Irán profundiza su presencia dentro de América Latina

Los países latinoamericanos son lugares oportunos para las operaciones de inteligencia encubierta iraníes, especialmente contra los EE. UU.

Por Majid Rafizadeh, The Gatestone Institute


El presidente iraní, Ebrahim Raisi, a la derecha, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, se dan la mano al final de su rueda de prensa conjunta en el Palacio de Saadabad en Teherán, el 11 de junio de 2022.
(AP/Vahid Salemi)

Una de las amenazas críticas para la paz y la seguridad nacional de los EE. UU. es que el régimen iraní, mientras utiliza a América Latina como santuario, ha estado aumentando su presencia y sus células terroristas allí.

Mientras continúan las protestas en Irán, funcionarios del régimen iraní están en proceso de obtener pasaportes y asilo de países latinoamericanos, particularmente de Venezuela, a las puertas de Estados Unidos.

Según un informe reciente:

“Fuentes diplomáticas occidentales le dijeron a Iran International que la República Islámica ha iniciado negociaciones con sus aliados venezolanos para garantizar que ofrezcan asilo a funcionarios del régimen y sus familias en caso de que la situación empeore y aumente la posibilidad de un cambio de régimen…. una delegación de cuatro funcionarios de alto rango del régimen visitó Venezuela a mediados de octubre para negociar para garantizar que el gobierno de Caracas otorgaría asilo a funcionarios de alto rango y sus familias en caso de que ocurra “el desafortunado incidente”.

Tres vuelos diarios salen de Irán a Venezuela con “una cantidad considerable de carga”, según una fuente en el aeropuerto Imam Khomeini de Teherán.

“Al principio, mis colegas y yo pensamos que se trataba de empleados de la embajada, aunque notamos que las placas de matrícula de sus autos no pertenecían a ninguna embajada. No sabemos qué están trasladando, y si se van del país con todo el equipaje o no. Porque no nos dejan examinar de cerca. Solo sabemos que en las últimas semanas, todos los días hay tres o cuatro vuelos a Venezuela”.

Los países latinoamericanos son lugares oportunos para las operaciones de inteligencia encubiertas iraníes, especialmente aquellas que tienen como objetivo a Estados Unidos. Un informe de CNN de 2017 decía:

“Un documento de inteligencia confidencial obtenido por CNN vincula al nuevo vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, con 173 pasaportes e identificaciones venezolanos que se emitieron a personas de Medio Oriente, incluidas personas conectadas con el grupo terrorista Hezbolá”.

Estos pasaportes podrían usarse para viajar a América del Norte o Europa.

Nathan Sales, ex coordinador de contraterrorismo del Departamento de Estado de EE.UU., dijo:

“Nos preocupa que [el presidente de Venezuela] Maduro haya extendido el puerto seguro a una serie de grupos terroristas… [incluidos] partidarios y simpatizantes de Hezbolá”.

El plan del régimen iraní para expandir su influencia y presencia en América Latina se remonta a mediados de la década de 1980, bajo el mando del difunto líder supremo, el ayatolá Ruhollah Khomeini, como parte del principio central de los mulá gobernantes de exportar su revolución extremista a otros países. Como dijo Khomeini célebremente:

“Exportaremos nuestra revolución a todo el mundo. Hasta que el grito: «No hay más dios que Alá» resuene en todo el mundo, habrá lucha».

La misión clave del régimen incluso está incorporada en la constitución actual de Irán:

“La constitución proporciona la base necesaria para asegurar la continuación de la revolución en el país y en el extranjero. En particular, en el desarrollo de las relaciones internacionales, la constitución se esforzará con otros movimientos islámicos y populares para preparar el camino para la formación de una única comunidad mundial”.

Para difundir su propaganda islamista, el régimen iraní ha creado Hispan TV, una estación de televisión en español. En América Latina, las células terroristas iraníes han crecido. La Universidad Internacional Al Mustafa y el representante terrorista de Irán, Hezbolá, han desempeñado un papel clave en la expansión de la presencia y la ideología de los mulá en la región.

Según “United Against Nuclear Iran” (UANI siglas en inglés de Unidos contra el Irán nuclear), la Universidad Internacional Al-Mustafa tiene la tarea de “capacitar a la próxima generación de clérigos, eruditos religiosos y misioneros chiitas extranjeros de Irán…”.

“Se estima que Al-Mustafa tiene actualmente 40.000 estudiantes extranjeros matriculados, aproximadamente la mitad de los cuales estudian en campus dentro de Irán. Muchos graduados de Al-Mustafa son seleccionados por el régimen iraní para establecer centros religiosos y culturales en sus países de origen, donde luego pueden reclutar estudiantes e inculcar la lealtad a la Revolución Islámica entre las poblaciones locales”.

La UANI agrega:

“Al-Mustafa opera varias sucursales en países europeos, sobre todo el Colegio Islámico de Londres. Los graduados de Al-Mustafa, como el clérigo italiano Abbas DiPalma, han formado centros culturales iraníes en sus países de origen, como el Centro Imam Mahdi en Roma. Al-Mustafa también ha enviado graduados libaneses como misioneros a América Latina, donde buscan crear avances con las comunidades de expatriados y hacer proselitismo entre las poblaciones locales”.

Las pruebas presentadas en las audiencias judiciales vincularon a Teherán con los atentados con bomba en Buenos Aires contra la embajada de Israel en 1992 y un centro comunitario judío allí en 1994.

Mientras la administración Biden continúa apaciguando al régimen iraní, llamado por el Departamento de Estado de los EE. UU. el “peor estado patrocinador del terrorismo del mundo”, los mulás iraníes están creando su “umma” (nación) única a las puertas de los EE. UU.: en América Latina. La toma de control de América Latina por parte del régimen iraní — la creación de células terroristas, el acceso a pasaportes latinoamericanos, el surgimiento de imanes y militantes entrenados por Irán en América Latina, el creciente reclutamiento de radicales — es una potencial amenaza existencial para Estados Unidos.

El Dr. Majid Rafizadeh es estratega y asesor empresarial, académico educado en Harvard, politólogo, miembro de la junta de Harvard International Review y presidente del Consejo Internacional Estadounidense sobre Oriente Medio. Es autor de varios libros sobre el Islam y la política exterior de Estados Unidos. Se le puede contactar en Dr.Rafizadeh@Post.Harvard.Edu

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: WIN
https://worldisraelnews.com/iran-deepens-its-presence-inside-latin-america/