¿La cooperación entre Israel y Marruecos hará que el mundo sea más verde?

Conozca a Gaia Energy en el Foro Global Investment del 17 de noviembre

 Por personal de Jerusalem Post


Paneles solares en uno de los proyectos de Enlight Renewable Energy (Foto: RACHAF PRO DRONE)

Durante años, Marruecos ha trabajado para convertirse en un líder internacional en energías renovables.

Para 2030, el país aspira a producir el 52% de su electricidad a partir de fuentes limpias. Para 2080, la meta es llegar al 80%. Para ello, la cooperación entre Rabat y Jerusalén puede jugar un papel clave.

«Hoy sabemos que estamos en un camino que causa daño al mundo», dijo el presidente de la Universidad de Bar-Ilan, el profesor Arie Zaban, a principios de este año cuando Israel y Marruecos firmaron un acuerdo bilateral para la cooperación energética en la universidad. «La energía es, por mucho, el mayor desafío al que nos enfrentamos. La energía, que hoy en Europa es motivo de guerra, puede ser una herramienta para la paz”.

“Haremos ciencia excelente, desarrollaremos soluciones excelentes, impulsaremos este campo, generaremos aire limpio para la humanidad y generaremos paz”, agregó.

Las colaboraciones entre instituciones académicas son cruciales para desarrollar nuevas tecnologías. El acuerdo sobre energía fue firmado por el Consorcio Nacional de Transición Energética de Marruecos (MNETC), que incluye 20 grupos de investigación de varias universidades marroquíes, y el Consorcio Nacional de Investigación Energética de Israel (INERC), que incluye 33 grupos de investigación de siete importantes instituciones académicas israelíes.

La semana pasada, menos de dos meses después de la firma del acuerdo, la empresa israelí H2Pro y el desarrollador marroquí de energías renovables Gaia Energy firmaron un Memorando de Entendimiento en la Conferencia Climática de la ONU (COP27) en Sharm el-Sheik, Egipto.

“Imagínese que en el futuro, en lugar de exportar petróleo de Medio Oriente o América del Sur, tendrá países como Marruecos que producirán la escala masiva de derivados verdes del hidrógeno y combustibles verdes de Marruecos a los países del norte”, dijo el director ejecutivo de Gaia Moundir Zniber.

Estación de energía solar

 Tal vez, nada encarna el potencial de Marruecos como líder en energías renovables como la central solar de Noor Ouarzazate.

Cuando comenzó la construcción en 2013, estaba destinada a convertirse en la planta de energía solar concentrada (CSP por sus siglas en inglés) más grande del mundo. En la actualidad, más de dos millones de marroquíes dependen de ésta para obtener electricidad.

La semana pasada, Rabat puso en marcha un proyecto de producción y almacenamiento de energía térmica en la instalación en colaboración con Bélgica.

A principios de este mes, Marruecos firmó una asociación sobre energías renovables con la Unión Europea, destacando una vez más cómo las colaboraciones entre países representan la clave para encontrar soluciones para un futuro mejor, en Marruecos y más allá.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/conferences/article-722421?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share