Influencer y judía: perfil de la joven que estará en la misión de Israel ante la ONU


Emily Austin.
GMARO

Con sólo 21 años, Emily Austin es una celebridad, con más de un millón de seguidores en Instagram y 500.000 en TikTok. Dice que siempre pone por delante su identidad judía y realiza prácticas en una delegación que se ocupa de la comunicación.

Entre todos los «quién es quién» de la comunidad judía de Nueva York que asistieron al Congreso Judío Mundial celebrado en el MoMA, la que más me llamó la atención fue una joven rubia que parecía tutearse con todos los VIP.

Como típico israelí, tenía curiosidad por saber quién era esa mujer y cómo había alcanzado ese estatus. ¿Procedía del dinero? ¿Quizás era un subproducto de la fama de Hollywood?


Emily Austin.
(Ynet)

Para mi sorpresa, mis preguntas no quedaron sin respuesta durante mucho tiempo. Un conocido se apresuró a iluminarme y me explicó que se había hecho a sí misma y que, de alguna manera, había conseguido tener a todo el mundo en la ciudad a su alrededor.

Así que ahora que he reunido toda la información, permítanme presentarles a la nueva becaria de la delegación israelí en la ONU: Emily Austin, de 21 años, una influencer de las redes que se convirtió en una locutora independiente de la NBA con más de un millón de seguidores en su página de Instagram y unos 500.000 en TikTok.

No hace falta mucho para darse cuenta de que Austin posee la combinación perfecta de elocuencia, confianza en sí misma, inteligencia y afinidad por los focos, lo que hace que el mundo le devuelva la sonrisa.


Emily Austin.
(Ynet)

Aparte de las retransmisiones de la NBA y de la publicación de contenidos de fitness en sus cuentas de las redes sociales, Austin es también embajadora de «Puma», presentadora de una competición televisada de boxeo entre famosos, conferenciante solicitada en congresos y actos, y próximamente presentadora del programa del cómico Tracy Morgan que sigue a famosos que crecieron en Nueva York.

Además de todo esto, en septiembre hizo unas prácticas en la delegación israelí de la ONU. Su puesto es el de Consultora de Medios de Comunicación para la Misión Permanente de Israel ante la ONU, en el que asesorará a la delegación en cuestiones de comunicación en inglés y relaciones públicas.

En una entrevista concedida a Ynet, Austin afirma que tanto su papel en las retransmisiones deportivas como su nuevo puesto de becaria son muy importantes para ella y la definen como persona.


Emily Austin.
(Richie Damel)

También afirma que al entrar en el mundo del deporte comprendió cuánta gente no entiende el conflicto israelí. Aunque muchos sabe quién es Emily Austin, dice, siempre se sorprenden al oír que es judía.

Austin creció con padres israelíes en Estados Unidos y visitaba Israel a menudo. Cuando era pequeña, sus padres le enseñaron que tenía que ocultar las señales de su identidad religiosa, porque estaban preocupados. Sin embargo, ella y su hermano insistían en hacer lo contrario, y defendían con orgullo sus costumbres e indicadores judíos. Austin cuenta que paseaba sus collares Hamsa y Magen David en eventos, y publicaba con frecuencia fotos con «Shabbat Shalom» escrito en el pie de foto.

En la actualidad, Austin mantiene su identidad judía: practica el kosher y no trabaja en Shabat.


Emily Austin (centro) y Gilad Erdan (derecha).
(Shahar Azran)

La joven celebridad judía, tras años insistiendo en expresar su identidad judía e israelí, acabó encontrándose en una reunión con el embajador de la ONU Gilad Erdan, lo que finalmente la llevó a convertirse en candidata para las prestigiosas prácticas.

Austin manifiesta que nunca se aburre en sus prácticas, y que incluso en los momentos en los que no hay mucho que hacer, aprovecha la oportunidad para aprender, y añade que como la ONU es muy antisemita, siempre hay fuegos esperando a ser apagados, lo que le deja muy poco tiempo para holgazanear.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/mundo-judio/article/syqm11hh5o