Las FDI luchan contra el enemigo en Gaza, mientras garantizan la evacuación de la población

El corredor humanitario Salah al-Din es un salvavidas para unos 330.000 civiles que se desplazan al sur de Gaza. Las fuerzas armadas, en tanto, gritan en hebreo a la espera de que haya rehenes en el área.

En el corazón de Gaza, donde el mundo imagina intensas escenas de combates, las FDI están asegurando el corredor humanitario de los evacuados. La carretera Salah al-Din, que conecta el norte de la Franja de Gaza con el sur, ya garantizó el paso seguro para cientos de miles de civiles.

«Si hay un niño o una niña que entiende hebreo, que venga corriendo hacia nosotros ahora. No tengas miedo. No tengas miedo», gritan los soldados. Estos llamamientos pretenden llegar a los oídos de todos y cada uno de los 38 niños secuestrados de Israel en Gaza. Cada vez que los soldados llamaban tenían renovadas esperanzas de que uno de los niños se identificara, pero cada vez se sentían decepcionados.

El viaje a través del corredor humanitario de Gaza es como un camino hacia una visión del mundo diferente. En una mano agita una identificación, en la otra sostiene a un niño pequeño o pertenencias personales en bolsas. Mujeres y hombres, niños y ancianos, todos se mueven en silencio. Es imposible hablar con ellos, pero basta una breve mirada para ver la frustración de los niños, el cansancio de las mujeres y la dura realidad que enfrentan.


Las FDI aseguran el corredor humanitario civil.
(FDI)

Desde el puesto de control hasta la zona de no combates, la distancia es de menos de un kilómetro. Según datos de las FDI, desde que se abrió el corredor, más de 330.000 personas pasaron por él para ponerse a salvo. El mayor temor es que los terroristas de Hamás se mezclen con los civiles y se desplacen hacia el sur, pero las FDI están tratando de reducir el riesgo.

La responsabilidad de asegurar el corredor humanitario recayó en la Brigada de Jerusalem, comandada por el Coronel Netai Okshi, quien comenzó su carrera militar en la Brigada Golani. Además de asegurar el eje, la brigada lucha contra Hamás y localiza y destruye túneles y pasajes subterráneos. El viernes, menos de una hora después de que Hamás lanzara una andanada de cohetes contra el centro de Israel, los reservistas del batallón de patrulla de la brigada identificaron a los terroristas responsables de los lanzamientos desde el techo de un edificio y ordenaron a la Fuerza Aérea que los eliminara.


Coronel Netai Okshi: «Esta es una situación operativa para evitar daños a los civiles y permitir, a nuestras fuerzas, una zona de combate menos compleja».
(Adam Kutu)

Mientras las tropas llevan a cabo la tarea especial de asegurar el corredor humanitario, tenemos un extraño vistazo al mundo de las FDI: tienen que luchar contra un enemigo cruel y al mismo tiempo proteger a los ciudadanos de Gaza.


Civiles de Gaza son evacuados en el eje humanitario de las FDI.
(Adam Kutub)

AEI en la escalera

Tras conducir unos kilómetros desde Israel y cruzar la valla perimetral, llegamos al barrio de Zeitoun, en el sur de Gaza. Las FDI comenzaron a operar allí apenas hace unos días, pero es difícil pasar por alto los edificios que se convirtieron en ruinas. En los que aún se conservan, los agujeros de bala en las paredes dan testimonio de la intensidad de los combates. Entré a un edificio y el patio, para mi sorpresa, tenía naranjos y una piscina intactos. Un recuerdo de tiempos mejores, no hace mucho, cuando la gente vivía aquí.

Los naranjos y una piscina pueden darle a una casa un aspecto inocente. Pero, después de que una fuerza militar inspeccionó el área, se reveló la imagen real: un alijo de explosivos, granadas y armas en el hueco de la escalera. Así es como una casa, de apariencia inocente, puede convertirse en un almacén de armas y centro logístico de Hamás. Tres de los artefactos explosivos improvisados ​​encontrados en esta casa tienen forma de cono y pueden perforar tanques, cada uno de los cuales pesa 15 kg.


Una piscina de aspecto inocente era un almacén de armas y centro logístico de Hamás.
(Adam Kutub)

Cerca de allí, a sólo 100 metros de nosotros, la guerra continuaba con toda su fuerza. Los sonidos de disparos y explosiones no cesaron y sirvieron como recordatorio de contra quién estábamos luchando. Okshi dijo que dos horas antes de nuestra llegada, los terroristas intentaron atacar a los soldados.

«Fue desde el interior de uno de los edificios. Enviamos fuerzas para escanear el área y actualmente no encontramos nada, pero estamos aquí bajo control operativo sobre toda el área», señaló el comandante. «Aquí el espacio no está totalmente libre de amenazas.

Tenemos control operativo sobre el terreno y poco a poco localizamos y destruimos al enemigo», sostuvo.


Artefacto explosivo capaz de perforar un tanque, hallado escondido en una escalera en Gaza.
(Adam Kutub)

Okshi expresó que, incluso en caso de un alto el fuego, las fuerzas deben permanecer alerta y mantener su seguridad. También explicó la importancia de evacuar a la población, a través de vías como la carretera de Salah al-Din. «Ésta es una situación operativa. Por un lado, para evitar daños a los civiles y, por otro, para permitir a nuestras fuerzas una zona de combate menos compleja», afirmó.

El teniente coronel Lotem Farah-Faran, comandante del batallón 8119, dijo que las FDI consideran la evacuación de civiles una tarea crucial. «Les decimos que se muevan, les damos instrucciones, pero en general tratamos de lograr que la mayor cantidad posible de población se retire de Gaza. En su mayoría ya fue evacuada». Respecto del alto el fuego, señaló: «Al final, soy un luchador y no tomo decisiones. Prefiero terminar la historia lo más rápido posible e irme a casa».

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/israel/article/s1nluu9na



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.