Los hijos de altos funcionarios de Hamás viven una buena vida lejos de Gaza

Gaza ha sufrido durante mucho tiempo abandono y pobreza, mientras que los hijos de los altos dirigentes de Hamás disfrutan de una vida prodigada con fondos interminables embolsados ​​por sus padres corruptos.

Hussein, sobrino del alto funcionario de Hamás Mousa Mohammed Abu Marzouk, no podría estar más entusiasmado con el lanzamiento de una carrera automovilística que organizó en Malasia, a una distancia considerable de Gaza. Esta era su empresa personal, la oportunidad de mostrar su afición y su amor por los coches de lujo. Él personalmente conducía un Audi plateado flamante y reluciente.

Para que nadie acuse al sobrino del vicepresidente del buró político de Hamás de estar más interesado en el automovilismo que en la causa palestina, Hussein cubrió los coches con banderas palestinas y keffiyehs rojos.


Chicos fiesteros: hijos de funcionarios de Hamás en un hotel fuera de la Franja de Gaza
(Captura de pantalla)

«Queremos que la carrera recuerde a todos la causa palestina y al pueblo palestino», se apresuraron a afirmar fuentes cercanas a él. Hussein, por otro lado, se apuró a pisar el acelerador de su brillante y flamante auto deportivo.

El profundo amor de Hussein por los autos de lujo y las carreras significa que pasa mucho tiempo fuera de la Franja de Gaza, principalmente en hoteles en Catar y Malasia. No es casualidad que el hijo de la hermana de Musa Abu Marzouk se beneficie tanto de la enorme riqueza de su tío; Altos funcionarios de Hamás han creado un sistema para promocionar a sus sobrinos como una forma más de distribuir sus activos y botín para que no todos estén registrados a su nombre.

Abu Marzouk, vicepresidente del buró político de Hamás, vive con su familia en Catar.

Había vivido en Estados Unidos durante 14 años y fue arrestado por cargos de terrorismo en 1994 y extraditado dos años después. Se mudó a Jordania, luego a Siria y, en 2012, a El Cairo. A pesar de su arresto, mantuvo su enorme riqueza, que el periódico alemán Bild valora en más de 2 mil millones de dólares. Otras fuentes creen que esta cifra se ha disparado ahora a más de 3 mil millones de dólares.

Unos días después de la masacre del 7 de octubre, el hermano de Abu Marzouk, Yusuf, murió en un ataque en Rafah. Pero a medida que aumentaba la presión que sentían tan duramente los habitantes de Gaza, los líderes de Hamás y sus hijos continuaron viviendo la buena vida.

Abu Marzouk tiene cinco hijos y una hija. Umar, un médico que vive en Catar, Billal, un restaurador de Catar, Tarek, un hombre de negocios, y Mohammed, que vive en Turquía y en Estados Unidos, son su hijo Annas y su hija Ruba.


La maleta con dinero incautada en Gaza en casa de un alto funcionario de Hamás
(FDI)

Hace dos años, la periodista libanesa Maria Maalouf reveló que Abu Marzouk había comprado una opulenta villa para sus hijos en Malasia. “El líder más destacado de Hamás, Mousa Abu Marzouk, vicepresidente del buró político de Hamás, acaba de comprar una casa de lujo en Malasia. Este es el hombre que está robando y saqueando mientras el mundo nos observa liberando Jerusalem y atacando a Arabia Saudita y los Emiratos”, describió.

Esta no fue la única crítica al estilo de vida familiar de Abu Marzouk, tan alejado de Gaza como Khan Younis de Malasia. Cuando otro de los hijos de Abu Marzouk, Tarek, subió una historia burlándose de los funcionarios Cataríes después de que se negaron a permitirle entrar a las oficinas gubernamentales en pantalones cortos, un activista de Gaza respondió: “Nos está contando una historia divertida sobre algo que le sucedió en Catar, donde los dirigentes se establecieron hace años para llevar a cabo una Jihad y liberar a Palestina de sus diversos hoteles. El vídeo simplemente muestra su indiferencia hacia nuestro sufrimiento y nuestras terribles condiciones de vida aquí en Gaza, mientras él y sus amigos disfrutan de una vida lujosa a nuestra costa”.

Se estima que hay 1.200 millonarios en Gaza. Los miembros de alto rango de Hamás, sus hijos y parientes (sobrinos, primos, amigos y conocidos) tienen mucho dinero. Poseen propiedades que se acercan al tamaño y valor de los palacios, así como dinero en efectivo que les permite comprar coches de carreras y otros lujos.

Su buena vida, en marcado contraste con la de los habitantes de Gaza, es un secreto a voces. Durante años, fuentes de inteligencia han informado que los líderes de Hamás y sus familias han estado disfrutando de sus voluminosas cuentas bancarias. Durante el curso de esta guerra, las FDI han expuesto cuán alejados estaban los líderes de los residentes de Gaza.

Durante años, fuentes de inteligencia han informado que los líderes de Hamás y sus familias han estado disfrutando de sus voluminosas cuentas bancarias

Las tropas que operan en Gaza encontraron recientemente dos maletas que contenían cinco millones de shekels en efectivo en la casa de un líder de Hamás en Jabaliya. Se trata de una suma enorme, equivalente a todo el dinero incautado en la Franja de Gaza durante todo el primer mes de la guerra. Había montones y montones de fajos de billetes de colores, principalmente séqueles israelíes. Las FDI no identificaron al líder de Hamás en cuya casa se encontraron las maletas, pero en otros casos, los billetes han apuntado a una cartera muy particular.

Las FDI han expuesto además recibos y documentos que atestiguan la compra de joyas caras valoradas en miles de dólares. El cliente era Mu’ad, uno de los 13 hijos de Ismail Haniyeh, presidente del buró político de Hamás, quien se estima es el más rico entre los altos cargos del grupo.

Mu’ad y su hermano, Abed a-Salem, son vistos a menudo en hoteles de cinco estrellas en Doha y Estambul. A Mu’ad le gusta especialmente la dolce vita, como lo demuestran las joyas que compró en tiendas de Gaza y Catar.


Ismail Haniyeh y otros altos funcionarios de Hamás en su avión privado
(Captura de pantalla)

Los recibos incautados fueron inspeccionados por la inteligencia militar. La cantidad de un solo recibo equivalía a casi dos años de salario para el ciudadano medio de Gaza.

Haniyeh Jr., cuya firma aparece en los recibos, pasa mucho tiempo volando entre Gaza y Turquía, lo que puede hacer fácilmente con su pasaporte turco, otro beneficio que le fue concedido y del que disfruta el hijo de un padre prominente.

Comprar joyas es sólo una de sus aficiones. El otro es invertir en bienes raíces. Ha invertido en casas y edificios en Turquía, y también posee varios apartamentos, villas y edificios completos de alta gama en varias zonas de la Franja de Gaza, aunque recientemente han sufrido una transformación gracias a la ofensiva de las FDI. Según informes, tres de las casas de Haniyeh en Gaza fueron bombardeadas.

Según informes, tres de las casas de Haniyeh en Gaza fueron bombardeadas

El periódico saudita Elaph publicó un artículo poco halagador sobre él bajo el título “Mu’ad Haniyeh – Una vida de extravagancia, alcohol y mujeres”. Este informe mordaz no parece haberle molestado mucho, ni le ha impulsado a cambiar ninguna de sus costumbres.


Recibo de miles de dólares en joyas compradas por Mu’ad Haniyeh
(FDI)

Los hijos de Haniyeh son ampliamente considerados como gente borracha y fiestera, invariablemente se les ve pasando un buen rato en clubes ostentosos con mujeres que no son sus esposas. Esto contrasta marcadamente con la agenda conservadora y tradicional que Haniyeh intenta presentar al mundo como líder de una organización islamista.

Según una “fuente palestina bien informada”, los hermanos Haniyeh también tienen generadores de energía que les dan gratis y que venden a los habitantes de Gaza.

Obtuvieron su visión para los negocios de su padre, que vive en hoteles en Catar y Turquía y vuela en jets privados entre Teherán, Estambul, Moscú y El Cairo. Bild estima su riqueza personal en 2.500 millones de dólares y la Embajada de Israel en Washington en 3.200 millones de dólares. Otras estimaciones superan los 4.000 millones de dólares.

Registra sus activos a nombre de los hijos de su hermana, cuya empresa posee más de 13 edificios y apartamentos, así como terrenos en Gaza, algunos valorados en 4 millones de dólares, así como zonas enteras en el centro de la Franja.

Los informes palestinos afirman que Haniyeh también posee una empresa de tecnología y productos eléctricos, una joyería, alquileres vacacionales, una planta de producción de hormigón, canteras de roca e incluso tramos de la costa de la Franja de Gaza.

Pero de todos los nepo-bebés de Hamás, el verdadero fiestero es Muhammed, hijo de Ghazi Hamad, miembro del buró político de Hamás que vive en Catar desde agosto pasado. Hamad es considerado pragmático y sirvió como mediador de Hamás para el acuerdo de Gilad Shalit.

No hay una estimación exacta de su patrimonio neto, pero ciertamente no se reprime cuando se trata de mimarse a sí mismo y a sus hijos con un estilo de vida excesivo. Su hijo, Mohammed, siempre ha sido un chico alegre. Para su vigésimo cumpleaños, organizó un gran espectáculo en Doha con invitados, mucha comida y bebida, mientras la música y el baile proporcionaban entretenimiento.

De todos los nepo-bebés de Hamás, el verdadero fiestero es Muhammed, hijo de Ghazi Hamad, miembro del buró político de Hamás que vive en Catar desde agosto pasado

Es muy activo en su cuenta de Instagram, donde sus seguidores pueden seguir sus viajes por el mundo, sus meticulosos estilos de moda, incluidos trajes y corbatas de alta gama, así como su pasatiempo favorito: montar a caballo.


Mu’ad y su hermano, Abed a-Salem, son vistos a menudo en hoteles de cinco estrellas en Doha y Estambu
(Shutterstock)

Muhammed se asegura de mimar a sus amigos con el dinero de su familia. Los lleva en avión a Sharm El-Sheikh en el Sinaí, los aloja en hoteles de cinco estrellas y cubre todos sus gastos de entretenimiento en la vecina Dahab.

“Ghazi Hamad se desempeña como ministro de Bienestar Social en el gobierno de Hamás en Gaza. En consecuencia, su hijo está gastando el dinero de los pobres de Gaza para que sus amigos disfruten de excesos y extravagancias”, se enfureció un analista político de Gaza, Hussein Jamal. Luego dirigió su ira contra Yahya Sinwar, quien hace la vista gorda ante los estilos de vida excesivamente indulgentes de los hijos de los líderes de su grupo. “¿Sinwar, como siempre, blanqueará la cuenta de Instagram del hijo de Ghazi con una comisión de investigación falsa o este tipo de corrupción seguirá siendo un secreto?”

Khaled Mashal, quien fue jefe de la oficina política de Hamás durante 21 años y fue uno de sus fundadores, tampoco recibe nunca esas preocupantes llamadas del banco. Al igual que Haniyeh, vive principalmente en Catar y, a veces, en Estambul. Bild informa que cuando abandonó Siria, donde había vivido durante un período prolongado, se llevó consigo 1.500 millones de dólares de la oficina de Hamás en Damasco. Israel estima su patrimonio neto entre 4.000 y 5.000 millones de dólares.

Mashal tiene tres hijas y cuatro hijos. Se le conoce como Abu El Walid, en honor a su hijo mayor, Walid, un hombre de negocios que estudió química, pero que parece disfrutar más de la fortuna familiar que del laboratorio. Las hijas de Mashal también han hecho carrera: Fatma es ingeniera informática; Hiba es gerente de sistemas de información; y Nur es dentista. Los otros hijos son Omar, Billal y Yahya, un estudiante de 12º grado que se dice que es el más parecido a su padre.


Los hermanos Haniyeh obtuvieron su visión para los negocios de su padre, que vive en hoteles en Catar y Turquía
(Shutterstock)

El mencionado Walid se casó hace 13 años en un lujoso lugar de Damasco. Llegaron cientos de invitados, incluidos ricos y poderosos del Líbano, Siria, Jordania, Cisjordania y Catar. Entre los invitados se encontraba el jeque egipcio Yusuf al-Qaradawi, un destacado erudito musulmán conocido por su apoyo a los ataques terroristas contra objetivos judíos e israelíes. Aunque la boda fue elaborada y grandiosa, la familia Mashal se disculpó por la boda “modesta” tan cerca de la muerte del padre de Mashal.

Lo compensaron siete años después, cuando su hijo, Billal, se casó en una gran ceremonia a la que asistieron todos los dirigentes de Hamás y arreglos florales cortesía de la delegación enviada por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas. La boda, en un costoso hotel de Doha, contó con una estricta seguridad que vigilaba a todos los invitados importantes a la boda que también se hospedaron en el hotel. Hamás pagó la cuenta.

En 2007, la esposa de Mashal dijo a un periódico jordano que le gustaría ver a sus hijos seguir los pasos de su padre. “Animo a mis hijos e hijas a ser como su padre. Es una inspiración tanto para mí como para ellos. Es una responsabilidad grande y agotadora, pero es un deber nacional y Sha’aria, para nosotros como musulmanes y especialmente como palestinos”. El deseo de la señora Mashal no se hizo realidad. Ninguno de los hijos de la familia está involucrado en los asuntos palestinos y prefieren simplemente disfrutar de su riqueza.

Esta doble vida está a la vista. Hace dos años, cuando Mashal llamó a una intifada en Cisjordania, el clérigo jordano Dr. Wassim Youssef preguntó en Twitter: “¿Regresarás de Doha? ¿Participarán usted y su familia?.

Los niños ricos de Hamás no han abandonado Gaza de repente. Hace dos años, el periodista egipcio Ali Rajab escribió: “En los últimos meses, muchos de los hijos de los líderes de Hamás y de la Jihad Islámica han abandonado la Franja de Gaza”. Detalló cómo el líder de Hamás, Salah al-Bardawil, partió hacia Catar con su familia, seguido por el portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, y el asesor de Ismail Haniyeh, Taher al-Nono. Dos altos funcionarios de la Jihad Islámica también trasladaron a sus familias y sus fortunas: el jeque Nafez Azzam se trasladó al Líbano y Mohammed al-Hanidi a Turquía. «Al mismo tiempo, la tasa de desempleo en la Franja de Gaza alcanzó el 75% y la tasa de pobreza fue del 60% según la Oficina de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en los territorios palestinos», dijo Rajab.

Mientras los altos funcionarios de Hamás llevan vidas de lujo en El Líbano o en Turquía, la tasa de desempleo en la Franja de Gaza alcanzó el 75% y la tasa de pobreza llegó al 60%

Añadió que, aunque la disminución de la financiación internacional en 2019 y la reducción parcial de las subvenciones financieras a las instituciones gubernamentales y autoridades de los territorios palestinos fueron un factor motivador importante, “hay otro factor. Hamás le está dando la espalda a la Franja de Gaza y, por definición, le está dando la espalda al sufrimiento en Gaza”.

El 7 de octubre, después de que los terroristas de Hamás asesinaran, violaran, secuestraran y saquearan dentro del territorio israelí, los altos funcionarios de Hamás Ismail Haniyeh, Khalil al-Hayeh, Khaled Meshal y Saleh al-Arouri se postraron en su bien documentada oración de acción de gracias. No rezaron en Gaza, sino en Catar, que se ha convertido en un bastión de Hamás gestionado, organizado y financiado desde Doha, a miles de kilómetros de Gaza.


Los funcionarios de Hamás Mousa Abu Marzook y Khaled Mashal
(AFP)

Esta desconexión de la población y esta gran distancia parecen tener muy poco impacto en el liderazgo de Hamás. Una semana después de que comenzara la guerra, Ismail Haniyeh dijo que “Israel cree que su brutalidad y guerra psicológica harán que los habitantes de Gaza se vayan y emigren, abandonando la tierra de Gaza. Ninguna posibilidad. El pueblo de Gaza está arraigado en su tierra. No se irán. No emigrarán”.

Esta es una retórica firme, pero en las redes sociales se está montando una campaña contra los líderes de Hamás que, junto con sus hijos, están viviendo una vida de abundancia.

¿De dónde vienen los miles de millones? El dinero nunca ha sido el problema de Hamás. Hace cinco años, el alcance de las inversiones de Hamás se estimó en más de 700 millones de dólares. El movimiento recauda parte de esto a través de los impuestos que aplica a productos alimenticios como la carne y las aves, así como al cemento, el petróleo, el gas y el equipo médico. Los extensos túneles terroristas también se utilizan para el contrabando de mercancías, lo que sirve a Hamás como fuente de ingresos.

El dinero nunca ha sido el problema de Hamás. Hace cinco años, el alcance de las inversiones de Hamás se estimó en más de 700 millones de dólares

El New York Times publicó la semana pasada un informe de investigación exhaustivo, explicando que el Mossad había recopilado información sobre enormes activos que Hamás está ocultando. El artículo afirma que, hace cinco años, la inteligencia israelí confiscó documentos que atestiguaban activos por valor de cientos de millones de dólares, incluidos rascacielos en los Emiratos y empresas inmobiliarias que cotizaban en la bolsa de valores turca. La información fue enviada al gobierno de Netanyahu, pero no se hizo nada.

«Altos funcionarios de Hamás tienen millones en activos gracias al comercio a través de los túneles», dice el ex portavoz de Fatah, Ahmed Assaf. “Hamás quiere obtener miles de millones de dólares con el pretexto de financiar la rehabilitación de la Franja de Gaza. Pero el objetivo principal es confiar la tarea de rehabilitación a las empresas propiedad de los altos funcionarios del movimiento».

Desde el mismo momento en que Hamás llegó al poder en 2007, el movimiento buscó el control del dinero de los habitantes de Gaza. Esto incluye impuestos exorbitantes y control de efectivo y activos. Las tierras y los bienes públicos se convirtieron en propiedad privada de empleados gubernamentales identificados con el gobierno de Hamás.

Nitsana Darshan-Leitner, autora de “Harpoon: Inside the Covert War Against Terrorism’s Money Masters”, dice que llegar al origen del dinero debería ser parte de la guerra contra el terrorismo. «Hay muchos ejemplos de cómo los líderes se han embolsado dinero transferido por países, donando para el bienestar de los residentes y la construcción de diversas autoridades, etc.» ella dice.

Llegar al origen del dinero debería ser parte de la guerra contra el terrorismo

“En 2006, cuando era primer ministro en Gaza, Ismail Haniyeh fue a recaudar fondos en Irán después de que demandamos a los bancos que apoyaban a Hamás. Ahora, ningún banco abrirá cuentas para Hamás, transferirá dinero a ellas ni operará dentro de Gaza por temor a ser demandado por apoyar a una organización terrorista; por lo tanto, no existe un sistema bancario en Gaza. Entonces, Haniyeh se vio obligada a traer dinero en efectivo. Recaudó 40 millones de dólares de Irán, los metió en maletas y abordó un vuelo de Teherán a Sudán. En Sudán, cargó las maletas en un camión, viajó a Rafiah y de allí a Gaza. Israel controlaba la frontera en ese momento y la unidad Harpoon del Mossad envió un mensaje inequívoco a las FDI para que no permitieran que Haniyeh ingresara a Gaza con el dinero. Las FDI no le dejaron entrar, pero la Liga Árabe resolvió el problema abriendo una cuenta bancaria egipcia y depositando el dinero en Egipto. Y eso es lo que pasó, pero no antes de que Haniyeh se embolsara cinco millones de dólares.

Mientras los hijos adultos de los líderes de Hamás corren por el mundo árabe con tarjetas de crédito ilimitadas, la próxima generación de niños ricos de Hamás crece en la Franja de Gaza.

El historiador Guy Aviad, que ha investigado a Hamás y es autor de “The Hamas Lexicon”, dice que el punto de inflexión fue el acuerdo de Shalit de 2011, cuando Israel liberó a 1.027 prisioneros palestinos para liberar a un soldado de las FDI mantenido cautivo durante cinco años. Docenas de prisioneros liberados de Hamás que regresaron a la Franja de Gaza se casaron y tuvieron hijos, creando un “Baby Boom” de Hamás. Algunos de estos agentes alcanzaron altos cargos en Hamás, incluido Yahya Sinwar. Inmediatamente después de salir de la cárcel en Israel a los 49 años, se casó con Samer Abu-Zamr, de 31 años.

Mientras los hijos adultos de los líderes de Hamás corren por el mundo árabe con tarjetas de crédito ilimitadas, la próxima generación de niños ricos de Hamás crece en la Franja de Gaza

Fueron bodas enormes y magníficas. Hamás los convirtió en “Homenajes a los héroes”. ¿Se han enriquecido desde entonces estos ex prisioneros? Si hablamos de “sólo” sus cheques de pago, no estoy tan seguro. Los agentes de Hamás reciben salarios o subvenciones mensuales de acuerdo con una variedad de criterios políticos o militares.

“Hay muy poca información sobre los salarios de Hamás, especialmente del ala militar. Sin embargo, podemos suponer que, dado que el ala militar es, a todos los efectos, un ejército con un cuartel general y una jerarquía de rango clara, existe una escala salarial”, explica Aviad. “A finales de la década de 2010, Hamás tenía un departamento económico con sede principalmente en Turquía, encabezado por Zaher Jabarin.

Jabarin fue liberado como parte del acuerdo de Shalit y estuvo entre los fundadores del ala militar de Hamas en el norte de Cisjordania en la década de 1990. El cambista Hamad al-Khodari, asesinado por Israel en mayo de 2019, sirvió como conducto para el flujo de dinero dentro y fuera de la Franja de Gaza”.

¿Tiene que ser dinero real? ¿O también pueden ser cosas que valgan dinero?

“Hamás cuidaría de su pueblo entre rondas de combates, proporcionándoles viviendas alternativas. Cabe mencionar una serie de proyectos de vivienda construidos en los últimos años: la ciudad de Hamad, al sur de Khan Younis; el barrio emiratí de Khan Younis; el barrio turco de Tika en Juhor ad-Dik; y el barrio Sheikh Zayed en la parte norte de la Franja. Algunos activistas recibieron apartamentos nuevos. Sheikh Zayed ha sido completamente destruido en las actuales operaciones terrestres”.

Los activistas palestinos y de Gaza seguirán vigilando a la próxima generación de Hamás, vigilando y comprobando si siguen los pasos derrochadores de Meshal, Haniyeh y tantos otros.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/medio-oriente-mundo/article/sj0ggpbot



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.