros (2-3 km).

Proyectiles de mortero medianos: diámetro superior a 80 mm (80 / 81 / 120 mm) diseñados para un alcance de hasta unos 10 km.

Cabe señalar que Hezbollah también dispone de morteros pesados ​​(más de 160 mm) con un alcance de más de 10 km.

Misiles antitanque:

Además de los viejos y comunes lanzacohetes RPG, que son efectivos hasta alcances de 200 a 900 metros, Hezbollah también utiliza misiles de varios tipos y modelos, principalmente misiles de primera y segunda generación.

En los misiles de primera generación, el operador debe conservar el control del cohete, desde el momento en que se dispara el misil hasta el impacto, manteniendo la posición de la mira en relación con el objetivo, la ubicación del propio misil, monitoreando físicamente la ubicación del objetivo. En la segunda generación, el operador debe mantener el control de la posición de la mira en relación con el objetivo y rastrear físicamente la posición del objetivo. En la segunda generación, no es necesario controlar los rumbos del misil durante su vuelo.

Hezbollah utiliza varios tipos comunes de misiles de primera y segunda generación:

Sagger: hasta 3000 metros. Primera generación: guiado manual mediante un cable.

Fagot: hasta 2500 metros. Segunda generación: accionada por cable.

Metis: hasta 1000 metros. Segunda generación: guiado por cable (capacidad para lanzar desde espacios cerrados debido a la operación en dos etapas, el motor inicia su combustión después de que el misil ha sido lanzado mediante una puesta en marcha inicial).

Milán: hasta 3000 metros. Segunda generación: accionada por cable.

Kornet: hasta 5500 metros (mejorado a 8000 metros) Sistema de guía de conducción por rayo láser de segunda generación (inalámbrico).

Hasta el momento, no tenemos conocimiento de que Hezbollah haya utilizado misiles de tercera generación. Lo que significa «disparar y olvidar». Con este tipo de cohete, el operador cumple su deber cuando, al inicio del proceso de disparo, fija la mira en el objetivo y aprieta el gatillo de lanzamiento.

La hipótesis de trabajo es que los iraníes transfirieron misiles de tercera generación de fabricación iraní a Hezbollah. La industria de misiles antitanque de Irán es una industria desarrollada basada principalmente en retroingeniería (ingeniería inversa). La mayoría de los misiles mencionados anteriormente y los que no fueron mencionados (como el TOW estadounidense, por ejemplo, o el Spike israelí, que ataca a su objetivo desde arriba en lugar de desde un costado), son fabricados por los iraníes mediante ingeniería inversa.

En el conflicto actual, Hezbollah utiliza estos misiles para atacar vehículos ligeros, tanques, vehículos blindados de transporte de personal, posiciones e incluso dispositivos de comunicación y observación de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), todos los cuales están desplegados a lo largo de la frontera en puestos de avanzada, posiciones y bases.

Durante el conflicto actual, Hezbollah también utiliza misiles antitanques para atacar vehículos civiles, causando víctimas. Hezbollah también disparó misiles antitanques contra estructuras civiles en comunidades israelíes cercanas a la frontera. Debido a que los edificios estaban vacíos y fueron evacuados con antelación, no hubo víctimas pero sí grandes daños materiales en las viviendas.

Es importante señalar que recientemente hemos notado el cambio de táctica de Hezbollah, es decir, desde disparar misiles antitanques desde áreas abiertas a fuego antitanques desde dentro de las aldeas, cerca de las casas o incluso desde dentro de ellas. Cuando se informa que un edificio en una aldea libanesa cerca de la frontera fue atacado y alcanzado por las FDI, es muy probable que se haya disparado un misil antitanque desde esa estructura o que haya sido atacado durante el lanzamiento.


Misiles antiaéreos:

Desde el 8 de octubre, Hezbollah intenta interceptar vehículos aéreos no tripulados israelíes con misiles antiaéreos. Tenemos conocimiento de al menos seis incidentes en los que Hezbollah intentó interceptar vehículos aéreos no tripulados israelíes.

Es muy probable que los misiles utilizados por Hezbollah, al menos en algunos de los intentos de interceptación, fueran un misil electroóptico llamado 358. Es posible que incluso en un intento de interceptación, el misil impactara un VAN israelí pero no lograra derribarlo. El misil también es conocido como SA-67. Se trata de un misil tierra-aire iraní avanzado presentado por Irán en 2019. Su alcance es de hasta 100 kilómetros y está destinado principalmente a objetivos no rápidos como vehículos aéreos no tripulados o helicópteros.


Arriba: Misil 358 de Hezbollah, que fue disparado contra un vehículo aéreo no tripulado israelí y aterrizó en territorio libanés.

Cabe recordar que Hezbollah también cuenta con sistemas antiaéreos de varios tipos bien conocidos y veteranos como los misiles Strella de hombro (también llamados SA 7) de fabricación rusa o misiles Igla que se disparan colgados desde el hombro (también llamados SA 16 o SA 18, dependiendo de la versión del misil). También es posible que Hezbollah haya recibido misiles Stinger de fabricación estadounidense.

El 31 de octubre de 2019, Hezbollah disparó un misil antiaéreo contra un vehículo aéreo no tripulado de las FDI que llevaba a cabo una misión sobre la ciudad de Nabatieh en el sur del Líbano. El misil no alcanzó su objetivo y el VAN no fue impactado. El sitio web ruso Avia Pro informó que el proyectil era un misil antiaéreo ruso SA-8 y que dichos misiles llegaron a manos de Hezbollah desde Siria. Un sistema de misiles de este tipo se transporta en un vehículo militar diseñado para eso y también es denominado “Osa”.

Cabe señalar que es muy probable que Hezbollah también haya recibido sistemas de defensa aérea más avanzados, como el SA 17 y el SA 22, que también se transportan en vehículos (oruga/camión).

También es probable que estos misiles hayan sido reubicados desde la región de Bekaa, donde creemos que estaban estacionados, al sur del Líbano y colocados en lugares apropiados donde puedan ocultarlos debido a su tamaño relativo. Si efectivamente han sido trasladadas baterías de este tipo al sur del Líbano, desconocemos hasta el momento si han sido utilizadas.

 

Fuente: Alma Research and Education Center
Fuente: Aurora Digital
https://aurora-israel.co.il/tipos-de-armas-usadas-por-hezbollah-en-el-conflicto-en-la-arena-norte/



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.