Hallan huevos de avestruz de hace más de 4.000 años en el desierto del Negev

Los investigadores esperan que el descubrimiento arroje luz sobre el yacimiento que se está excavando en esta zona del sur de Israel

Arqueólogos israelíes hallaron ocho huevos de avestruz de hace más de 4.000 años durante una excavación en el desierto del Negev, según informó este jueves la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

«Ocho huevos de avestruz, de más de 4.000 años de antigüedad, fueron descubiertos cerca de un antiguo fogón en las dunas de arena de Nitzana, en el Negev», detalló un comunicado de la AAI.


Los hallazgos en las dunas de Nitzana.
(Emil Aljam)

Si bien aún no se determinó con precisión la fecha de origen de los huevos, los investigadores estiman que pueden tener hasta 7.500 años.

El descubrimiento tuvo lugar en campos agrícolas de la comunidad de Beer Milka, en el sur de Israel, muy cerca de la frontera con Egipto, durante la preparación de nuevos terrenos para cultivos.


Huevo de avestruz procedente de África.
(Gregory Serry)

«Este es un hallazgo muy importante que, con la ayuda de métodos científicos modernos, puede enseñarnos mucho sobre los pueblos nómadas del desierto en la antigüedad», señaló Lauren Davis, directora de excavaciones de la AAI.

«Encontramos un campamento que se extiende sobre unos 200 metros cuadrados y que fue utilizado por nómadas del desierto desde tiempos prehistóricos», agregó la experta, que destacó que entre los hallazgos había también «piedras quemadas, pedernal y herramientas de piedra, así como fragmentos de cerámica».


Dunas de arena de Nitzana.
(Emil Aljam)

El comunicado de la AAI precisó que los avestruces eran comunes en esta zona durante los primeros períodos prehistóricos hasta su extinción en estado salvaje en el siglo XIX y detalló que en el pasado ya se hallaron sus huevos en yacimientos arqueológicos de distintas épocas.

En cuanto al uso de estos huevos, los expertos incluyen su utilización como fuente de alimento, como elementos decorativos y hasta en contextos funerarios.


Lauren Davis, directora de excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel.
(Emil Aljam)

«La proximidad del grupo de huevos al fogón indica que no se trata de un hallazgo fortuito natural, sino de la recolección intencional de los huevos», enfatizó Davis, que describió que los huevos «estaban triturados pero bien conservados, a pesar de que estaban descubiertos en la capa superficial».

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/ciencia-y-tecnologia/article/h1ar696ci