El ejército iraní cubre los cielos de Medio Oriente con sus UAV’s asesinos

Análisis. Los vehículos aéreos no tripulados pasan a ser una herramienta central en la guerra contra Israel, después de años de que Irán construyera un enorme arsenal y lo distribuyera a sus aliados en toda la región, de los hutíes a de Hezbolá.

Los vehículos aéreos no tripulados (UAV) se convirtieron en una herramienta de guerra cada vez más importante en todo el mundo en los últimos años, y una expresión dramática de su importancia está llegando a la guerra en Gaza.

Allí, y fuera de las fronteras del enclave, estos pequeños aviones que pueden hasta asesinar son utilizados por Irán, sus aliados y Hamás -y también Israel- en la lucha de todos los ámbitos.


De un documento publicado por los hutíes sobre el lanzamiento de un ataque contra Israel, a principios de noviembre.
(Captura de pantalla)

Hamás utilizó vehículos aéreos no tripulados en su ataque sorpresa del 7 de octubre; las milicias proiraníes lo hacen para atacar bases estadounidenses en Irak y Siria, -y también los enviaron a ataques en los Altos del Golán-; los hutíes ya lanzaron varios misiles a Eilat y atacan a barcos mercantes en el Mar Rojo; El propio Irán lanzó recientemente un vehículo aéreo no tripulado que atacó un barco frente a la costa de la India; y Hezbolá hace un uso extensivo de UAV’s en la frontera libanesa para atacar a las FDI y espiarlas.

Tanto Hezbolá como los hutíes y las milicias de Irak y Siria reciben armas de Irán, por lo que se puede suponer que al menos algunos de los vehículos aéreos no tripulados del enorme arsenal que la República Islámica desarrolló a lo largo de los años lleguen a sus sucursales en todo Oriente Medio.

El uso de estos UAV con fines de ataque a objetivos israelíes y de EE.UU. en la región no es nuevo, por supuesto, y en los últimos años se reportaron más de una vez hechos similares contra barcos isr

Una de las principales ventajas para Irán y sus aliados en el uso de vehículos aéreos no tripulados es su costo bajo en relación con su capacidad de causar daños y las advertencias del «ejército de UAV’s» de Teherán lleva mucho tiempo dando vuelta entre los altos mandos de seguridad.


Un UAV iraní del modelo «Mohajar 10» que fue presentado en agosto del año pasado.
(EPA)

Por ejemplo, el ex primer ministro Naftali Bennett advirtió en su discurso ante la Asamblea de la ONU hace aproximadamente un año y medio que Teherán planea «cubrir los cielos de Medio Oriente» con vehículos aéreos no tripulados y que «protegerse contra los drones cuesta mucho dinero».

Además, estos vehículos aéreos no tripulados son de diversos tipos, tamaños y pueden ser de corto y de largo alcance. Algunos se utilizan para espionaje, mientras que otros llevan ojivas y se catalogan como «suicidas». Los hutíes en Yemen, por ejemplo, además de utilizar los que explotan hacen uso de los que están destinados a fines de «reconocimiento» y sirven, entre otras cosas, para espiar a barcos en el Mar Rojo, a los que atacan repetidamente en un intento de imponer un bloqueo naval a Israel y presionar al mundo.

Una de las herramientas de espionaje de los hutíes, según un informe de «Al-Jazeera», es un vehículo aéreo no tripulado llamado «Al-Hodhud». Mide 150 cm de largo, su envergadura es de 190 cm y, según el informe, permanece en el aire hasta una hora y media y vuela hasta 30 km.

Otro dron espía en posesión de los hutíes es el «Raqib». Su longitud es de 100 cm, su envergadura es de 140 cm, puede permanecer en el aire durante una hora y media y alcanzar una distancia de sólo unos 15 km.


Un agujero en la cubierta de un petrolero que fue atacado por un dron iraní frente a las costas de la India el mes pasado.
(Reuters)

La red saudita «A-Shark» informó sobre otro tipo de «dron de reconocimiento» que utilizan los hutíes, llamado «Rasad». Este, mide 100 cm de largo, su envergadura es de 220 cm y puede volar hasta 35 km y permanecer en el aire durante dos horas.

Un cuarto dron espía que tienen los rebeldes en Yemen es el «Smad 1», y se afirma que puede transmitir imágenes en directo y volar hasta 500 km.

Los hutíes también utilizan UAV’s con fines terroristas, y entre herramientas de ataque se encuentra el «Kasaf 1» que, según el medio catarí, mide 250 cm de largo, tiene una envergadura de 300 cm y es capaz de alcanzar un alcance de 150 kms y permanece en el aire durante dos horas. Su ojiva, según el informe, pesa 30 kg. Otro es el «Casaf K2»: su longitud es de 250 cm, su envergadura es de 300 cm y puede vuela más de 150 km con una ojiva de 30 kilos.

Otros vehículos aéreos no tripulados en posesión de los hutíes son el «Smad 2» y el «Smad 3»: según los informes, pueden volar distancias grandes, de 1.500 a 1.700 km, y tienen una ojiva que pesa 50 kg. En 2018 se informó sobre estos porque los hutíes utilizaron por primera vez «Smad 3» para atacar un aeropuerto en Abu Dhabi, pero los Emiratos Árabes Unidos lo negaron.


Un UAV hutí del modelo «Waid» que, según se afirma, alcanza una autonomía de hasta 2.500 km.
(Ynet)

Según «Al-Jazeera», los hutíes también disponen de un dron suicida llamado «Waid», que alcanza los de 2.500 kilómetros de distancia. Mide 3,5 metros de largo, tiene una envergadura de 2,5 metros y una ojiva que pesa entre 30 y 55 kg. Según los informes, es ineficaz para atacar objetivos en movimiento.

Cabe señalar que los hutíes no revelaron qué modelos de vehículos aéreos no tripulados utilizaron en los diversos ataques suyos en la guerra contra Eilat, ataques que también incluyeron misiles de crucero y fueron interceptados.

Espionaje y ataque: Hezbolá también desarrolla drones

En manos de Hezbolá también se encuentran vehículos aéreos no tripulados de diversos tamaños, incluidos los utilizados para espionaje o ataque.

En las últimas semanas, los UAV’s explosivos de Hezbolá lograron de vez en cuando penetrar los sistemas de defensa aérea de Israel, y en al menos un caso este ataque terminó en la muerte de un reservista en la frontera .

Según publicaciones de los medios árabes, entre los vehículos aéreos no tripulados en posesión de Hezbolá se encuentran «Ayoub» y «Marsad», de producción local y utilizados en la mayoría de los casos para espionaje, pero que pueden estar armados.

 

Un UAV «Rasd» que los hutíes exhibieron en un desfile militar el año pasado.
(Captura de pantalla)

Desde 2006, el grupo terrorista libanés desarrolló su arsenal de vehículos aéreos no tripulados y se informó que pueden realizar misiones de espionaje a distancias de hasta 400 Km. Uno de los casos más notables de los últimos años fue cuando Hezbolá lanzó en 2022 tres drones desarmados para espiar la plataforma Shark. Luego fueron interceptados por la Marina.

La «Resistencia Islámica», organización que agrupa a las milicias proiraníes que operan en Irak y Siria, también recibió varios reconocimientos de responsabilidad por ataques con drones contra Israel: el lunes aceptó la responsabilidad del lanzamiento de un dron que se interceptó en los cielos del Golán después de que se infiltrara desde Siria, y afirmó que también lanzó un dron a Eilat. Otro, fue interceptado en la frontera con Jordania, y no está claro si efectivamente estaba dirigido a la ciudad del sur.

Si es así, esto no es un precedente: en noviembre, un UAV que fue lanzado desde Siria y «desviado» a través de Jordania para evadir los sistemas israelíes explotó en Eilat.


Las FDI intercepta un UAV sobre el mar, en territorio libanés.
(Captura de pantalla)

La mayoría de los ataques con drones de las milicias en Irak y Siria (junto con misiles) estuvieron dirigidos desde el comienzo de la guerra contra bases estadounidenses en estos dos países, en un intento de vengarse de Washington por su apoyo a Israel.

La amenaza iraní con un nuevo UAV, a menos de dos meses de la Guerra

El propio Irán tiene muchos tipos de vehículos aéreos no tripulados que se utilizan para inteligencia o ataques, y desde hace años trabaja en el desarrollo de cada vez más aviones de este tipo.

En el pasado, se informó que también utilizaba «ingeniería inversa» de aviones estadounidenses derribados que llegaron a sus manos. Quizás el UAV más famoso de Irán sea el modelo suicida » Shahad 136 «, que se hizo famoso en todo el mundo debido a su uso frecuente por parte de Rusia, aliado de Teherán, en la guerra contra Ucrania.

El «Shahad 136» pesa 200 kg y es relativamente barato, ya que cuesta entre 20.000 a 50.000 dólares.


Ataque a una base estadounidense en Irak por milicias proiraníes.
(Captura de pantalla)

En agosto pasado, Irán presentó un nuevo UAV llamado » Mohajar 10 » que, según afirma, puede volar durante 24 horas a una altitud de hasta 7 km y alcanzar hasta los 2.000 km. Cuando presentó este UAV, amenazó a Israel.

Según Irán, el nuevo UAV es capaz de transportar una carga de hasta 300 kg, el doble que puede transportar el UAV Mohajer-6, el primero de la serie de UAV que Irán comenzó a producir en 1985.

Al-Jazeera afirmó que los vehículos aéreos no tripulados «Mohajr-6» están equipados con sistemas de guerra electrónica. Irán también tiene los «Ababil», que según los informes alcanzan una distancia de 100 km, y los «Kaman» 12″ capaz de volar durante 10 horas llevando una ojiva de hasta 100 kg.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/opinion/article/ryper3zo6



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.