Navidad en Israel: un recorrido por la comunidad cristiana más grande de Israel

Esta semana describiremos eventos y sitios cristianos interesantes en toda la ciudad de Nazaret, que es el hogar de la comunidad cristiana más grande de Israel.

 Por Meital Sharabi


El centro comercial BIG FASHION disfruta. (Foto: MEITAL SHARABI)

La semana pasada, hablamos de cómo cada año en diciembre, Nazaret se convierte en un imán para los israelíes durante dos semanas, cuando la ciudad del norte se transforma con luces de colores, nacimientos y árboles de Navidad en preparación para las visitas de turistas israelíes y extranjeros por igual.

Mientras que la última vez nos enfocamos en sitios históricos en la Ciudad Vieja de Nazaret, esta semana describiremos eventos y sitios interesantes en toda la ciudad que alberga a la comunidad cristiana más grande del país.

Nuestra primera parada será el centro comercial BIG FASHION de la ciudad, que ha sido decorado para Navidad. Cerca, hay una estructura de madera destinada a ser la casa de Papá Noel, que funciona como una tienda temporal. En los días previos a Navidad, también habrá alguien paseando disfrazado de Papá Noel, que estará repartiendo regalos a los niños. Además, habrá una feria navideña con puestos de comida y un sinfín de espectáculos callejeros.

Pero no se llene demasiado de comida en la feria, ya que hay una serie de restaurantes para elegir situados en el último piso del centro comercial, como Luna Bistro, que sirve auténticos platos árabes. Recomiendo ir allí con mucha hambre, de lo contrario, no hay forma de que puedas terminar toda la comida servida en tu mesa. La comida comienza con tres sabrosas entradas veganas: una ensalada de escarola crujiente con ajo y cebolla; un falafel sambusak con tahini y harissa; y un plato de coliflor con salsa de granada.

A continuación, los platos fuertes incluyen kubbeh y al safiha (pan cubierto con carne molida, tahini y piñones). Estábamos tan llenos que, a pesar de los tentadores postres, tuvimos que declinar.


El centro comercial BIG FASHION disfruta. (Foto: MEITAL SHARABI)

Nuestra siguiente parada fue el Monte Precipicio, que está a cinco minutos del centro comercial en carro. Este es uno de los mejores lugares del país desde donde se puede observar toda Galilea, especialmente si el ambiente está particularmente despejado ese día. La montaña tiene 397 metros sobre el nivel del mar, y desde este lugar se pueden identificar el Monte Carmelo, el Monte Gilad y el Monte Tabor, el Gilboa y el Valle de Jezreel. Según la tradición cristiana, cuando Jesús huía de los judíos que estaban enojados y no aceptaban que él era el Mesías, saltó del Monte Precipicio pero sobrevivió milagrosamente. Recomiendo detenerse a tomar una taza de café en Hani’s, que se encuentra en el sitio.

Un recorrido navideño por Nazaret en Israel

Desde allí, recomiendo conducir hacia la Ciudad Vieja de Nazaret, donde puede unirse a una visita guiada y escuchar historias increíbles sobre los muchos edificios y sitios históricos. Alternativamente, puede deambular por las calles estrechas por su cuenta. Nos unimos a un grupo dirigido por el guía turístico licenciado Itzik Litani, que dirige recorridos gastronómicos. Litani crea tours a la medida. Los recorridos para cuatro personas cuestan NIS 800, más IVA. (Los recorridos no incluyen el costo de las degustaciones de alimentos, que se pagan directamente a los vendedores). Litani es prácticamente una enciclopedia ambulante; los visitantes disfrutarán aprendiendo de sus descripciones detalladas, y le encanta responder las muchas preguntas de la gente.

Información: 077-805-0211; www.eitours.co.il.

Comenzamos nuestro recorrido con Litani dentro de la Ciudad Vieja en la Vía del Peregrino y el Complejo Muscovy, que es una estructura grande e impresionante que actualmente funciona como el cuartel general de la policía de la ciudad. Aprendimos una anécdota divertida sobre el edificio: tras el debilitamiento del Imperio Otomano, varias potencias europeas compraron terrenos en Tierra Santa. Rusia compró el Complejo Ruso en Jerusalén, así como el Complejo Muscovy en Nazaret. En la década de 1960, Israel compró este sitio a Rusia y el pago se realizó en naranjas.

Desde allí, continuamos hasta la Plaza Manantial, que cuenta con un manantial subterráneo que sirvió como la principal fuente de agua de la ciudad durante varios siglos. También se le llama Pozo de María, un manantial situado junto a la Iglesia Ortodoxa Griega. Nos invitaron a una copa de vino con especias en Rosemary, un restaurante dirigido por Jasan Toma, donde nos lo tomamos con calma por unos momentos antes de que todos se dispersaran en la gran cantidad de boutiques en el área, para luego volver a reunirse para el resto del recorrido.

Continuamos hacia las cuevas de Al Kila’i (o Um al-Mugar, como las llaman los lugareños), que según la tradición cristiana fue un lugar donde Jesús durmió hace 2000 años. Aparentemente, las cuevas también se utilizaron como escondite para los judíos y los primeros cristianos que intentaban escapar de la persecución romana. En la entrada de la cueva hay una antigua mikveh (baño ritual) y un altar. La entrada a la cueva es gratuita, pero los invitados pueden dejar una donación que se destinará al mantenimiento de la cueva.

Horario: La cueva está abierta de 10 a 13 h.

A estas alturas, es probable que su estómago haya comenzado a rugir. Una de mis recomendaciones es comer en Tishreen Bama’ayan, un fantástico restaurante fusión. Pedimos el queso de leche de oveja bryndza al horno con una ensalada de tomate cherry. También puede pedir platos de pasta, carne y mariscos.

Pero asegúrese de dejar espacio para el postre en Joz VeLoz, que se encuentra al otro lado de la calle de Tishreen Bama’ayan. Su especialidad es el kanafeh al estilo egipcio, que incluye queso de vaca y de cabra, además de pistachos molidos y almendras. También tienen un sahlab increíble. Cuando haya terminado de comer, puede caminar por el mercado de verduras al aire libre y las calles estrechas de la Ciudad Vieja.

Si no te has hartado de recorrer los lugares de Navidad, puedes visitar la antigua Mezquita Blanca, que predica valores de paz y hermandad entre personas de diferentes religiones. La mezquita está abierta al público, aunque requieren que las personas se vistan con ropa modesta, se quiten los zapatos antes de entrar y hablen en voz baja adentro.

La última parada será la Iglesia Católica Griega de la Anunciación, que según la tradición cristiana era en ese momento una sinagoga donde Jesús solía orar. Según el libro de Lucas, este es el lugar donde Jesús se autoproclamó mesías, lo que no fue bien recibido por muchos de sus compañeros de adoración. Después de este evento, Jesús, que tenía 30 años en ese momento, supuestamente se fue de Nazaret.

Precio: La entrada a la iglesia es gratuita, pero se requiere inscripción previa.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/christianworld/article-724377