Irán ejecuta a Alireza Akbari, de doble nacionalidad, tras acusarlo de espiar para Reino Unido

Gran Bretaña había descrito la sentencia de muerte como políticamente motivada y pidió su liberación inmediata.

Por REUTERS


Alireza Akbari, ex viceministro de defensa de Irán, habla durante una entrevista con Khabaronline en Teherán, Irán, en esta imagen sin fecha obtenida el 12 de enero de 2023. (Foto: Khabaronline/WANA (West Asia News Agency/vía REUTERS))

Irán ejecutó a un ciudadano británico-iraní que una vez se desempeñó como viceministro de defensa, dijo su poder judicial, desafiando los pedidos de Londres y Washington para su liberación después de que se le impuso la pena de muerte por cargos de espionaje para Gran Bretaña.

Gran Bretaña, que había declarado que el caso contra Alireza Akbari tenía motivos políticos, condenó la ejecución y el primer ministro Rishi Sunak la calificó como «un acto insensible y cobarde llevado a cabo por un régimen bárbaro».

Akbari, de 61 años, fue arrestado en 2019.

La agencia de noticias Mizan del poder judicial iraní informó sobre la ejecución sin decir cuándo se había llevado a cabo. A última hora del viernes, el secretario de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, había dicho que Irán no debía cumplir la sentencia.

El informe de Mizan acusaba a Akbari de haber recibido pagos de 1.805.000 euros, 265.000 libras y 50.000 dólares por espionaje.


Alireza Akbari, ex viceministro de defensa de Irán, habla durante una entrevista con Khabaronline en Teherán, Irán, en esta imagen sin fecha obtenida el 12 de enero de 2023.
(Foto: Khabaronline/WANA (West Asia News Agency/vía REUTERS))

Grabación de audio

En una grabación de audio supuestamente de Akbari y transmitida por BBC Persian el miércoles, dijo que había confesado crímenes que no había cometido después de una extensa tortura.

«Alireza Akbari, quien fue sentenciado a muerte por cargos de corrupción en la tierra y extensa acción contra la seguridad interna y externa del país a través de espionaje para el servicio de inteligencia del gobierno británico… fue ejecutado», informó Mizan.

Sunak dijo en Twitter que estaba «horrorizado por la ejecución» y dijo que Teherán «no respetaba los derechos humanos de su propio pueblo». Cleverly dijo en un comunicado que «no permanecería incontestado», anunciando luego que Gran Bretaña había impuesto sanciones al fiscal general de Irán.

Las declaraciones británicas sobre el caso no han abordado la acusación iraní de que Akbari espió para Gran Bretaña.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán convocó al embajador británico el sábado por lo que llamó la «intromisión de Londres en el ámbito de la seguridad nacional de Irán», informó la agencia estatal de noticias IRNA.

Los medios estatales iraníes, que describieron a Akbari como un súper espía, transmitieron un video el jueves que, según dijeron, mostraba que jugó un papel en el asesinato en 2020 del principal científico nuclear de Irán, Mohsen Fakhrizadeh, asesinado en un ataque fuera de Teherán y del que las autoridades culparon a Israel en el momento.

En el video, Akbari no confesó su participación en el asesinato, pero dijo que un agente británico había pedido información sobre Fakhrizadeh.

Los medios estatales de Irán a menudo transmiten supuestas confesiones de sospechosos en casos políticamente cargados.

Reuters no pudo establecer la autenticidad del video y el audio de los medios estatales, o cuándo o dónde fueron grabados.

Akbari era un aliado cercano de Ali Shamkhani, ahora secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, quien fue ministro de Defensa de 1997 a 2005, cuando Akbari era su adjunto como parte de la administración del presidente reformista Mohammad Khatami.

Luchó durante la guerra Irán-Irak en la década de 1980 como miembro de la Guardia Revolucionaria.

Es un caso anómalo de la República Islámica, el ejecutar a un alto funcionario en servicio o ya retirado. Una de las últimas ocasiones fue en 1984, cuando el comandante de la armada iraní Bahram Afzali fue ejecutado tras ser acusado de espiar para la Unión Soviética.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/breaking-news/article-728512?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share