Experta en violencia sexual llega a Israel para presenciar, de primera mano, las atrocidades cometidas

Mientras la comunidad internacional se muestra reticente a denunciar las atrocidades de violación como violencia sexual, Tatiana Kotlyarenko recorre los lugares de los crímenes. «Si lo ignoran en Israel, también lo ignorarán en otros lugares», afirmó.

Se necesitó mucho tiempo, para lograr que las organizaciones internacionales de mujeres prestaran atención a los horribles actos de violencia sexual cometidos contra las mujeres, a raíz del 7 de octubre, tema que enfatizó la ex reina de belleza Linor Abargil, al expresar su dolor por la reticencia global a reconocer lo sucedido.

Pero alguien se lo está tomando en serio. Tatiana Kotlyarenko, asesora en cuestiones de lucha contra la trata de personas de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), llegó a Israel para examinar más de cerca el tema.


Tatiana Kotlyarenko, asesora en cuestiones de lucha contra la trata de personas de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).
(Ynet)

La semana pasada, Kotlyarenko visitó el estacionamiento de Reím, donde se llevó a cabo el festival de danza Nova, hasta que se convirtió en un campo de exterminio en la mañana del 7 de octubre, y también visitó el kibutz Be’eri, una comunidad que sufrió la peor parte de la violencia.

También formó parte de la delegación de prensa extranjera que acompañó a los representantes de las FDI, mientras recorrían los distintos lugares de destrucción. El lunes participó en una audiencia de la Knesset sobre las víctimas de violencia sexual, como resultado de la guerra, e hizo un esfuerzo adicional al hablar personalmente con las familias de los rehenes.

Kotlyarenko describió lo que vio como un “museo de los horrores”, y expresó que fue testigo de señales de la vida que había allí, antes de que ocurriera, y de señales más angustiosas de violencia indescriptible.

Además, describió imágenes de una mujer con pantalones manchados de sangre y cuerpos de mujeres desnudas. Los asistentes al festival también le contaron sobre, al menos, tres mujeres a quienes les habían quitado la ropa interior a la fuerza.


Linor Avragil lloró al ver cómo el mundo ignoraba la difícil situación de las mujeres israelíes después del 7 de octubre.
(Ynet)

Kotlyarenko estaba desconcertada por la atroz demanda de “pruebas” fotográficas de mujeres violadas, ya que, para empezar, los casos de violación, en todo el mundo, nunca encuentran ese tipo de escepticismo.

Cuando se trata de que las mujeres israelíes y judías experimenten un estándar diferente, dijo que es una clara señal de discriminación y una voluntad, inexplicable, de legitimar la violencia sexual derivada del antisemitismo. «La realidad es que la violencia sexual está penada por el derecho internacional», afirmó. «No hay excusa ni justificación de ninguna forma».

Calificó de metódica la violencia que presenció, lo que destacó como un punto que debe examinarse a fondo.


“En casos de conflicto, el cuerpo de una mujer se convierte en un campo de batalla.»
(Shir Amir)

En lo que respecta al desconcertante silencio que, al menos hasta hace poco, exhibían las organizaciones de mujeres de todo el mundo, Kotlyarenko quería entender por qué les llevó tanto tiempo ponerse en sintonía con sus homólogas israelíes, ya que normalmente son las primeras en hacer sonar la voz cuando ocurre violencia sexual, incluso en casos que no son tan horribles como los acontecimientos del 7 de octubre.

“En casos de conflicto, el cuerpo de una mujer se convierte en un campo de batalla, y lo que ocurrió en Israel es un testimonio de ello. Si lo ignoran en Israel, también lo ignorarán en otros lugares”, afirmó.

Kotlyarenko quería entender por qué les llevó tanto tiempo ponerse en sintonía con sus homólogas israelíes, ya que normalmente son las primeras en hacer sonar la voz cuando ocurre violencia sexual.

Al mismo tiempo, las organizaciones israelíes están trabajando arduamente para garantizar que se reconozca la violencia sexual cometida por los terroristas de Hamás. David Menashe y Aya Dvorin, directores de la sede internacional de “Bonot Alternativa”, un grupo activista de mujeres de Israel, expresaron: “Aparte de la inmensa responsabilidad que asumimos desde el primer día, para salvaguardar a las víctimas y a sus familias, está claro para nosotros. Ahora, cuando todavía hay mujeres y niñas en cautiverio, debemos ejercer presión sobre la comunidad internacional para que ayude a recuperar a todos y cada uno de los rehenes, respetando, al mismo tiempo, su privacidad.

Necesitamos asegurarnos de que haya alguien aquí para recibirlos y apoyarlos, desde el momento en que regresan y durante el tiempo que sea necesario”.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/sociedad-informacion-general/article/rjfvlwjv6



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.