Irán comienza la construcción de la planta de energía nuclear Karoon de $ 2 mil millones, dicen medios estatales

El sitio de 300 megavatios en la provincia rica en petróleo de Juzestán, cerca de la frontera occidental con Irak, tardará ocho años en construirse.

Por AP y personal del TOI


Ilustrativo – esta foto del 26 de octubre de 2010 muestra el edificio del reactor de la planta de energía nuclear de Bushehr en las afueras de la ciudad sureña de Bushehr, Irán. (Foto AP/Agencia de noticias Mehr, Majid Asgaripour)

Irán comenzó el sábado la construcción de una nueva planta de energía nuclear en el suroeste del país, anunció la televisión estatal iraní, un día después de que el organismo de control nuclear internacional dijera que Teherán había triplicado su capacidad para enriquecer uranio al 60 por ciento de pureza.

El anuncio de la nueva planta se produjo mientras Irán se ve sacudido por protestas antigubernamentales en todo el país que han desafiado al gobierno teocrático y comenzaron después de la muerte de una joven bajo custodia policial.

La nueva planta de 300 megavatios, conocida como Karoon, tardará ocho años en construirse y costará alrededor de $2.000 millones de dólares, informó la agencia de radio y televisión estatal del país.

La planta estará ubicada en la provincia iraní de Juzestán, rica en petróleo, cerca de su frontera occidental con Irak, dijo.

A la ceremonia de inauguración del sitio de construcción asistió Mohammad Eslami, jefe de la Organización de Energía Atómica civil de Irán, quien en abril dio a conocer por primera vez los planes de construcción de Karoon.

Irán tiene una planta de energía nuclear en su puerto sureño de Bushehr que entró en funcionamiento en 2011 con la ayuda de Rusia, pero también varias instalaciones nucleares subterráneas.


El jefe nuclear de Irán inauguró hoy la construcción de una planta nuclear de 300 megavatios “Karoon” en Darkhovin, en la provincia de Juzestán. La planta de energía operará con un reactor de agua presurizada y se espera que la construcción demore unos 8 años.

El anuncio de la construcción de Karoon se produjo menos de dos semanas después de que Irán anunciara que había comenzado a producir uranio enriquecido con una pureza del 60 % en la instalación nuclear subterránea Fordo del país. La medida se considera una adición significativa al programa nuclear del país.

El enriquecimiento al 60 % de pureza está a un breve paso técnico de los niveles de grado armamentístico del 90 %.

Expertos en no proliferación advirtieron en los últimos meses que Irán ahora tiene suficiente uranio enriquecido al 60% para reprocesarlo y convertirlo en combustible para al menos una bomba nuclear.

La medida fue condenada por Alemania, Francia y Gran Bretaña, las tres naciones de Europa occidental que permanecen en el acuerdo nuclear con Irán.


Esta foto satelital del 11 de diciembre de 2020 de Maxar Technologies muestra la construcción en la instalación nuclear Fordo de Irán. Irán comenzó la construcción de un sitio en su instalación nuclear subterránea en Fordo en medio de tensiones con los EE. UU. por su programa atómico (Maxar Technologies vía AP)

Los intentos recientes de revivir el acuerdo nuclear de Irán de 2015, que alivió las sanciones contra Irán a cambio de restricciones en su programa nuclear, se han estancado.

Sin embargo, el mes pasado, el jefe de inteligencia militar, mayor general Aharon Haliva, dijo que Irán ha logrado un «progreso significativo» hacia la producción de uranio enriquecido al 90%.

“Se acerca el momento en que saldrá a la luz la mayor prueba de la comunidad internacional, cuando Irán contempla [la idea del] enriquecimiento al 90%, aunque solo sea simbólicamente”, dijo.

Irán aún necesitaría diseñar una bomba y un sistema de lanzamiento para ella, probablemente un proyecto de meses.

Israel cree que Irán desea construir una bomba nuclear, ha publicado inteligencia que, según dice, reveló el programa de armas iraní y, según se informa, ha llevado a cabo operaciones de sabotaje dentro de la República Islámica para retrasar el desarrollo de tal arma.


Una persona involucrada en la seguridad de la instalación de conversión de uranio en las afueras de la ciudad de Isfahán, Irán, el 30 de marzo de 2005.
(Foto AP/Vahid Salemi, archivo)

Irán ha negado cualquier intención nefasta y afirma que su programa está diseñado con fines pacíficos, aunque recientemente ha estado enriqueciendo uranio a niveles que los líderes internacionales dicen que no tienen uso civil.

Desde septiembre, Irán se ha visto sacudido por protestas en todo el país que se han convertido en uno de los mayores desafíos para su teocracia desde los caóticos años posteriores a su Revolución Islámica de 1979.

Las protestas se desencadenaron cuando Mahsa Amini, de 22 años, murió bajo custodia el 16 de septiembre, tres días después de su arresto por parte de la policía de la moralidad de Irán por violar el estricto código de vestimenta de la República Islámica para las mujeres. El gobierno de Irán insiste en que Amini no fue maltratada, pero su familia dice que su cuerpo mostraba moretones y otros signos de golpes después de que fue detenida.


Iraníes protestando por la muerte en septiembre de Mahsa Amini, de 22 años, después de que fuera detenida por la policía de la moralidad en Teherán, el 27 de octubre de 2022. (Foto tomada por un individuo que no es empleado de Associated Press y obtenida por AP fuera de Irán, Medio Imágenes del Este/AP)

En un comunicado emitido por la agencia de noticias estatal IRNA de Irán el sábado, el consejo de seguridad nacional del país anunció que unas 200 personas murieron durante las protestas, la primera información oficial del organismo sobre las víctimas. La semana pasada, el general iraní Amir Ali Hajizadeh contó el número de muertos en más de 300.

Las cifras contradictorias son más bajas que las reportadas por Human Rights Activists en Irán, una organización con sede en EE. UU. que ha estado monitoreando de cerca la protesta desde el brote. En su actualización más reciente, el grupo dice que 469 personas han muerto y otras 18.210 han sido detenidas en las protestas y la violenta represión de las fuerzas de seguridad que sucedió luego.

Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear – conocido formalmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (PSIC), o JCPOA por sus siglas en inglés – en 2018, bajo el entonces presidente Donald Trump. Volvió a imponer sanciones a Irán, lo que llevó a Teherán a comenzar a retirarse de los términos del acuerdo. Irán ha negado durante mucho tiempo haber buscado armas nucleares, insistiendo en que su programa nuclear es pacífico.

Israel se ha opuesto durante mucho tiempo al acuerdo nuclear, diciendo que retrasó en lugar de poner fin al progreso nuclear de Irán y argumentó que el alivio de las sanciones empoderó a las milicias de Teherán en toda la región, y se espera que el primer ministro entrante, Benjamin Netanyahu, se oponga firmemente al acuerdo.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/iran-starts-construction-on-new-nuclear-power-plant-karoon-state-media-says