Por primera vez, científicos israelíes programan gallinas para que pongan huevos que solo lleven pollitos hembras

Tecnología de edición de genes desarrollada por científicos del Centro Volcani, quienes dicen que tiene el potencial de detener la destrucción ‘devastadora’ de 7 mil millones de pollitos machos no deseados en todo el mundo cada año.

Por Sue Surkes


Gallinas Golda cuando eran pollitos.
(Ori Peretz)

En una dramática innovación con el potencial de detener la destrucción de unos siete mil millones de pollitos machos no deseados en todo el mundo cada año, científicos israelíes han producido una manada de gallinas todas llamadas Golda que son las primeras en el mundo en poner huevos que solo producen hembras, dijeron los diseñadores el martes.

La tecnología ha estado en desarrollo durante siete años, con el experto en embriología Dr. Yuval Cinnamon al frente de un equipo en la Organización de Investigación Agrícola de Israel – Centro Volcani, en asociación con Poultry by Huminn.

“El tamaño del mercado de puesta de huevos en el mundo se estima en alrededor de 7 mil millones de gallinas ponedoras, y por cada gallina, se sacrifica un pollito macho. La producción de huevos de mesa en el mundo se estima en más de dos mil millones de huevos por año, más de 80 millones de toneladas”, dijo Cinnamon a The Times of Israel.

“Estamos muy contentos de poder brindar una solución viable al… problema de bienestar animal más devastador en la industria ganadera en todo el mundo, en beneficio de los animales y la humanidad”, dijo.

Los pollitos machos nacidos de gallinas ponedoras cuestan más de lo que se venderían como carne, incapaces de competir con los pollos de carne, o «pollos de engorde», que nacen de un tipo diferente de gallina. Los pollos de engorde suelen ser razas más grandes con más contenido muscular, elegidos porque crecen mucho y muy rápidamente. Aunque también ponen huevos, las gallinas de engorde los ponen con mucha menos frecuencia que las razas de gallinas ponedoras. Las gallinas ponedoras son más delgadas y pequeñas.

El descubrimiento de los científicos tiene el potencial de reducir casi a la mitad el costo de la incubación y eliminar la inversión que actualmente se necesita para clasificar y desechar los pollitos machos mediante métodos desagradables que van desde la asfixia y la gasificación hasta la trituración en vida.


Ilustrativo: Pollos dentro de un establo en Israel el 11 de agosto de 2020.
(Yossi Aloni/FLASH90)

La tecnología se anunció el año pasado con la eclosión de los primeros pollitos Golda. La variedad se llama Golda por el color de las gallinas, no por la difunta primera ministra de Israel Golda Meir, aunque un portavoz dijo que se trataba de una feliz coincidencia.

Desde entonces, los pollitos se han convertido en gallinas adultas y han puesto sus propios huevos, y se ha demostrado que la tecnología funciona.

Los gallos portan el cromosoma Z mientras que las gallinas portan el Z para los machos y el W para las hembras. El acoplamiento de dos Z da lugar al nacimiento de un pollito macho. Si la madre aporta el cromosoma W al Z del padre, emergerá un pollito hembra.

El equipo de investigación descubrió una forma de editar genéticamente el cromosoma Z de la gallina para que los huevos que contienen embriones masculinos dejen de desarrollarse en una etapa temprana y no eclosionen.

Los huevos de Golda son huevos fértiles de los que solo nacen las hembras y estas pollitas hembras luego ponen huevos de mesa.

Las pollitas que resultan no están modificadas genéticamente de ninguna manera porque heredaron el cromosoma W sin editar de la madre y el cromosoma Z sin modificar del padre.

Según un comunicado de la compañía Huminn, el director general de Salud y Seguridad Alimentaria de la Unión Europea examinó la tecnología y confirmó que tanto las gallinas ponedoras de la línea Golda como los huevos que ponen pueden venderse sin ningún cambio regulatorio.

Cinnamon agregó que la FDA de EE. UU. estaba evaluando la investigación y que esperaba que, junto con el Ministerio de Agricultura de Israel, hiciera lo mismo.

Este desarrollo se produce cuando se espera que la demanda de huevos aumente en un 50% a nivel mundial entre 2020 y 2035.


Ilustrativo: Una caja de huevos en una granja de pollos en Israel el 11 de agosto de 2020.
(Yossi Aloni/FLASH90)

Las gallinas Golda se mantendrán en centros de cría de aves de corral, mientras que sus crías se venderán a los agricultores para la producción de huevos no fertilizados para comer.

Yaarit Wainberg, director ejecutivo de Poultry by Huminn, agregó: “En los últimos años, hemos sido testigos de un cambio de conciencia en todo el mundo con respecto al bienestar animal, pero por otro lado, no se han identificado soluciones prácticas para detener el desafortunado fenómeno de matar a los pollitos machos. Estamos orgullosos y emocionados de ser los primeros en el mundo en ofrecer una solución efectiva, con una contribución significativa a toda la cadena de valor – todo esto basado en la ciencia y la innovación israelíes”.

Una vocera de Huminn y del Centro Volcani explicó que no había fotografías de las gallinas Golda maduras por la necesidad de mantener una esterilidad total en el laboratorio. Una vez que la variedad sea comercial, vivirán como cualquier otra gallina ponedora.

Huminn – establecida hace cinco años con el nombre de NRS Agro Innovation – es una empresa de innovación estadounidense-israelí que ayuda a crear y comercializar soluciones innovadoras en salud, nutrición, calidad ambiental y bienestar humano y animal.

Ha firmado varias colaboraciones estratégicas con organizaciones israelíes. Además del Centro Volcani, estos incluyen el Instituto de Ciencias Weizmann, la Universidad Ben-Gurion del Neguev y el Instituto Nacional de Biotecnología en el Neguev.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel 
https://toi.by/GeD7uC