¿Ejecutará en masa a los manifestantes arrestados el régimen de Irán? – análisis

Hasta el domingo, el poder judicial de Irán condenó a muerte a cinco personas en lo que los activistas de derechos humanos consideran juicios falsos.

Por Benjamin Weinthal


Una motocicleta de la policía arde durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que murió después de ser arrestada por la «policía de la moralidad» de la república islámica, en Teherán, Irán, el 19 de septiembre de 2022. (Foto: WANA (WEST ASIA NEWS AGENCY) VÍA REUTERS)

Desde que se desató la revolución islámica de 1979 en Irán, el régimen clerical no ha mostrado reticencias a la hora de imponer niveles espectaculares de violencia contra manifestantes pacíficos.

El arresto masivo de manifestantes iraníes desde el comienzo de la protesta nacional a mediados de septiembre contra el estado teocrático en respuesta al presunto asesinato de la mujer de 22 años Mahsa Amini plantea una pregunta apremiante: ¿Los despiadados islamistas que gobiernan Irán llevarán a cabo ejecuciones en masa de los manifestantes que están apiñados en el vasto sistema penal de la nación?

¿Cuántos han sido arrestados y condenados a muerte?

Según la Agencia de Noticias de Activistas de Derechos Humanos (HRANA por sus siglas en inglés), el régimen de Irán mató al menos a 348 manifestantes y arrestó a 15.900. Docenas de niños han sido asesinados en la violenta represión del régimen. Según los informes, Amini, que murió el 16 de septiembre, fue torturada bajo la custodia de la infame política de moralidad de la República Islámica por no cumplir con el código de vestimenta islámico que prescribe que se cubra adecuadamente el cabello con un hiyab.

Hasta el domingo, el poder judicial de Irán condenó a muerte a cinco personas en lo que los activistas de derechos humanos consideran juicios falsos. Cuatro manifestantes fueron condenados a muerte por el nebuloso cargo de “enemistad contra Dios”. Amnistía Internacional dijo que al menos 21 detenidos enfrentan la pena de muerte bajo el sistema legal basado en la Sariá de la República Islámica por cargos que incluyen «enemistad contra Dios» y «corrupción en la Tierra».

La historia de ejecuciones masivas de Irán

 Lawdan Bazargan, una activista política y de derechos humanos iraní-estadounidense, dijo a The Jerusalem Post que «la historia muestra que [la] República Islámica de Irán ejecutará a los prisioneros con el falso cargo de ‘Mohareb’ (alguien que hace la guerra contra Dios) para producir temor y forzar a la gente a someterse. Tuvimos ejecuciones masivas de la década de 1980, la Masacre de 1988, las ejecuciones posteriores al Movimiento Verde de 2009, las protestas de 2017 y el levantamiento de 2019. En este momento, todos los ex presos políticos de esos levantamientos pasados, personas como Majid Tavakoli, Hossein Ronaghi, Arash Sadeghi, Toomaj Salehi, Golrokh Iraee y miles más han sido arrestados, y tememos por su seguridad”.


La gente enciende fuego durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que murió después de ser arrestada por la «policía de la moralidad» de la república islámica, en Teherán, Irán, el 21 de septiembre de 2022. (Foto: WANA (NOTICIAS DE ASIA OCCIDENTAL) AGENCIA) VÍA REUTERS/FOTO DE ARCHIVO)

Mizan Online, el sitio web de la Corte Revolucionaria de Irán, anunció el domingo que la corte emitió una sentencia de muerte relacionada con los «disturbios».

El medio de comunicación controlado por el régimen dijo que se impuso la pena de muerte a la persona por «prender fuego a un edificio del gobierno, perturbar el orden público, reunión y conspiración para cometer un crimen contra la seguridad nacional, y un enemigo de Dios y la corrupción en la tierra».

Un sistema legal desprovisto de derechos

 Las organizaciones de derechos humanos han argumentado durante mucho tiempo que el opaco sistema judicial del régimen iraní es lamentablemente inadecuado y no cumple con las normas internacionales sobre procedimientos y juicios justos.

“Los manifestantes no tienen acceso a abogados en la fase de interrogatorio, son sometidos a tortura física y mental para dar confesiones falsas y sentenciados en base a las confesiones”, dijo el director de Derechos Humanos de Irán con sede en Oslo, Mahmood Amiry-Moghaddam, a la agencia francesa de noticias globales AFP.

La urgencia del destino de los manifestantes encarcelados fue capturada en un informe de Fox News Digital el martes. El titular del artículo dice: “Irán puede usar ejecuciones masivas para sofocar las protestas contra el hiyab en todo el país, advierte un grupo de derechos humanos”.

Bazargan está bien versada en la pura anarquía del régimen de Irán. Fue encarcelada en la brutal prisión Evin de Teherán en la década de 1980 por sus actividades políticas disidentes. Su hermano, Bijan, fue asesinado en el sangriento verano de 1988 cuando al menos 5.000 disidentes iraníes fueron eliminados del vasto sistema penitenciario de la República Islámica.

«En la década de 1980, bajo el pretexto de la revolución y la guerra, la República Islámica de Irán podía ejecutar a cientos de personas al día sin temor a la reprimenda de la comunidad internacional, pero ahora el IRI se preocupa por su imagen. [Ali] Khamanei [líder supremo de IRI] sabe que sin el apoyo internacional, no puede continuar con su gobierno, por lo que la presión de Occidente, la ONU y las agencias de derechos humanos obligarán a IRI a detener las ejecuciones», dijo Bazargan.

Llamados para cambiar un sistema cruel

 Daniel Pipes, el destacado historiador que supervisa el Foro de Medio Oriente con sede en Filadelfia, le dijo al Post que «las protestas han sucedido en un momento excelente. Por un lado, la mala salud de Khamenei significa que podría irse en cualquier momento. Por otro lado, el apoyo militar iraní a la invasión de Putin de Ucrania ha puesto a la opinión occidental en contra de Teherán de una forma sin precedentes. Estos dos comodines dan a las protestas una oportunidad impredecible».

Hamid Charkhkar, un académico iraní estadounidense, dijo al Post: “Si hemos aprendido algo sobre el régimen de Irán en las últimas décadas, es que no tienen miedo de matar a ciudadanos inocentes y sembrar el terror dentro y fuera del país. Sorprendentemente, los miembros del llamado parlamento votaron a favor de la ejecución de los manifestantes. No tengo ninguna duda de que tienen toda la intención de llevar a cabo una decisión tan brutal e inhumana. Al mismo tiempo, los funcionarios del régimen están asustados. Saben bien que cuanta más sangre derraman, más decididas se vuelven las personas para luchar contra ellos y, finalmente, derrocar a la totalidad de este cruel sistema. El régimen de terror del régimen ha perdido su poder. La gente grita en las calles: 1000 personas más se unirán a esta lucha si matas a uno de nosotros.”

Charkhkar instó a un proceso de cambio de régimen, incluida la suspensión de las conversaciones nucleares con Irán. Él dijo: “A estas alturas, sabemos bien que el gobierno de Irán solo sucumbe a la presión. Ese es el único idioma que entienden. Durante los últimos dos meses, el mundo ha observado de primera mano que el gobierno iraní no tiene legitimidad y no teme matar a su propio pueblo. Por lo tanto, la misma vieja diplomacia ya no es una respuesta. Occidente debería reconocer a la oposición iraní y apoyar al pueblo iraní en su lucha por cambiar este régimen. Desafortunadamente, todavía escuchamos de algunos funcionarios estadounidenses que los iraníes están buscando reformas, lo que muestra un gran malentendido de lo que está sucediendo dentro de Irán. Los países europeos deben expulsar a los diplomáticos del régimen, terminar cualquier negociación con el régimen y dejar en claro que no tratarán con un gobierno ilegítimo”.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/middle-east/iran-news/article-722761?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share