Irán a la UE: calificar a la Guardia Revolucionaria como terrorista es «dispararse en el pie»

Teherán amenaza con una respuesta después de que ayer el Parlamento Europeo pidiera incluir a la Guardia Revolucionaria en su lista de organizaciones terroristas. Se trata de una decisión simbólica en respuesta a la represión que llevó a cabo en los últimos meses el régimen.

Los medios estatales iraníes informaron hoy (jueves) que el ministro de Relaciones Exteriores de Teherán, Hossein Amir Abdullahian, habló con el ministro de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Joseph Borrell, y le dijo que definir a la Guardia Revolucionaria iraní como una organización terrorista sería “dispararse en el pie”.

Abdullahian agregó que «se debe aumentar el respeto mutuo en lugar de recurrir al lenguaje de amenazas y acciones hostiles» y advirtió que tal medida por parte de Bruselas conduciría a una respuesta recíproca de Teherán.


Soldados de la Guardia Revolucionaria iraní.
(AP)

La advertencia iraní llega horas después de que los diputados del Parlamento Europeo aprobaran por amplia mayoría una resolución que insta a las instituciones de la organización y a sus estados miembros a incluir a la Guardia Revolucionaria en la lista de organizaciones terroristas, como castigo a la represión liderada por el régimen de los ayatolás en un intento de silenciar la “protesta del hiyab” que lo ha sacudido en los últimos meses.

La decisión se tomó dos días después de una gran manifestación realizada frente al Parlamento en Estrasburgo por miles de miembros de la comunidad iraní en el exilio, exigiendo medidas más duras contra el régimen de Teherán. La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metzola, les aseguró entonces que los legisladores les darían su apoyo: “Llamaremos a la comunidad internacional a que responda de manera enérgica al terror que el régimen inflige al pueblo en las calles de Irán. Debe ser una respuesta fuerte y global».


Joseph Borrell, ministro de Relaciones Exteriores de la UE (izq.) y Hossein Amir Abdullahian, ministro de Relaciones Exteriores de Teherán.
(AFP)

Las manifestaciones que comenzaron tras la muerte de la joven kurda Mehsa Amini, detenida por la Policía de la Moral por no llevar de forma correcta el velo que cubre el pelo, pasaron de ser una protesta contra las estrictas reglas de la modestia a una protesta contra todo el régimen y contra el líder supremo Ali Khamenei, y se consideran uno de los mayores desafíos que enfrenta el gobierno del ayatolá desde la Revolución Islámica en 1979.

Como parte de la represión, cientos de manifestantes fueron asesinados y en las últimas semanas, la República Islámica comenzó a ejecutar a algunos de los condenados a muerte por su actuación en los disturbios. Hasta el momento, cuatro de ellos han sido ejecutados y uno de ellos incluso ha sido ahorcado públicamente.


Parlamento de la Unión Europea.
(AP)

Además de su función de garantizar la supervivencia del régimen de los ayatolás, la Guardia Revolucionaria también tiene un poder muy importante en la economía iraní, y su calificación como organización terrorista no solo prohibiría sus actividades en los territorios de la Unión Europea, sino que daría lugar a la congelación de sus activos y prohibiría a los ciudadanos europeos transferirles fondos.

En Israel celebraron la votación de anoche en el Parlamento Europeo, y el ministro de Relaciones Exteriores, Eli Cohen, expresó: “Irán es un estado terrorista que exporta terrorismo a Medio Oriente, Europa y el mundo entero. La introducción de la Guardia Revolucionaria, la organización terrorista más grande del mundo, en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea, será un paso importante en la lucha contra el régimen iraní».

Protesta el lunes de iraníes exiliados frente al Parlamento Europeo para que se condene al régimen.
(AFP)

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/medio-oriente-mundo/article/rymfzruis