Diferentes empresas de Israel harán que tu próximo coche vuele

Descubre por qué el país se ha transformado en líder en el sector de los autos voladores y cuánto debes esperar para que estos vehículos estén en el aire.


AIR ONE es un avión eléctrico de dos plazas. Foto cortesía de AIR

Por Brian Blum  

Cuando la startup AIR de Pardes Hanna anunció en junio que había completado con éxito la primera prueba supervisada por el regulador de su prototipo de auto volador, Israel se acercó aún más a le realidad que viene: los vehículos de despegue y aterrizaje vertical impulsados ​​por energía eléctrica (eVTOL)

Mientras sobrevolaba los verdes campos del kibutz Meguido en el norte del país bajo la supervisión de la Autoridad de Aviación Civil, el vehículo AIR ONE cautivó a los espectadores y deleitó a Rani Plaut, director ejecutivo de la compañía, que lo calificó de “verdaderamente impresionante”

“Fue verlo despegar del suelo por primera vez y así marcar el comienzo de un largo viaje que continuará con una prueba de vuelo tripulado y luego evolucionará a una prueba de unidad de producción en masa”, indicó el directivo.

AIR es una de las pocas compañías israelíes que compiten por traer a este siglo al auto volador de Súper Sónico.

De acuerdo con una estimación de Morgan Stanley, para 2040 este mercado alcanzará los 1,5 billones de dólares.

Muchos se podrían preguntar por qué el pequeño Israel se convirtió en líder del espacio de los autos voladores. Pues todo comienza con los militares.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) innovan en el campo desde la Guerra de los Seis Días de 1967 cuando los objetivos militares israelíes a lo largo del Canal de Suez estaban siendo destruidos por los nuevos sistemas de misiles tierra-aire de Egipto escondidos detrás de una trinchera de arena de diez metros que los egipcios construyeron para limitar la capacidad de Israel para realizar un reconocimiento visual.

¿Qué hizo Israel con esto?

Al mayor Shabtai Brill se le ocurrió lo que en ese momento parecía una idea alocada: ubicar una cámara en la parte inferior de un avión de juguete y volarlo por control remoto sobre la frontera para ver qué ocurría.

Ese ingenio “de niños” se convirtió en una sólida industria de vehículos aéreos no tripulados o drones  que hoy representan aproximadamente la mitad de todas las horas de vuelo de la Fuerza Aérea de Israel.

Como suele ocurrir con la tecnología militar que se filtra en la vida civil, la experiencia de los drones de Israel ha encontrado un nuevo hogar con la creciente lista de nuevas compañías de autos voladores.

“Tenemos a los mejores del mundo en la industria de aviones autónomos”, le dijo Yair Dubester, director ejecutivo de la compañía de autos voladores Pentaxi a ISRAEL21c en Español.

Así se refirió a su propia compañía pero también fue una referencia al ecosistema general del país.

La siguiente es una lista de las seis principales empresas que corren la carrera para traer los vehículos voladores al mercado.

AIR

“Hay cerca de 1.500 millones de autos en todo el mundo y se producen alrededor de 80 millones cada año. Si conseguimos hacer volar a 10.000 podremos empezar a dejar una marca para mejorar el problema global de la congestión del tráfico”, expresó Plaut.

AIR ya acepta pedidos por adelantado para su AIR ONE de dos plazas totalmente eléctrico.

El vehículo tiene una autonomía de 177 kilómetros con una sola carga a velocidades de hasta 250 kilómetros por hora.

El AIR ONE presenta alas plegables para facilitar el estacionamiento y puede despegar y aterrizar desde cualquier superficie plana.

Se puede enganchar a un remolque para llevarlo de vacaciones y, con el tamaño de solo dos autos de ancho, se puede estacionar en muchos garajes.

La idea de la empresa es que en 2024 ya haya un vehículo en funcionamiento aunque la certificación completa en EEUU podría demorar otros cuatro o cinco años.

El precio: 150.000 dólares por unidad.

Sí, puede parecer mucho, pero no es tanto más que un auto Tesla modificado.

En otro orden, AIR ONE es único entre los vehículos de su tipo respecto a que está destinado a venderse de forma directa a los consumidores en vez de ser un servicio de movilidad compartido o un taxi aéreo.

“Queremos llevar la aviación a todos”, dijo Plaut.

En marzo, AIR firmó un acuerdo con el distribuidor australiano de aviones eléctricos FlyOnE. Otros socios son incluyen Espere AAM y AeroAuto.

Pentaxi


Así es como se vería un vehículo de Pentaxi en el aire. Imagen cortesía de Pentaxi

En cierto modo, Pentaxi tiene un concepto opuesto a AIR.

El nombre de la empresa revela su objetivo: ser un servicio de taxi aéreo y no un eVTOL personal.

Otra gran diferencia es que está compañía busca tener vehículos sin piloto y esa es una de las razones por las que el primer uso de sus taxis puede ser para cargas.

El primer modelo podrá transportar 55 kilos durante 100 kilómetros aunque cuando Pentaxi cumpla su destino final tendrá la capacidad de llevar hasta 400 kilos por 320 kilómetros a una velocidad de 241 kilómetros por hora.

La empresa puede ser relativamente nueva pero su equipo trabaja en vehículos autónomos no tripulados (UAV) desde 1974. Así lo informó Dubester, que dirigió la división UAV de Israel Aerospace Industries durante siete años antes de fundar Pentaxi.

“Cuando un cliente potencial se acerca le digo que he chocado más UAV que nadie en el mundo. El punto es que tengo todas las lecciones aprendidas de esos años”, le dijo Dubester a ISRAEL21c en Español

El ejecutivo admitió que existe la posibilidad de que la gente no se sienta cómoda volando por encima del suelo sin que nadie opere la nave.

“Tal vez pongamos un piloto allí al principio por el bien de la psicología colectiva”, reveló.

Pentaxi presentó su primer prototipo en el Automotor Show 2022 de Tel Aviv.

El vehículo Pentaxi recibió su nombre por sus cinco motores dispuestos en forma de pentágono. Debido a que las alas son muy grandes, el auto necesitará una plataforma de aterrizaje especial.

De acuerdo con Dubester, la versión de carga de Pentaxi podría estar lista para despegar en 2025.

Urban Aeronautics


Boceto del interior del CityHawk VTOL cortesía de Urban Aeronautics

El vehículo CityHawk de Urban Aeronautics funcionará con celdas de combustible de hidrógeno de largo alcance en lugar de baterías eléctricas.

Su primera aplicación será para dar servicios de emergencia. La empresa selló un acuerdo con Hatzolah Air, una organización de EMS de EEUU que cuenta con paramédicos, enfermeras y médicos voluntarios.

En ese sentido, el CityHawk será una solución segura en entornos urbanos colmados en gran parte porque el vehículo no tiene alas ni rotores externos.

Urban Aeronautics pasó los últimos diez años perfeccionando un sistema de hélice interno llamado Fancraft.

El vehículo podrá aterrizar en una acera siempre que tenga lugar para hacerlo. Y cuatro CityHawks podrían hacerlo en el techo de un edificio de oficinas (en comparación con un helicóptero de tamaño normal).

El auto volador de esta empresa es diseñado para acomodar a cinco pasajeros y un piloto.

Su tanque de hidrógeno se puede llenar en cuestión de minutos y, si todo sigue sus carriles, debería estar listo para despegar más cerca del final de la década.

Rafi Yoeli, director ejecutivo de Urban Aeronautics, creó la compañía en 2001. El primer prototipo, el Cormorant, “despegó” en 2015.

Cormorant puede transportar hasta 635 kilos de carga.

Eviation Aircraft


El interior del avión Alice de Eviation. Foto cortesía de Eviation

Presentado en el Salón Aeronáutico de París de 2019, el vehículo Alice de Eviation Aircraft puede volar unos 815 kilómetros con nueve pasajeros.

La empresa se refiere a Alice como “el primer avión de cercanías totalmente eléctrico del mundo”. Los primeros vuelos comerciales están programados para principios de 2024 aunque dado que Eviation necesitará las mismas aprobaciones regulatorias que AIR ONE, Pentaxi y CityHawk de Urban Aeronautics, esto aún deberá conformarse.

El primer cliente de la empresa es Cape Air de EEUU.

El año pasado, DHL hizo un pedido de 12 Alice como parte del plan de cero emisiones de la empresa de envíos.

Omer Bar-Yohay, director ejecutivo de Eviation, señaló que el futuro de los aviones eléctricos significará un entorno más tranquilo para los habitantes de sitios cercanos a los aeropuertos.

Clermont Group de Singapur tiene una participación del 70 por ciento en Eviation y le ofrece sus a motores eléctricos de la división MagniX.

En 2019, la revista TIME de EEUU ubicó a Eviation en su lista de los 100 mejores inventos de ese año.

Fuente: ISRAEL21c

 

Fuente: Aurora Digital
https://aurora-israel.co.il/diferentes-empresas-de-israel-haran-que-tu-proximo-coche-vuele/