Relación comercial entre Israel y Corea del Sur: unión celestial – opinión

El MDE de Airovation Technologies con Kolon es precisamente el tipo de asociación que impulsará la relación más amplia entre Israel y Corea del Sur a nuevas dimensiones.

Por Gil Tomer


La delegación de KOLON de Corea del Sur visita las oficinas de Airovation en Israel.
(Foto: Airovation)

Corea del Sur es el más reciente país tocado por la huella global de la nación de startups – y desde la perspectiva de impulsar la innovación, es una combinación perfecta.

Este mes, entró en vigencia un histórico acuerdo de libre comercio (TLC) entre Israel y Corea del Sur, que elimina los aranceles aduaneros sobre las importaciones agrícolas e industriales. Representa el primer TLC que Israel ha firmado con un país asiático y consolida los crecientes lazos del país con la undécima economía más grande del mundo. Anualmente, Israel exporta aproximadamente $ 1.5 mil millones a Corea del Sur, mientras que importa $ 2 mil millones en productos coreanos.

Pero, ¿qué es exactamente lo que hace que Israel y Corea del Sur sean socios comerciales naturales?

Aparte de su condición de democracias tecnológicamente avanzadas, los países aportan activos y experiencias altamente complementarios en su colaboración. Israel proporciona la mentalidad empresarial que impulsa la innovación. Corea del Sur aporta su experiencia en el ámbito de la escalada, junto con su inflexible pero rentable calidad. No sorprende, entonces, que las empresas conjuntas de Israel y Corea del Sur estén a punto de florecer.

Además del TLC, otra asociación innovadora ahora promete llevar los lazos comerciales entre Israel y Corea del Sur al siguiente nivel. Recientemente, la empresa israelí de tecnología climática Airovation Technologies anunció un Memorando de Entendimiento con Kolon Industries Inc., con sede en Corea del Sur, para colaborar en un proceso de ampliación de tres fases para la captura de CO2 (captura de carbono) en las instalaciones de fabricación de Kolon.

El gobierno israelí y, en particular, el embajador de Israel en la República de Corea, Akiva Tor, y el ex agregado económico de Israel en Corea, Yaniv Goldberg, desempeñaron un papel influyente en el logro de esta asociación.


(Atrás a la izquierda) el ex agregado económico de Israel en Corea Yaniv Goldberg, (al frente a la izquierda) el presidente de Dreamstone Partners, el Sr. Yang Seungwoo, (al frente a la derecha) el fundador y director ejecutivo de Airovation Technologies Marat Maayan y (al fondo a la derecha) el embajador Akiva Tor en la residencia del embajador en Seúl. (Foto: cortesía)

Desarrollada durante una década de investigación en la Universidad Hebrea de Jerusalén, la principal innovación de Airovation Technologies es la generación in situ de superóxido radical, el oxidante más poderoso de la naturaleza. La compañía completó una ronda de financiación de la Serie A de $ 16 millones, principalmente para sus soluciones patentadas de purificación de aire, liderada por Dreamstone Partners e incluyendo Yozma Group Korea, así como Unid Global Corporation. La financiación impulsó un gran avance para la industria de captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS por sus siglas en inglés), con la invención química de Airovation Technologies capaz de transformar las emisiones de dióxido de carbono en minerales y productos valiosos que pueden usarse en las industrias de alimentos, vidrio y fertilizantes.

Ahora, la colaboración inicial de Airovation Technologies con inversores coreanos está dando frutos para la relación Israel-Corea del Sur a través de la asociación de la empresa de tecnología climática con Kolon.

CCUS representa un área de gran impacto para la cooperación entre Israel y Corea del Sur, dado el papel crucial y de vanguardia de la industria para ayudar a cumplir los objetivos globales de energía y clima, incluidos los estipulados en los Acuerdos Climáticos de París. CCUS entrega el 38% de las reducciones de emisiones necesarias en el subsector químico y el 15% en cemento, hierro y acero, según la Agencia Internacional de Energía (AIE).

También proporciona una solución de descarbonización competitiva para varios procesos industriales; estimula una mayor inversión en infraestructura compartida de transporte y almacenamiento de CO2, reduciendo costos y creando así economías de escala; y apoya la contratación pública y privada de cemento, acero, vidrio y productos químicos con bajas emisiones de carbono, lo que acelera la adopción de procesos con bajas emisiones de carbono que ayudan a establecer mercados sostenibles en todo el mundo.

A pesar de su estatus como innovador global, la nación de startups está atrasada en la innovación de CCUS porque, hasta la fecha, ninguna política gubernamental ha presionado a las fábricas contaminantes para que apoyen el cambio a través del espíritu empresarial. Pero hoy, a la luz de las nuevas asociaciones multinacionales que se están formando, como la de Airovation Technologies y Kolon, el progreso tangible está más cerca que nunca.

Como testimonio del estatus de Airovation Technologies como líder de CCUS, la empresa fue seleccionada para representar a Israel en una delegación del Import Institute en la renombrada Conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP27) de 2022, donde exhibió su innovadora tecnología de captura de carbono. Además, el mes pasado, Airovation Technologies firmó un memorando de entendimiento con Phoenicia, el único fabricante de vidrio en Israel, para transformar el proceso de producción de vidrio del país en una operación respetuosa con el carbono.

Tras el acuerdo de libre comercio transformador de este mes con una de las economías líderes en el mundo, el MDE de Airovation Technologies con Kolon es precisamente el tipo de asociación que impulsará la relación más amplia entre Israel y Corea del Sur a nuevas dimensiones – una unión celestial entre el ingenio de la nación de startups y un socio ideal para escalar la innovación tecnológica.

El autor es cofundador y director de operaciones de Airovation Technologies.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/opinion/article-725306