“Israel es el mejor amigo del pueblo iraní” – activista judío nacido en Irán

George Haroonian, una de las principales voces de la comunidad judía iraní en los EE. UU., lanzó una campaña para asegurar la libertad de 13 judíos iraníes arrestados por el régimen.

Por Benjamín Weinthal


George Haroonian (Foto: BENJAMIN WEINTHAL)

George Haroonian, nacido en Teherán, se sentó la semana pasada con The Jerusalem Post para hablar sobre el levantamiento contra el régimen clerical en la República Islámica de Irán, las relaciones entre Israel e Irán y su lucha para lograr la liberación de los judíos iraníes injustamente encarcelados.

Haroonian, quien es una de las principales voces de la comunidad judía iraní en los Estados Unidos, lanzó una campaña en el año 2000 para asegurar la libertad de 13 judíos iraníes arrestados por el régimen en Shiraz por un cargo falso de espionaje.

Protestas actuales en Irán

Está siguiendo de cerca el levantamiento en la República Islámica desde el asesinato denunciado de Mahsa Amini, de 22 años, luego de su arresto por la infame policía de la moralidad del régimen. El régimen arrestó a Amini porque no cubrió adecuadamente su cabello con el hiyab obligatorio.

Haroonian dijo que los iraníes «se han dado cuenta de que el régimen no se puede mejorar ni reformar. Por eso se rebelaron».

El grupo Iran Human Rights (IHR por sus siglas en inglés de Derechos Humanos de Irán), con sede en Noruega, dijo que el estado teocrático ha asesinado a 476 manifestantes desde septiembre.

La Agencia de Noticias de Activistas de Derechos Humanos con sede en Estados Unidos dijo que 19.000 iraníes han sido arrestados.


Una motocicleta de la policía arde durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que murió después de ser arrestada por la «policía de la moralidad» de la república islámica, en Teherán, Irán, el 19 de septiembre de 2022 (crédito: WANA (AGENCIA DE NOTICIAS DE ASIA OCCIDENTAL) VÍA REUTERS)

Haroonian, que vive en el sur de California, nació en Teherán en 1953 y en 1970 partió a los EE. UU. para estudiar. «De hecho, estamos viviendo tiempos históricos y juntos, el capítulo actual debe terminar y debe comenzar uno nuevo y brillante». dijo Haroonian. Añadió que los gobernantes del régimen «han convertido un país rico en un país pobre» y que el levantamiento es «un punto de inflexión en la historia. No se limita a lo que las mujeres quieren vestir. Tiene que ver con el papel de la mujer en sociedad y libertad de elección. Se llenó la medida».

“Creo que una misión primordial de nosotros entre los judíos nacidos en Irán que hemos vivido fuera de Irán es ser puentes de entendimiento entre los países en los que hemos vivido y el pueblo iraní”, agregó Haroonian.

Señaló que «para aquellos de nosotros que somos iraníes estadounidenses es muy importante presentar la verdad de la herencia y los valores culturales iraníes al público y los medios estadounidenses. Su humanismo, hospitalidad y amabilidad lo distinguen del régimen ideológico, que utiliza el odio y la desconfianza como fundamento de su postura mundial. El renacimiento cultural y político y la revolución que está ocurriendo ahora en Irán, hace que esta tarea sea más inmediata».

“Lo mismo para los israelíes iraníes, que han sido grandes embajadores del entendimiento entre los dos pueblos. Israel e Irán son potencialmente grandes socios para la paz y el avance de los pueblos de la región”.

También hay cambios importantes en las relaciones entre los iraníes e Israel.

Haroonian dijo que «me di cuenta de que los iraníes se están divorciando de las ideas sobre los judíos e Israel. Ven que los judíos son parte de la historia iraní e Israel no es su enemigo. Israel es el mejor amigo del pueblo iraní porque es el único gobierno que lucha contra el régimen» y combate el régimen «tras bastidores».

La priorización por parte de los gobiernos occidentales de la cuestión nuclear como el principio y el fin de las relaciones con la República Islámica está equivocada, según Haroonian.

Estados Unidos y las otras potencias mundiales (Rusia, China, Francia, Alemania y Gran Bretaña) buscan proporcionar más de $100 mil millones en alivio de sanciones al régimen de Irán a cambio de restricciones temporales al supuesto programa de armas nucleares de Teherán.

“Critico a los gobiernos occidentales por hacer del problema nuclear el único problema. El régimen usa el tema nuclear para chantajear a Occidente de la misma manera que toma rehenes. El régimen quiere dominar la región y destruir a Israel”.

Haroonian instó a las potencias occidentales a «poner la cuestión de los derechos humanos al mismo nivel que la cuestión nuclear». La cuestión de derrocar al régimen en Teherán también es fundamental en el análisis de Haroonian. Aboga por que las potencias occidentales «reconozcan la voluntad del pueblo iraní y retiren a sus diplomáticos y aumenten las sanciones» contra el régimen. “Si la oposición iraní puede formar un cuerpo centralizado, Occidente debería reconocerlos. Hasta ahora, los iraníes no han hecho eso”.

Haroonian trabaja en la industria de las alfombras y recientemente puso en marcha un sitio web llamado notoantisemitism.org (no al antisemitismo) que está en persa. Dijo que el sitio web tiene como objetivo «iluminar a los que hablan farsi sobre el antisemitismo».

Cuando se le preguntó acerca de los disidentes germano-iraníes que están presionando a la ciudad alemana de Friburgo para que corte su asociación de ciudades gemelas con el régimen de Irán en Isfahán, dijo: «Estaría de acuerdo con ellos».

El régimen de Isfahán insta a la destrucción de Israel cada año en su mitin anual de al-Quds.

El funcionario alemán Michael Blume, encargado de combatir el odio a Israel en Friburgo, se ha negado a pedir el fin de la asociación. La organización judía de derechos humanos, el Centro Simon Wiesenthal, enumeró las supuestas actividades del régimen pro-iraní de Blume, entre otros comportamientos antijudíos informados, como el séptimo peor brote de antisemitismo en 2021. Un tribunal alemán en Hamburgo dijo en octubre que Blume puede ser llamado antisemita debido a algunas de sus declaraciones. El alcalde de Friburgo, Martin Horn, se ha enfrentado a las críticas de Amnistía Internacional por su defensa de la asociación.

Haroonian tiene aversión al silencio en el ámbito de la política de poder porque, argumenta, el silencio promueve los intereses del régimen iraní.

Haroonian, junto con 20 a 25 activistas, formó en el año 2000 el Consejo de la organización judía estadounidense iraní para asegurar la libertad de trece judíos iraníes. Dijo que las comunidades judías iraníes en Irán y en los Estados Unidos «no querían armar un escándalo» y preferían la «diplomacia silenciosa».

Disidentes iraníes le han dicho al Post a lo largo de los años que la diplomacia silenciosa permite que la maquinaria represiva del régimen permanezca en vigor.

Haroonian dijo que algunas personas en ese momento vieron al régimen como dispuesto a «negociaciones tipo bazar». Dijo que su organización veía al régimen de Irán como «similar al nazi».

El gobierno de Estados Unidos ha clasificado al estado teocrático de Irán como el peor estado patrocinador del terrorismo del mundo.

Él y sus compañeros activistas lanzaron una campaña de base amplia para liberar a los 13 de Shiraz. Los activistas judíos iraníes en los EE. UU. obtuvieron cobertura de prensa en ese momento y trabajaron con representantes del Congreso, los rabinos Abraham Cooper y Marvin Hier del Centro Simon Wiesenthal y Malcolm Hoenlein, el ex jefe de la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses, para presionar a la República Islámica para que liberara a los judíos iraníes. El régimen clerical arrestó a los judíos iraníes en 1999 y los últimos cinco del grupo fueron liberados en 2003. La mayoría de los 13 de Shiraz salió de Irán y algunos de ellos viven en los EE. UU.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/diaspora/article-726922?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share