La filial de Hamás en el Líbano es una bomba de tiempo

Hamás lleva muchos años fortaleciendo su poder militar en el Líbano.

Por Tal Beeri

En lo que respecta a Hamás, el principal objetivo de la acumulación de fuerzas en el Líbano es abrir otro frente contra Israel al mismo tiempo que la Franja de Gaza.

También hay un objetivo secundario: una alternativa eficaz a la fuerza militar en la Franja de Gaza, en caso de que ésta resulte gravemente dañada o neutralizada.

El fortalecimiento militar de Hamás en suelo libanés a lo largo de los años no ha dado lugar a una respuesta militar similar al fortalecimiento del eje chií en Siria.

Hamás sabe muy bien que Hezbollah es la fuerza militar más fuerte y central del Líbano y, por lo tanto, ha aprendido a coordinarse con Hezbollah y actuar bajo su patrocinio.

Todo esto a pesar del hecho de que existe una tensión inherente entre Hamás, que se define como «el defensor de todos los palestinos», y Hezbollah, que se define como «el defensor de todos los libaneses».

Esta tensión también creó un conflicto de intereses en las operaciones contra Israel desde el territorio libanés.

En lo que respecta a Hezbollah, los palestinos son sólo invitados en la arena libanesa.

Sin embargo, basándose en la intensificación y las operaciones militares independientes que Hamás ya ha realizado en el Líbano en el pasado y que podría llevar a cabo en el futuro, parece que Hamás no se ve a sí mismo como «sólo un invitado» en el país del cedro.

La tensión inherente entre Hamás y Hezbollah se hizo evidente desde el principio mismo del establecimiento de la fuerza militar de Hamás en el Líbano.

El objetivo principal era construir una fuerza militar secreta de Hamás en el Líbano y al mismo tiempo ocultarla a las autoridades libanesas y a Hezbollah.

En un anuncio de marzo de 2018 enviado desde la unidad Al Shamali (una de las unidades militares de Hamás en el Líbano) a la Oficina de Construcción (el organismo de Hamás responsable de la acumulación de fuerzas y el desarrollo de capacidades militares), surgió la necesidad de excluir a Hezbollah (cuyo nombre en código es «Hazem») de sus actividades.

La sede principal de Hamás en el Líbano está ubicada en la ciudad de Sidón, en un edificio llamado Centro Aref.

La división palestina de la Fuerza Quds [la unidad de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán para las operaciones en el exterior] ayuda a Hamás en el Líbano.

La actividad militar en el Líbano la llevan a cabo dos unidades operativas principales.

La primera, la unidad Al Shamali, y la segunda, la unidad Khaled Ali.

Según el plan de trabajo de la unidad Al Shamali de 2018, el objetivo principal era la formación de dos batallones de 600 operativos (cada uno), de los cuales 125 fuesen combatientes de élite («Nukhba»).

Para 2021, la unidad se había fijado el objetivo de llegar a un total de 1.000 combatientes.

A la luz de esto, consideramos que el tamaño de las unidades operativas de Hamás en el Líbano asciende actualmente a varios miles de operativos.

Las unidades operativas de Hamás en el Líbano reclutan operativos (basados ​​en la población palestina en el Líbano), establecen escuadrones y preparan planes operativos.

Por ejemplo, un escuadrón operativo de este tipo, que incluía a tres efectivos de Hamás de Ein al Hilweh, fue eliminado el 14 de octubre mientras intentaba infiltrarse en territorio israelí en el área de la comunidad de Margaliot.

Con la ayuda de la Oficina de Construcción, se llevan a cabo cursos y entrenamientos especiales (francotiradores, antitanques, sabotaje, operaciones de drones [VAN], etc.) y se desarrollan y fabrican armas (cohetes, drones [VAN] de ataque, submarinos enanos [minisubmarinos]).

En octubre de 2021, señalamos en un informe especial la infraestructura y la actividad militar de Hamás en el Líbano.

La actividad militar de Hamás se extiende por todo el Líbano, siendo sus anclas geográficas los campos de refugiados palestinos (el Líbano tiene diez campos principales): Tiro, Sidón, Trípoli, Beirut y Baalbek.

Hamás opera sedes, talleres de producción de armas, instalaciones de entrenamiento y similares se encuentran en estos lugares.

La filial de Hamás en el Líbano, es una bomba de tiempo.

En los últimos años, ha llevado a cabo operaciones militares contra Israel desde el Líbano (algunas bajo los auspicios, la dirección y la participación de Hezbollah).

Durante el año pasado hubo dos ataques destacados contra Israel con la participación de Hamás: el ataque de Meguido en marzo de 2023 y el extenso lanzamiento de cohetes en abril de 2023 durante la festividad de Pesaj [pascua judía].

Desde el comienzo de la guerra el 7 de octubre, aparte de la eliminación selectiva de Khalil Harez, el subjefe de la división militar/terrorista de Hamás en el Líbano (una operación atribuida a Israel), no se ha registrado ningún caso de acción ofensiva dirigida contra la infraestructura militar de Hamás en el Líbano.

Suponiendo que las capacidades militares de Hamás en la Franja de Gaza resulten gravemente dañadas al final de la guerra, el fortalecimiento militar de Hamás en el Líbano recibirá prioridad iraní y se volverá aún más fuerte (un claro interés iraní).

Israel debe actuar de manera proactiva, pensar de manera poco convencional y actuar ampliamente contra los objetivos de Hamás en el Líbano.

Fuente: Alma – Research and Education Center

 

Fuente: Aurora Digital
Link de la noticia: https://aurora-israel.co.il/la-filial-de-hamas-en-el-libano-es-una-bomba-de-tiempo/



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.