Irán ejecuta a otros dos hombres arrestados durante protestas antigubernamentales

Dos hombres fueron condenados por matar a un miembro de la fuerza paramilitar vinculada al IRGC, elevando a cuatro el número de condenados a muerte por participar en la ola de manifestaciones que arrasan la República Islámica

Por Agencias


Imagen que muestra a Mohammad Karami (derecha) y Mohammad Hosseini, ejecutados en Irán por presuntamente matar a un miembro paramilitar Basij durante una manifestación en la ciudad de Karaj en noviembre de 2022. (Captura de pantalla de la foto de Twitter; utilizada de conformidad con la Cláusula 27a de la Ley de derechos de autor)

Irán dijo que el sábado ejecutó a dos hombres condenados por presuntamente matar a un voluntario paramilitar durante una manifestación. Las últimas ejecuciones tenían como objetivo detener las protestas en todo el país que ahora desafían la teocracia del país.

El poder judicial de Irán identificó a los ejecutados como Mohammad Karami y Mohammad Hosseini, por lo que sube a cuatro el número de hombres ejecutados desde que comenzaron las manifestaciones en septiembre por la muerte de Mahsa Amini. Todos han enfrentado juicios a puerta cerrada, rápidos y criticados internacionalmente.

Mizan, la agencia de noticias del poder judicial, dijo que los hombres habían sido condenados por matar a Ruhollah Ajamian, miembro de la Fuerza Basij, voluntaria de la Guardia Revolucionaria iraní, en la ciudad de Karaj, en las afueras de Teherán, el 3 de noviembre. Los Basij se han desplegado en las principales ciudades, atacando y deteniendo manifestantes, que en muchos casos se han defendido.

Imágenes muy editadas transmitidas por la televisión estatal mostraban a Karami hablando ante un Tribunal Revolucionario sobre el ataque, y también mostraban una recreación del ataque según afirman los fiscales. Los Tribunales Revolucionarios de Irán dictaron las otras dos condenas a muerte ya ejecutadas.

Los tribunales no permiten que los acusados elijan sus propios abogados o incluso vean las pruebas en su contra.

La televisión estatal también transmitió imágenes de Karami y Hosseini hablando sobre el ataque, aunque durante años la emisora ha transmitido lo que los activistas describen como confesiones forzadas.


Última hora: #Irán, ¡Dos ejecuciones atroces más! ¡Mohammad Mehdi Karami y Sayed Mohammad Houssieni fueron ejecutados por el despiadado régimen de Irán!

Los hombres fueron condenados por el asesinato, así como por “corrupción en la Tierra”, un término coránico y un cargo que se ha impuesto contra otros en las décadas posteriores a la Revolución Islámica de 1979 y que conlleva la pena de muerte.

Amnistía Internacional había denunciado el “juicio grupal injusto acelerado” de los dos hombres que, según dijo, no tenía “ningún parecido con un procedimiento judicial significativo”.

El padre de Karami había dicho a los medios iraníes que un abogado de la familia no había podido acceder al expediente del caso de su hijo.

Mohamad Aghasi, quien la familia quería que manejara el caso, escribió en Twitter que a Karami no se le había permitido tener una reunión final con su familia y que había renunciado a comida y agua en protesta.

Karami tenía 22 años, según el grupo Iran Human Rights (IHR por sus siglas en inglés de Derechos Humanos de Irán), con sede en Oslo. Hossein tenía 39 años, según Hengaw, otro grupo de derechos con sede en Noruega.

Los activistas dicen que al menos 16 personas han sido sentenciadas a muerte en audiencias a puerta cerrada por cargos relacionados con las protestas. Las penas de muerte en Irán suelen ejecutarse en la horca.


Una imagen obtenida de la agencia de noticias iraní Mizan el 12 de diciembre de 2022 muestra la ejecución pública de Majidreza Rahnavard, en la ciudad iraní de Mashhad.
(Noticias Mizan/AFP)

Al menos 517 manifestantes han muerto y más de 19.200 personas han sido arrestadas, según Activistas de Derechos Humanos de Irán, un grupo que ha seguido de cerca los disturbios. Las autoridades iraníes no han facilitado un recuento oficial de los fallecidos o detenidos.

Las protestas comenzaron a mediados de septiembre, cuando Amini, de 22 años, murió luego de ser arrestada por la policía de la moralidad de Irán por presuntamente violar el estricto código de vestimenta de la República Islámica. Las mujeres han desempeñado un papel destacado en las protestas, y muchas se han quitado públicamente el velo islámico obligatorio, conocido como hiyab.

Las protestas marcan uno de los mayores desafíos para la teocracia de Irán desde la Revolución Islámica de 1979. Las fuerzas de seguridad han utilizado munición real, perdigones, gases lacrimógenos y porras para dispersar a los manifestantes, según grupos de derechos humanos.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/iran-executes-two-more-men-arrested-during-anti-government-protests/