El segundo líder de Hamás, Saleh al-Arouri, muere en un presunto ataque con drones israelíes en Beirut

El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, expresó su indignación por el asesinato y afirmó que «el asesinato de Arouri y sus hermanos por parte de la ocupación es un completo acto terrorista».

Por Yonah Jeremy Bob y Tzvi Joffre


Un líder de Hamás, Saleh Arouri, habla durante una ceremonia de firma del acuerdo de reconciliación en El Cairo, Egipto, el 12 de octubre de 2017. (Foto: Amr Abdallah Dalsh/Reuters)

El segundo líder de Hamás fuera de Gaza, Saleh al-Arouri, murió junto con al menos otras cinco personas en un presunto ataque con drones israelíes en los suburbios del sur de Beirut, confirmó Hamás el martes por la noche.

Israel estaba en alerta máxima no sólo por una respuesta potencialmente más extrema de Hamás, sino también de Hezbolá, confirmó The Jerusalem Post a partir de múltiples fuentes.

Un funcionario de defensa estadounidense anónimo también confirmó al Washington Post que Israel mató a al-Arouri.

La muerte de Arouri se produjo en un momento crítico en el que Israel ha estado tratando de convencer a Hamas de que cierre otro acuerdo de liberación de rehenes a cambio de un segundo alto al fuego temporal, pero fue en vano.

Hamás podría retirarse de las negociaciones

Según se informa, Hamás podría retirarse de las negociaciones durante algún tiempo, aunque el objetivo a largo plazo del ataque podría haber sido presionar a los líderes del grupo terrorista para que acepten ofertas que han rechazado en las últimas semanas.


Gente en un edificio dañado tras una explosión en el barrio de Dahiyeh, Líbano, en Beirut, el 2 de enero de 2024. (Foto: REUTERS/MOHAMED AZAKIR)

Arouri no sólo fue visto como uno de los planificadores maestros de la masacre de Hamás del 7 de octubre en el sur de Israel, sino que también fue uno de los principales enlaces de Hamás con Líbano e Irán.

En abril de 2023, Esmail Ghaani, comandante de la Fuerza Quds del IRGC, se reunió con el líder de Hamás, Ismail Haniyeh, y con al-Arouri en Damasco.

Luego, una delegación de Hamás encabezada por Haniyeh fue a Teherán en junio, en la que también estaba Arouri, y se reunió con el presidente iraní, Ebrahim Raisi, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Akbar Ahmadian, y el comandante del IRGC, Hossein Salami.

Además, a Arouri se le atribuyó el mérito de haber dado la orden de organizar una importante operación terrorista en 2014 que condujo al secuestro y asesinato de tres adolescentes – un ataque terrorista que finalmente condujo al conflicto de Gaza en 2014.

Desde entonces, ha seguido dirigiendo importantes ataques terroristas contra Israel desde Cisjordania, a pesar de haber estado durante mucho tiempo en la mira del Estado judío.

Según los informes, el ataque tuvo como objetivo una oficina de Hamás en Mushrifiyah, en los suburbios del sur de la capital del Líbano.

Según se supo, en la zona fueron atacados tanto un apartamento como un vehículo. El ataque fue realizado por dos drones, según medios libaneses. Después del ataque, se avistaron aviones de combate israelíes sobre Beirut y Khalde, junto con otras zonas del Líbano.

Azzam al-Aqra y Samir Fendi, dos comandantes de las Brigadas al-Qassam de Hamás, también murieron en el ataque.

A principios de este año, Shin Bet dijo que Aqra estaba involucrado en los esfuerzos de Hamás para entrenar y reclutar terroristas en Cisjordania.

Fendi sirvió como enlace entre Hamás y los hutíes y al-Aqra, según el Centro de Información sobre Terrorismo e Inteligencia Meir Amit.

Israel no había asumido oficialmente la responsabilidad del ataque hasta el martes por la noche, aunque varios funcionarios del gobierno, incluido el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, hicieron publicaciones en las redes sociales saludando la muerte de Arouri.

La Asociación de Educación Estados Unidos-Israel (USIEA por sus siglas en inglés) manifestó su apoyo al asesinato. “La USIEA apoya los esfuerzos de Israel al eliminar hoy a Saleh al-Arouri y otros altos líderes de Hamás en Beirut. Con Arouri y otros a la cabeza, Hamás ha cometido atrocidades irrevocables contra Israel y el pueblo judío que no pueden quedar impunes. Esto sienta un enorme precedente para los terroristas que desean participar en actos atroces contra el Estado judío – habrá consecuencias por sus viles acciones», dice el comunicado.

«En este momento, Israel se está preparando para una respuesta de Hezbolá que podría abrir completamente el frente norte, y debería estar preparado para ataques de represalia.

«Estos líderes escondidos en Líbano muestran hasta dónde se extienden los tentáculos de la influencia de Irán y las medidas necesarias para poner fin a su reinado de terror en Medio Oriente.»

Unas horas después del asesinato, el portavoz de las FDI, Daniel Hagari, declaró: «Las FDI se encuentran en un nivel muy alto de preparación en todos los frentes. Ya sea en ataque o defensa, estamos en alerta máxima ante cualquier escenario. Lo más importante para decir esta noche es que estamos concentrados y hemos permanecido concentrados en luchar contra Hamás».

En respuesta a una pregunta sobre el asesinato, Hagari enfatizó que no abordaría los informes y agregó: «Estamos concentrados en luchar contra Hamás».

El parlamentario de Hezbolá, Hussein Jishi, advirtió después del ataque que «Hezbolá responderá al asesinato y esto está resuelto», en comentarios a Al-Araby al-Jadeed.

Incluso antes de la guerra, el secretario general de Hezbolá, Hassan Nasrallah, advirtió durante una entrevista en agosto que cualquier asesinato israelí en territorio libanés «conduciría a una fuerte reacción».

«No se puede tolerar y no permitiremos que Líbano abra el territorio para asesinatos. No aceptaremos cambiar las reglas de enfrentamiento que existen desde 2006, y los israelíes deben entender bien este asunto», dijo Nasrallah en ese momento.

Sin embargo, eso fue en una era anterior al 7 de octubre, antes de que las FDI comenzaran a atacar libremente a los terroristas de Hezbolá en alrededor de media docena de aldeas en todo el sur del Líbano y antes de que el grupo terrorista viera a las FDI arrasar el norte de Gaza.

Las facciones palestinas en Cisjordania declararon un día de ira para el miércoles en respuesta al asesinato.

El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, expresó su indignación por el asesinato y afirmó que «el asesinato de Arouri y sus hermanos por parte de la ocupación es un completo acto terrorista, una violación de la soberanía de Líbano y una ampliación del círculo de su agresión. La ocupación nazi es responsable de esta agresión, y no logrará quebrar la voluntad de firmeza y resistencia entre nuestro pueblo y su valiente resistencia».

Izzat al-Rishq, miembro del buró político de Hamás, declaró después del ataque del martes que «los cobardes asesinatos llevados a cabo por la ocupación sionista contra los líderes y símbolos de nuestro pueblo palestino dentro y fuera de Palestina no lograrán quebrar la voluntad y firmeza de nuestro pueblo, o socavar la continuación de su valiente resistencia, y demuestran una vez más el abyecto fracaso de este enemigo a la hora de lograr cualquiera de sus objetivos agresivos en la Franja de Gaza».

El movimiento terrorista Yihad Islámica Palestina respondió al ataque el martes por la tarde afirmando que «el asesinato de Al-Arouri y sus compañeros es un intento del enemigo sionista de ampliar el alcance del conflicto y arrastrar a toda la región a la guerra para escapar el fracaso del campo militar en la Franja de Gaza y el estancamiento político que está experimentando el gobierno de la entidad, tras no haber logrado, después de 90 días de guerra bárbara y una guerra de exterminio, imponer sus condiciones a nuestro pueblo. De hecho, las fuerzas de resistencia tenían la ventaja política y militar».

«Afirmamos que este crimen no quedará impune y que la resistencia continuará hasta que se derrote la ocupación», añadió la Yihad Islámica Palestina.

El primer ministro interino libanés, Mikati, expresó su indignación por el ataque y afirmó que «la explosión es un crimen israelí que definitivamente apunta a llevar al Líbano a una nueva fase de enfrentamientos después de los continuos ataques diarios en el sur».

El Ministerio de Asuntos Exteriores libanés anunció que se disponía a presentar una denuncia ante las Naciones Unidas sobre el asesinato.

El ataque se produjo pocas horas antes del cuarto aniversario del asesinato por parte de Estados Unidos, con aspectos de asistencia israelí, del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), Qasem Soleimani, y de Abu Mahdi al-Muhandis, jefe de las Fuerzas de Movilización Popular respaldadas por Irán, en Bagdad en enero de 2020.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/breaking-news/article-780474?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.