Nazaret, una experiencia inolvidable


Patio interno de un alojamiento en Nazaret.
Andre Madera

La tierra de Jesús ofrece un viaje de turismo cultural o religioso. Durante el mes de diciembre, Nazaret desplegó todo su esplendor para recibir las fiestas.

El sitio donde creció Jesús tiene un sínfin de iglesias y lugares relacionados con el espíritu de la Navidad, la festividad que celebra su nacimiento. Se la puede visitar en cualquier época del año.

La Basílica de la Anunciación es el lugar más importante a nivel religioso. Es donde el ángel Gabriel le anunció a María la llegada de Jesús. En el mismo complejo se encuentra la iglesia de San José, que en el pasado era el taller de José de Nazaret. Durante nuestro viaje asistimos a distintas actividades nocturnas que se organizaron dentro de la iglesia, como un concierto de música eclesiástica y un rezo de Rosario, una oración en honor a la Virgen María.


Virgen María en Nazaret.
(Andre Madera)

Caminamos entre las calles de la parte antigua a unos metros de la Basilica, atravesamos el mercado para degustar un jugo típico de Granada recién exprimido. Entre los pasadizos hay locales que preparan un café árabe con cardamomo que huele a su paso, así como falafel, shawarma u otras delicias de la gastronomía como knafe, un dulce relleno de queso que se cocina en el momento.

Luego de la experiencia en el shuk –mercado en hebreo o árabe–, apenas minutos después, disfrutamos de un árbol gigante de Navidad que se encuentra en la parte exterior a la Basílica de la Anunciación.


Nazaret
(Andre Madera)

Luego, nos dirigimos hacia el Guesthouse Louis, un alojamiento a unos pasos del centro, en lo alto de la colina, que en el pasado era parte de una propiedad familiar y más adelante una iglesia de la orden de Teresa de Calculta. Esta casa, que cuenta con nueve habitaciones privadas, tiene una vista panorámica del templo. La familia de Waffa y Louis atienden durante la estadía de los huéspedes, quienes se sentirán como en su casa.

Las habitaciones están equipadas con colchones de alta calidad, calefacción, aire acondicionado, televisión, baño privado, frigobar e internet. Es ideal para estar cerca de los principales puntos turísticos de la ciudad antigua de Nazaret.


Nazaret
(Andre Madera)

Por la mañana Waffa prepara un desayuno buffet con delicias locales, omelettes, productos locales como queso lavne, zatar – una especia muy usada en esta zona– y pan pita.

Por otra parte, se puede disfrutar de un café en el patio exterior, donde hay un altar en honor a la Virgen María, o simplemente disfrutar del sonido de las campanas de la iglesia o del rezo de la mezquita Blanca que se escucha desde distintos puntos.


Nazaret.
(Andre Madera)

Para coronar una maravillosa estadía se puede viajar en bus hacia la iglesia Don Bosco, desde allí se obtiene la foto más bonita de la ciudad desde lo alto. Pueden realizarse paseos entre calles antiguas, pasadizos, arboledas de olivos y limones asi como templos, capillas y monumentos que harán sentir la magia que encierra la ciudad de Nazaret.

Textos: Tali Akuka

Fotos: Andre Madera

Facebook – Ecoturismo Mundo

www.facebook.com/ecoturismomundo

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/lifestyle/article/rkkicpt9i