Costa Rica e Israel camino a un Tratado de Libre Comercio

Entrevista exclusiva con el ministro de Comercio Exterior de Costa Rica

Por segunda vez en los últimos meses, el ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Manuel Tovar, visitó Israel para seguir fortaleciendo las relaciones y el intercambio comercial entre los países. En entrevista con Aurora, el ministro Tovar conversó sobre los próximos pasos en el fortalecimiento de la relación entre los países que anunciaron el lanzamiento de las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio.

“Tuve la ocasión de visitar, en mis primeros meses como ministro de Comercio Exterior, esta tierra bendita, este hermoso país. Fue precisamente para sembrar esa semilla de la que hoy ya estamos recogiendo los primeros frutos”, comenta el ministro Tovar tras importantes reuniones con autoridades israelíes.

“Con mi colega Nir Barkat (ministro de Economía e Industria de Israel) hemos lanzado las negociaciones para un acuerdo comercial. Esperamos empezar estas conversaciones durante el segundo semestre de este año, bajo un enfoque pragmático que nos permita concluirlas, ojalá, en mayo del 2024”, destacó.

Durante su visita de poco más de 24 horas, el ministro Tovar también se reunió con el canciller israelí, Eli Cohen, y el director general de la cancillería, Ronen Levi, con quienes acordaron sobre la importancia estratégica de las relaciones. El propio Levi incluso destacó que espera visitar Costa Rica junto al canciller Eli Cohen.

En palabras del propio ministro Tovar, “Costa Rica puede ser un socio estratégico para que Israel pueda ampliar su huella en la región de América Latina y el Caribe con una economía pequeña, dinámica y abierta como Costa Rica”.

El país centroamericano tiene una economía que puede ser de gran valor para la industria israelí. “Somos un país que ha sido exitoso en manufactura de alta tecnología y es ahí donde hay un enorme potencial para las empresas israelíes, que pueden aprovechar el talento humano de Costa Rica”, destaca Tovar.

El ministro Tovar llegó a Israel directamente desde Emiratos Árabes Unidos, donde también se reunió con las autoridades locales para impulsar acuerdos comerciales. Pero, además, la cooperación trilateral entre Israel, EAU y países de América Latina en general y Costa Rica en específico, cobra fuerza e importancia tras los Acuerdos de Abraham.

“Ver la bandera de Costa Rica junto a la de Israel y EAU es una señal muy importante para el mundo. Es ahí donde nosotros vemos el valor: comercio para el desarrollo y la paz”, enfatizó el ministro de Comercio Exterior.

Sobre los próximos pasos se espera que la primera reunión de negociaciones para el TLC sea en el segundo semestre del 2023, con el objetivo de concluirlas en mayo del próximo año cuando el gobierno costarricense alcanzaría la mitad de su período.

“Queremos ir colaborando y avanzando en áreas específicas: innovación, agroindustria y ciberseguridad, donde Israel es un campeón, un líder mundial en una importante disciplina en la que Costa Rica tiene desafíos importantes”.

“Israel y Costa Rica tienen todo por delante. El cielo es el límite”.

 ENTREVISTA COMPLETA:

¿Cuál es la misión de su visita actual y por qué Costa Rica está interesada en fortalecer las relaciones comerciales y de inversión con Israel?

Costa Rica es una economía abierta al mundo que se ha sabido insertar exitosamente en las cadenas globales de valor y en los mercados más dinámicos y sofisticados a nivel global. Israel es una de las piezas de este rompecabezas y nos hacía falta proyectarnos. Ahora ya tenemos una relación comercial importante, pero falta consolidarlo con un instrumento que proyecte más la inversión y el comercio en ambas vías.

¿Qué beneficios puede aportar Costa Rica a Israel como socio comercial, especialmente desde la perspectiva de fortalecer su presencia y cercanía con América Latina?

Costa Rica es un país con una importante vocación y proyección global. Somos una economía OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), el último de la familia, incorporándonos hace dos años. Fue en parte gracias al apoyo de Israel, un socio afín con quien compartimos importantes valores, como el apego al Estado de derecho y a la democracia.

Costa Rica es un país con una economía muy complementaria a la israelí, con muchas similitudes, pues ambos le hemos apostado al talento humano. Israel ha tenido que innovar para existir, ha tenido que innovar para la paz, para beber el agua que consumen y para comer los frutos de los cuales se alimentan.

Costa Rica también es una economía que ha basado su desarrollo inicial en commodities como el banano, el café, la carne y la piña. Sin embargo, hoy el 35% de las exportaciones de Costa Rica al mundo son dispositivos médicos. También tenemos una participación muy importante en materia de componentes electrónicos, hi-tech y servicios, lo que evidencia la transformación de nuestro sistema productivo gracias al talento humano.

Entonces, consideramos que Costa Rica puede ser un socio estratégico para que Israel pueda ampliar su huella en la región de América Latina y el Caribe con una economía pequeña, dinámica y abierta como Costa Rica.

¿Por qué la relación comercial entre ambos países es estratégica desde una perspectiva comercial y de atracción de inversión?

Costa Rica ha tenido un proceso de desarrollo muy similar al de Israel. No obstante, Israel ha podido avanzar a una velocidad un poco más rápida en su proceso de transformación tecnológica y de innovación. Creemos que podemos aprender mucho de Israel para poder dar ese salto cualitativo. En América Latina tenemos un desafío, porque se ha invertido poco en innovación.

Esta colaboración que estamos lanzando esperamos que pueda darnos frutos para poder innovar, para seguir insertándonos en las cadenas de valor y para seguir proyectándonos como una economía de altísimo valor agregado.

Vengo llegando a Jerusalén desde Dubái. Ayer estuve lanzando negociaciones para un acuerdo comercial con los Emiratos Árabes Unidos y ahora hemos hecho lo propio con Israel. Esto lo vemos como una enorme oportunidad porque ambos países son las economías más dinámicas de esta región, con un alto poder adquisitivo, con consumidores muy sofisticados que cada vez más se preocupan por más por la calidad de lo que consumen.

Creemos que podemos hacer un match perfecto con estas economías, pues Costa Rica es un país que produce sosteniblemente y cuya matriz energética está 100% basada en energías renovables. Todo esto es una muestra de que este proceso de pacificación y fortalecimiento de las relaciones económicas, bajo los Acuerdos de Abraham, trascienden la región y llegan a América Latina y el Caribe. El ver la bandera de Costa Rica junto a la de Israel y EAU es una señal muy importante para el mundo. Es ahí donde nosotros vemos el valor: comercio para el desarrollo y la paz.

¿Cuál es el potencial de Israel como proveedor de IED en Costa Rica?

Israel es un país conocido como el Start-Up Nation del mundo. Nosotros queremos emular esto y convertirnos en el Start-Up Nation de América Latina. Lo que queremos es poder seguir impulsando las habilidades y destrezas necesarias para seguir acogiendo inversión de tecnología de punta. Las tendencias globales, como el conflicto entre China y EE. UU; la pandemia del Covid, que ha generado un estrés muy importante sobre las economías; y la brutal invasión de Rusia en Ucrania, han generado un represamiento del suministro de las cadenas de valor. Ahí es donde Costa Rica puede jugar un papel estratégico. No solamente a nivel global, sino también para Israel.

Somos una economía muy vinculada al mercado norteamericano, tal como la economía israelí. Israel acoge a Intel y Costa Rica también. Tenemos industria de alta manufactura y creemos que ahí podemos encontrar sinergias para ir desarrollando y potenciando esta estrategia de clusters, que ha sido exitosa tanto en Israel como en Costa Rica.

¿Qué hace a Costa Rica atractivo para las empresas israelíes?

El talento humano. Costa Rica tiene un talento humano muy capacitado, único en la región de América Latina y el Caribe. Hace 70 años tomamos una decisión histórica: abolir el ejército. Si bien eso es impensable en muchas otras naciones del mundo que buscan vivir en paz, Costa Rica ha dedicado los recursos del contribuyente para educar a su gente. Eso nos ha hecho especiales en una región con muchos desafíos políticos, sociales y económicos.

Tenemos una posición estratégica entre dos mares, el Océano Pacífico y el Mar Caribe; una zona agraria y una proximidad al principal mercado del mundo, como lo es EE. UU y, por supuesto, una vocación de reforma que lo que busca es decirles a los inversionistas extranjeros: Costa Rica va por el camino correcto. El camino de la afinidad con valores importantes como la inclusión social, la sostenibilidad ambiental y, por supuesto, la apertura de mercados. Es ahí donde creemos que no hay un socio más natural para Israel en la región Latinoamericana como lo es Costa Rica.

¿Cree que el potencial aumento de la inversión extranjera directa israelí en Costa Rica podría considerarse como un primer paso para la conformación de un hub de negocios con las Américas?

Creemos que sí. Israel y Costa Rica tienen todo por delante. El cielo es el límite. Costa Rica ya se ha convertido en un hub estratégico en sectores claves como dispositivos médicos, farmacológicos, semiconductores y servicios en la región. Creemos que esa es la apuesta. Eso es lo que nosotros le estamos diciendo a Israel: aquí estamos, vean a Costa Rica. Tenemos un desafío, que es darnos a conocer.

A veces nos conocen más por nuestras hermosas playas y las tablas de surf, que son muy importantes, también para el turismo y la economía nacional, pero somos más que eso. Somos un país que ha sido exitoso en manufactura de alta tecnología y es ahí donde hay un enorme potencial para las empresas israelíes, que pueden aprovechar el talento humano de Costa Rica.

Nos gustaría conocer un poco más acerca de sus encuentros con las autoridades israelíes y cómo ha sido el intercambio en estos encuentros.

Desde que llegamos al gobierno, hace 10 meses, he visitado este país en dos ocasiones. El canciller de la República, Don Arnoldo André, la ha visitado recientemente y estamos trabajando para lograr una visita de alto nivel. Esperamos que el presidente de la República pueda visitar este país prontamente, además de acoger visitas de altos funcionarios de Israel, representantes en el país.

He tenido encuentros con el ministro de Economía, Nir Barkat; también con el ministro de Relaciones Exteriores Eli Cohen, con quienes hemos coincidido en el momento estratégico para potenciar estos lazos bilaterales.

Yo vengo con una misión muy clara en el aspecto económico, pero sé que hay muchos ámbitos en los cuales podemos colaborar y fortalecer estas relaciones. Como decimos en nuestro país: sentimos mucha química y sintonía. Buen rollo, como decimos, entre Costa Rica e Israel.

En cuanto a los próximos pasos en la relación comercial entre ambos países, ¿cuáles son las perspectivas y planes futuros?

Hemos firmado hoy un Memorando de Entendimiento en el cual nos comprometimos a identificar áreas estratégicas para el fortalecimiento de las relaciones económicas y comerciales y, por supuesto, inversión. También tendremos una hoja de ruta con fechas específicas para tomar acciones, para ir recogiendo los frutos de este trabajo. El siguiente paso sería acoger la primera reunión de negociaciones entre nuestros equipos para este tratado comercial. La idea es que pueda ocurrir el segundo semestre del 2023, y hacerlo bajo un enfoque pragmático, que nos permita concluir y avanzar lo más rápido posible, con miras a firmar el acuerdo, ojalá en mayo del 2024. Sería justo en la mitad del gobierno: en el segundo año de cuatro. Luego, ambos países deberán someterlo a los respectivos procesos de ratificación en los parlamentos.

Queremos ir colaborando y avanzando en áreas específicas: innovación, agroindustria y ciberseguridad, donde Israel es un campeón, un líder mundial en una importante disciplina en la que Costa Rica tiene desafíos importantes. Hemos sido, desde el inicio del gobierno, atacados por ciber piratas internacionales y somos una nación vulnerable. Yo creo que aquí es donde amigos y socios estratégicos como Israel pueden colaborar con Costa Rica.

Si tuviera algún mensaje que quisiera transmitir a nuestro público, estaríamos encantados de escucharlo.

Hemos sido recibidos con mucha calidez en este país. América Latina es una región donde persisten importantes retos políticos, económicos y sociales. Costa Rica está comprometida a liderar con el ejemplo, a enviar un mensaje a los demás: sí se puede. Podemos trabajar con socios como Israel y al mismo tiempo con los Emiratos Árabes Unidos. El mundo ha cambiado, ya no se tiene que elegir, ya no es uno o el otro. La historia ha cambiado.

Israel ha dado un paso muy importante de madurez en este sentido. Lo que queremos es que Costa Rica pueda ser una especie de mensajero de la importancia y la trascendencia de ese proceso de pacificación y de construcción de relaciones económicas en beneficio de los pueblos.

Lo vemos con mucho entusiasmo y compromiso. Asumimos este compromiso con mucha seriedad y esperamos que el resto de la región latinoamericana pueda ver los enormes beneficios y el potencial que existe en esta región del mundo.

 

Fuente: Aurora Digital
https://aurora-israel.co.il/costa-rica-e-israel-camino-a-un-tratado-de-libre-comercio/



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.