Los traficantes de antigüedades y el botín de la batalla de Bar Kojba contra los romanos

La Autoridad de Antigüedades de Israel cree que los objetos antiguos incautados de los anticuarios fueron tomados como botín en la batalla de los rebeldes de Bar Kojba contra los soldados romanos.

 Foto del cardo de Aelia Capitolina. Las razones más próximas de la rebelión parecen haber sido la construcción de una nueva ciudad, Aelia Capitolina, sobre las ruinas de Jerusalén y la construcción de un templo a Júpiter sobre el Monte del Templo.Foto: Wikipedia – CC BY-SA 2.5

La investigación de los involucrados en el caso eleva la sospecha de que los hallazgos fueron saqueados de un complejo de escondite en las colinas de Judea, que sirvieron de refugio durante la rebelión de Bar Kojba.

¿Qué hacían unos incensarios de bronce ornamentales y un servidor de vino en un complejo de escondite de la época de la revuelta de Bar Kojba, en las colinas de Judea? Los investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel sospechan que los notables hallazgos arqueológicos incautados por la policía de Lev HaBira a los traficantes de antigüedades la semana pasada son realmente botines de batalla capturados a los soldados romanos por los rebeldes de Bar Kojba.

En el marco de un patrullaje de rutina realizado la semana pasada en el barrio de Musrara, los detectives de la comisaría de Lev HaBira en Jerusalén, observaron que un vehículo circulaba de contramano por una calle de sentido único. El mismo resultó sospechoso, por lo cual los detectives lo detuvieron y lo revisaron. Los policías se asombraron al encontrar en el baúl una caja que contenía hallazgos arqueológicos increíbles e inusuales.

Los inspectores de la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, fueron convocados a la sede policial e inmediatamente se dieron cuenta de que los destacados hallazgos muy bien conservados, databan del período romano. Los mismos incluían dos incensarios de bronce ornamentados de 2.000 años de antigüedad que fueron utilizados para quemar el incienso ritual y que probablemente pertenecían a casas y templos romanos opulentos. También fue descubierta una jarra de bronce para servir vino. La misma, tiene una representación de la escena de un banquete romano, mostrando una figura reclinada sosteniendo una jarra de vino. Otros hallazgos ilícitos incluyen un cuenco trípode de piedra ornamentado, lámparas de arcilla romanas y cientos de monedas que datan del período romano tardío (siglos II-III de nuestra era).

Los objetos de bronce son hallazgos relativamente raros en Israel ya que entonces, y también en la actualidad, el metal era un producto sumamente caro y usualmente era fundido para su reutilización. Por lo general, estos hallazgos se recuperan de sitios arqueológicos en los que fueron ocultados deliberadamente, o en complejos de ocultación en los que se dejaron, tras ser tomados en batalla durante la rebelión de Bar Kojba.

El descubrimiento de los hallazgos llevó a la Autoridad de Antigüedades de Israel a lanzar una investigación penal contra los tres sospechosos del vehículo. La investigación reforzó la sospecha de que los artículos fueron llevados a Jerusalén con el objetivo de venderlos a un traficante de antigüedades. La Unidad de Prevención de Robos cree que los antiguos artículos fueron tomados de un complejo de escondite de la época de la revuelta de Bar Kojba y que ha estado bajo vigilancia en los últimos meses.

La unidad explica que los elementos eran un botín incautado por los rebeldes de Bar Kojba, pero los mismos no fueron usados por los combatientes judíos ya que son típicos objetos del culto romano y están decorados con figuras y símbolos paganos (ello viola la prohibición judía de la idolatría). Además, en los tiempos de la rebelión de Bar Kojba, el Gran Templo había sido destruido y ya no se practicaban los ritos judíos de ofrendar los sacrificios y quemar el incienso. Si los combatientes judíos querían usar estos objetos, quitarían las figuras para evitar la idolatría.

Según Amir Ganor, director de la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, “recientemente identificamos excavaciones arqueológicas en un sitio de la época de la revuelta de Bar Kojba, situado en las cercanías del pase fronterizo Tarqumiya. La información fue transmitida a las FDI y al Departamento Arqueológico de la Administración Civil de Judea y Samaria. Lanzaron una operación en un intento de capturar a los sospechosos, pero desgraciadamente los ladrones lograron escapar. Cuando huyeron, dejaron atrás hallazgos antiguos similares a los ahora recuperados en posesión de los sospechosos. Creemos que los objetos recientemente descubiertos en Jerusalén, fueron sustraídos de este sitio”. Ganor agrega, “me gustaría elogiar la actuación de los detectives de la comisaría de Lev HaBira en Jerusalén, cuya vigilancia permitió recuperar los hallazgos y el éxito de la investigación, frustrando así el intento de venta de antigüedades singulares en esta instancia”.

El director de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Eli Eskozido, manifestó: “la Autoridad de Antigüedades de Israel está trabajando día y noche a fin de combatir las excavaciones en sitios de antigüedades de todo el país, en cooperación con la Policía de Israel y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley. Estos hallazgos antiguos encarnan la historia del país, pero para los ladrones y los traficantes son solamente una mercancía, vendida al mejor postor por pura codicia. Es tremendamente importante evitar cualquier intento de comerciar con antigüedades ilegales, recuperar los valiosos hallazgos y restituirlos al público y al Estado. Cuando se complete el proceso judicial contra los sospechosos, la Autoridad de Antigüedades de Israel le pedirá al tribunal, la confiscación de los hallazgos y que nos sean entregados para su conservación y posterior investigación”.

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel

 

Fuente: Aurora Digital
Link de la noticia: https://aurora-israel.co.il/los-traficantes-de-antiguedades-y-el-botin-de-la-batalla-de-bar-kojba-contra-los-romanos/