Netanyahu critica el voto ‘despreciable’ de la ONU y dice que los judíos no pueden ser ocupantes en su propia tierra

El primer ministro acusa al organismo mundial de «distorsionar los hechos históricos», dice que el estado judío no estará obligado por la resolución a remitir el conflicto a un tribunal internacional.

Por Ash Obel


El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, después de una foto grupal del nuevo gobierno en la residencia del presidente en Jerusalén, el 29 de diciembre de 2022.
(Yonatan Sindel/Flash90)

El primer ministro Benjamin Netanyahu criticó a la Asamblea General de las Naciones Unidas el sábado por una resolución aprobada el día anterior para remitir la «ocupación… del territorio palestino» por parte de Israel a la Corte Internacional de Justicia, acusando al organismo mundial de «distorsionar los hechos históricos» y declarando que el pueblo judío no puede ser “un ocupante” en su propia tierra.

En una declaración fuertemente redactada, Netanyahu, quien recuperó el cargo de primer ministro el jueves, dijo que Israel no estaría obligado por la resolución de la AGNU que exige que la CIJ intervenga en el conflicto de acuerdo con el derecho internacional y la carta de la ONU.

“Al igual que cientos de decisiones retorcidas contra Israel tomadas por la AGNU a lo largo de los años, la despreciable decisión de hoy no vinculará al gobierno israelí. La nación judía no ocupa su propia tierra y su propia capital eterna, Jerusalén”, dijo, y agregó que “ninguna decisión de la ONU puede distorsionar los hechos históricos”.

“Seguiremos luchando por la verdad”, concluyó el comunicado.

La resolución de la Asamblea General de la ONU, aprobada por 87 votos contra 26, pide a la CIJ con sede en La Haya que “emita urgentemente una opinión consultiva” sobre la “ocupación prolongada, el asentamiento y la anexión del territorio palestino” por parte de Israel.

También pide una investigación sobre las medidas israelíes “dirigidas a alterar la composición demográfica, el carácter y el estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén” y dice que Israel ha adoptado “legislación y medidas discriminatorias”.

El recién nombrado ministro de Relaciones Exteriores, Eli Cohen, también calificó la decisión de “antiisraelí” y acusó que la aprobación de la resolución brinda “apoyo a las organizaciones terroristas y al movimiento antisemita BDS”.

“Esta última iniciativa es otro error del liderazgo palestino que durante años ha apoyado e incitado al terror y guía a su pueblo de una manera que causa daño a los propios palestinos y cualquier posible final del conflicto”, dijo Cohen.


Eli Cohen, parlamentario de Likud, habla en una conferencia en Tel Aviv, 8 de diciembre de 2022.
(Tomer Neuberg/Flash90)

“Esta decisión no cambiará nada sobre el terreno y no nos impedirá luchar contra el terrorismo, defender a los ciudadanos de Israel y promover los intereses del país”.

El ex enviado de Israel ante la ONU, Danny Danon, dijo a Canal 12 que la táctica palestina de “avergonzar” a Israel en el escenario mundial era parte de la estrategia de “terror diplomático” del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

“En mi opinión, esta es una prueba para nuestro nuevo gobierno, hacer que [Mahmoud] Abbas pague un precio por negarse a hablar con cualquier gobierno y [en cambio] avergonzarlo desde afuera”, dijo Danon.


Una votación de la Asamblea General de la ONU el 30 de diciembre de 2022 sobre una resolución que solicita a la Corte Internacional de Justicia que intervenga en el conflicto israelí-palestino.
(Captura de pantalla/ONU)

Mientras tanto, un informe de Haaretz del sábado dijo que el gobierno aún no ha decidido si cumplirá con la investigación de la CIJ.

El informe también dice que al gobierno le preocupa que la Autoridad Palestina utilice cualquier hallazgo de una investigación de la CIJ para atacar a Israel en organismos internacionales, incluidos los intentos de imponer sanciones al país.


Vista general de una sesión de la Corte Internacional de Justicia en La Haya, el 1 de octubre de 2018.
(Bas Zerwinski/ANP/AFP)

Luego de la votación de la AGNU, la CIJ comenzará a producir un informe de opinión consultiva, un proceso que se espera lleve algún tiempo, probablemente al menos un año.

Antes de eso, la CIJ convocará a la presentación pública de opiniones, que se tendrán en cuenta en el informe final, seguido de un procedimiento de audiencia pública.

El caso también puede elevarse a la Corte Penal Internacional, que es capaz de tomar decisiones jurídicamente vinculantes.

Jerusalén ha argumentado previamente que la corte no tiene jurisdicción sobre ella ya que Israel no es miembro de la corte y no ha ratificado su Estatuto de Roma. Pero la CPI dictaminó el año pasado que tiene jurisdicción en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental desde que aceptó a Palestina como estado miembro en 2015.

Luke Tress contribuyó a este informe.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/netanyahu-pans-despicable-un-vote-says-jews-cannot-be-occupiers-in-their-own-land/?utm_source=The+Daily+Edition&utm_campaign=daily-edition-2023-01-01&utm_medium=email