Un dispositivo israelí intenta salvar a las abejas de un parásito mortal

ToBe dice que gracias a su dispositivo la producción de miel aumentó en un 30% y que la mortalidad de abejas causada por Varroa destructor, un parásito que posiblemente tenga el impacto económico más pronunciado en la industria de la apicultura, se redujo un 40%.

Una empresa israelí anunció recientemente que había completado un experimento exitoso, en el que lograron reducir el daño causado a las colmenas de abejas por un parásito en decenas de puntos porcentuales.

La empresa ToBe dijo que el experimento se realizó entre diciembre de 2021 y septiembre de 2022, e incluyó nada menos que 1.000 colmenas, de las cuales 650 fueron tratadas con el dispositivo desarrollado por la empresa, mientras que 350 sirvieron como grupo de control.


Investigadores revisando las colmenas de abejas.
(Relaciones públicas)

El propósito del dispositivo es reducir el daño causado por el parásito varroa destructor. Este ácaro parásito se alimenta de las abejas adhiriéndose a sus cuerpos y debilitándolas al succionar su grasa corporal. Es el parásito con posiblemente el impacto económico más pronunciado en la industria apícola.

Durante el experimento, los investigadores de ToBe evaluaron colmenas mensualmente para ver cuántas abejas componían cada colmena. También recopilaron datos sobre el peso de la miel, la calidad de la miel extraída y más.

La empresa explicó que el tratamiento se realiza con un dispositivo del tamaño de un módem doméstico, llamado HiveMaster (TM).

El aparato se coloca sobre la colmena y realiza dos funciones. El primero es esparcir un material específico en la colmena para un tratamiento que logra la erradicación de grandes cantidades de parásitos usando solo una décima parte del material activo en comparación con los métodos convencionales.


El dispositivo de ToBe.
(Relaciones públicas)

La segunda función es monitorear y recopilar datos importantes sobre la colmena para operaciones más eficientes. El dispositivo detecta colmenas débiles y colmenas fuertes y actualiza cuántas abejas se deben transferir para equilibrar las colmenas.

ToBe dijo que hasta ahora, los apicultores tenían que abrir cada colmena, probarla y luego buscar un lugar para mover el exceso de abejas. Los apicultores de hoy tienen miles de colmenas que pueden extenderse a lo largo de cientos de kilómetros, por lo que el dispositivo puede ahorrar tiempo y trabajo innecesario en las colmenas.

Los resultados de la prueba mostraron que la cantidad de miel en las colmenas tratadas por el dispositivo era un 30% más alta en promedio que en el grupo de control. Y la mortalidad de las abejas fue un 40% menor.

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/tendencias/ciencia-y-tecnologia/article/r1ceqayco