La primera prueba de embarazo basada en la saliva del mundo hecha por una empresa israelí llegará a las tiendas el próximo año

Salignostics, con sede en Jerusalén, marca la entrada en el mercado mundial de pruebas de embarazo valorado en casi $ 2 mil millones para 2030

Por Ricky Ben-David


Imagen de una mujer haciéndose la prueba de embarazo a base de saliva de Salignostics. (Salignostica)

Las primeras pruebas de embarazo a base de saliva del mundo desarrolladas por una startup con sede en Jerusalén pronto estarán en los estantes de las farmacias y otras tiendas minoristas en Israel, Europa, Sudáfrica y los Emiratos Árabes Unidos.

Salignostics, una empresa de biotecnología israelí que desarrolló la prueba de embarazo basada en la tecnología utilizada para fabricar los kits de prueba de COVID-19, dijo el miércoles que los kits de prueba SaliStick estarán disponibles en estas regiones a principios del próximo año. La compañía dijo que está en conversaciones avanzadas con los distribuidores para entregar los kits en el primer trimestre de 2023.

La empresa israelí, fundada en 2016, recibió la certificación CE europea para que SaliStick se comercialice en la Unión Europea, así como la aprobación del Ministerio de Salud de Israel. Salignostics se encuentra actualmente en el proceso de obtener la aprobación de la FDA en los EE. UU.

El año pasado, la compañía dijo que completó con éxito ensayos clínicos en Israel en más de 300 mujeres – tanto embarazadas como no embarazadas – y esperaba comercializar pronto los kits. Desde entonces, ha establecido una planta de fabricación en el parque industrial Lavon en Galilea, en el norte de Israel, con una capacidad de producción mensual de un millón de unidades, dijo la compañía.

“Es profundamente alentador que la tecnología que se perfeccionó y desarrolló para ayudarnos a lidiar con una de las peores pandemias pueda desarrollarse aún más para contribuir a la ayuda y el bienestar de las mujeres y las familias de todo el mundo”, dijo a The Times of Israel el Dr. Guy Krief, cofundador y director ejecutivo adjunto de Salignostics.

La prueba de saliva es tan simple (y probablemente menos complicada) como las pruebas de embarazo tradicionales, sin necesitar buena punteria al orinar. Las personas que se someten a la prueba insertan una parte del kit de prueba en la boca durante varios segundos para recolectar saliva y en un tubo de prueba, que arroja resultados en menos de 10 minutos, según la compañía. Al igual que muchas pruebas basadas en orina, la prueba de saliva de Salignostics se puede realizar el primer día de atraso del periodo para detectar la presencia de la hormona del embarazo β-hCG (gonadotropina coriónica humana).


Captura de pantalla de un video promocional de Salignostics que muestra la prueba de embarazo a base de saliva. (Captura de pantalla/ Salignostics, utilizada de acuerdo con la Cláusula 27a de la Ley de Derechos de Autor)

Un resultado de dos líneas probablemente indica un embarazo.

Con la prueba, Salignostics está marcando su entrada en un mercado global de pruebas de embarazo que se espera que esté valorado en casi $ 2 mil millones para 2030.

La empresa israelí fue fundada por un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén que se han centrado en la saliva como indicador clave de diagnóstico.

Además de las pruebas SaliStick y COVID-19 de Salignostics, que se han vendido ampliamente en Europa y África, la compañía también vende kits de diagnóstico para la detección del riesgo cardíaco de malaria y una infección bacteriana intestinal llamada Helicobacter pylori, entre otros.

“La saliva es la clave para un diagnóstico rápido por una variedad de razones médicas. Es el único medio no invasivo, fácil e higiénico para detectar hormonas, virus e incluso enfermedades”, dijo el profesor Aaron Palmon, cofundador de Salignostics, en un comunicado el miércoles.


Captura de pantalla de un video que muestra la producción de kits de pruebas de embarazo a base de saliva de Salignostics en Israel, noviembre de 2022. (Captura de pantalla/ Salignostics, utilizado de conformidad con la Cláusula 27a de la Ley de derechos de autor)

“Con SaliStick, aprovechamos las poderosas capacidades de diagnóstico que hemos podido crear a partir del análisis de saliva. Este producto elimina por completo la necesidad de muestras de sangre y orina cuando se realizan pruebas de embarazo”, dijo.

Durante el desarrollo de las pruebas SaliStick, la empresa recaudó unos $16 millones de dólares en capital de inversores privados y recibió cuatro subvenciones de la Autoridad de Innovación de Israel. Salignostics dijo que ahora estaba recaudando capital adicional para respaldar las operaciones de ventas, marketing e investigación y desarrollo.

 

 Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://toi.by/XeEsOv