Moneda de plata de medio siclo poco común, acuñada por rebeldes contra Roma en 69 EC, encontrada en Jerusalén

La moneda encontrada en los restos de un edificio de la era del Segundo Templo probablemente se usó para pagar el impuesto anual por el culto en el sitio; la mayoría de las monedas de este tipo son de bronce.

Por personal del TOI


Moneda de plata de medio siclo del tercer año de la Gran Revuelta contra Roma, acuñada en Jerusalén en el año 69 EC.
(Autoridad de Antigüedades de Israel/Tal Rogovski)

Una singular moneda de plata de medio siclo, acuñada por rebeldes judíos hace casi 2.000 años durante la Gran Revuelta contra el dominio romano, fue encontrada recientemente durante excavaciones en Jerusalén, dijo el martes la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Fue solo la tercera moneda de este tipo encontrada durante las excavaciones en la capital, y entre solo un puñado encontrado en otros lugares, dijo la AAI en un comunicado.

La moneda fue descubierta en el sitio de Ophel, un área al sur del Monte del Templo en la Ciudad Vieja, durante la investigación de los restos de un edificio público de la era del Segundo Templo que aparentemente también fue saqueado cuando los romanos, después de aplastar la revuelta, destruyeron el Templo en el año 70 EC.

Las excavaciones en Ophel descubrieron docenas de monedas judías de la Gran Revuelta, que se desarrolló entre el 66 y el 70 EC. La mayoría estaban hechas de bronce, pero esta era de plata y las marcas mostraban que fue acuñada en el tercer año de la rebelión, 69 EC.

Como la mayoría de las monedas de este tipo, hay una copa en un lado con una inscripción del valor de la moneda, junto con letras hebreas antiguas encima que indican el año en que se acuñó, dijo la AAI.

El otro lado lleva una rama con tres granadas y otra inscripción: “Santa Jerusalén”.

La excavación fue realizada por una delegación del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea encabezada por el Prof. Uzi Liebner, en colaboración con el Armstrong College de Oklahoma en los Estados Unidos. Fueron asistidos por la empresa estatal para el desarrollo de Jerusalén Este, la AAI y la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel.

“Esta es la tercera moneda de este tipo que se descubre en las excavaciones en Jerusalén y una de las pocas que se han descubierto en las excavaciones arqueológicas en general”, dijo Liebner.

La acuñación de monedas durante la rebelión fue una declaración política y una expresión de liberación nacional, según el comunicado de la AAI. En ese momento, la autoridad para acuñar monedas estaba en manos únicamente del emperador romano.

“De hecho, durante todo el período romano hasta la Gran Revuelta, los judíos no acuñaron monedas de plata, ni siquiera en los días del rey Herodes el Grande”, dijo.


Foto sin fecha del sitio arqueológico de Ofel.
(Autoridad de Antigüedades de Israel/Sasson Tiram)

Los investigadores dijeron que las monedas pesaban alrededor de siete gramos y se usaban para pagar el impuesto anual de «medio siclo» en el Templo para los costos de adoración. Hasta el levantamiento, las monedas de medio siclo utilizadas para el impuesto se acuñaban en la ciudad libanesa de Tiro y mostraban imágenes de una deidad adorada por los lugareños.

Las monedas rebeldes, al eliminar tales dioses, estaban en línea con el segundo de los Diez Mandamientos, que prohíbe hacer imágenes talladas de deidades.

«Las monedas de plata de la Gran Revuelta fueron las primeras y las últimas en la antigüedad en llevar el nombre de ‘shekel’. La siguiente vez fue en las monedas de shekel israelíes emitidas por el Banco de Israel en 1980», dijeron los investigadores.

Según un comunicado del lunes del Instituto Armstrong, se cree que las preciosas monedas de plata fueron acuñadas dentro del complejo del Templo.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://toi.by/4eD44Z