La mujer que ayuda a sus compañeros beduinos a ingresar a la alta tecnología israelí

Fahima Atawna, con títulos en ingeniería química y salud pública, vio muchos beduinos con educación pero pocos en el sector de alta tecnología.

Por Diana Bletter, Israel21c


Fahima Atawna, directora ejecutiva de Siraj. Foto de Omri Keren Lapidot

Ayudar a los beduinos del Neguev a ingresar a la fuerza laboral israelí de alta tecnología es el objetivo de Siraj, una ONG cuyo nombre significa «fuente de luz» en árabe.

La directora ejecutiva, Fahima Atawna, dice que la oficina de Siraj está «ubicada estratégicamente» en un edificio de WeWork en Beersheva que alberga docenas de startups de alta tecnología, incluida Siraj Technologies, una compañía afiliada que brinda soluciones de IoT (Internet de las cosas) y emplea a 25 beduinos.

“Eso significa que de los 2000 trabajadores de alta tecnología en el Neguev, 25 son beduinos”, dijo Atawna. “Es un comienzo, pero sigue siendo una gota en el océano”.

Sin embargo, Atawna tiene esperanzas, especialmente después del programa piloto de este verano que Siraj organizó en cooperación con la Universidad Ben-Gurion y el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

El curso de cinco semanas fue diseñado para estudiantes beduinos de secundaria durante las vacaciones escolares “cuando no hay actividades digitales para estudiantes beduinos”.

Los 17 estudiantes desarrollaron y construyeron sus propias aplicaciones móviles para abordar las necesidades sociales dentro de la comunidad beduina, como ayudar a las personas ciegas con el transporte público.

Posteriormente, los estudiantes le dijeron a Atawna que quieren seguir estudiando para poder ingresar al campo de la alta tecnología.

“Y muchos de sus padres ya me preguntaron cuándo habrá otro curso para poder inscribir a sus otros hijos”, dijo.

Programa de tutoría

Siraj trabaja dentro de las comunidades beduinas de Neguev, que tienen las tasas más altas de desempleo y pobreza en Israel, involucrando a miles de estudiantes de secundaria y universitarios, padres, educadores y líderes comunitarios.

La organización alienta a los jóvenes a seguir carreras en profesiones STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas por sus siglas en inglés) como la informática, con la intención de crear un «canal de candidatos calificados» para ingresar a la fuerza laboral de alta tecnología.

“Queremos que los jóvenes vean cómo serían este tipo de carreras”, dijo Atawna.

Eman Bin Nasser, de 28 años, de una aldea beduina no reconocida cerca de Beersheva, dijo que es la primera de su familia en trabajar en alta tecnología.

Consiguió un trabajo como desarrolladora en Siraj Technology en mayo de 2021 después de completar sus estudios en Sami Shamoon College de Ingeniería en Beersheba, con el apoyo multifacético de Siraj.

“Trabajo en alta tecnología debido a la organización”, le dijo Nasser a ISRAEL21c. “No podría haber hecho esto sin ellos”.

Atawna, quien tiene una licenciatura en ingeniería química y una maestría en salud pública, dijo que “puedes encontrar beduinos con educación trabajando como médicos en hospitales y [como trabajadores en] fábricas, pero muy pocos en industrias de alta tecnología”.

Siraj patrocina un programa de tutoría que tiene como objetivo reducir las tasas de abandono escolar entre los estudiantes beduinos de STEM, tanto en la escuela secundaria como en la universidad, para mantenerlos enfocados en carreras de alta tecnología.

Al brindar un apoyo integral, Siraj ayuda a los estudiantes a aumentar sus posibilidades de completar sus estudios y encontrar empleo.

Motivación y trabajo duro

Alrededor de 10 graduados universitarios trabajan en Siraj Technologies durante seis meses, donde aprenden habilidades laborales duras y blandas. Atawna dijo que los participantes están expuestos a “la cultura, las normas y las oportunidades dentro de la alta tecnología israelí”.

Luego, la ONG ayuda a ubicar a los participantes en trabajos permanentes, ya sea continuando en Siraj Technologies o yendo a otras empresas de alta tecnología o a diferentes industrias.

Siraj alienta a los beduinos a romper las barreras, dijo Atawna.

De hecho, Atawna fue la primera mujer beduina en trabajar en la planta de Israel Chemicals Limited (ICL) en el Neguev, cerca de su casa en la aldea beduina de Hura, cerca de Beersheva.

Ella resalta a su padre, que también trabajaba en la planta, por impulsarla a dedicarse a la ingeniería química.

“Mi padre me dio la motivación para probarme a mí mismo y trabajé duro”, dijo Atawna.

Después de su paso por ICL, se dedicó a trabajar en el campo de la salud pública beduina. Unos años más tarde, en 2019, acepté el trabajo en Siraj “porque quería que los beduinos, incluyéndome a mí, fueran parte de la comunidad global de alta tecnología”.

Impacto positivo

Desde que se fundó Siraj, Atawna dijo que la organización ha ayudado a algunas decenas de hombres y mujeres beduinos a conseguir trabajo en empresas de alta tecnología.

Ella dijo que está en contacto con gerentes de recursos humanos en compañías como Google y Facebook, y les explica que hay un «enorme potencial de mano de obra» esperando ser aprovechado.

Atawna espera cultivar «un ecosistema activo y unido» donde las personas puedan compartir nuevas ideas y oportunidades de empleo, así como cerrar brechas en la industria.

A lo largo del año, las conferencias y seminarios de Siraj sobre innovación y espíritu empresarial para la comunidad tecnológica beduina también atraen a otros participantes de la región más amplia de Neguev. Las reuniones cuentan con expertos de la industria, así como con educadores y representantes gubernamentales.

Siraj Technologies también se está expandiendo, dijo, pasando de cuatro ingenieros en 2017 a 25 en la actualidad.

“El éxito de la empresa tiene un impacto positivo”, dijo. “Otras empresas lo ven. Estamos abriendo cada vez más puertas”.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: WIN
https://worldisraelnews.com/the-woman-helping-fellow-bedouins-enter-israeli-hi-tech/