Drones iraníes: Cambiando la guerra de Ucrania y las implicaciones de Israel – opinión

Los drones iraníes que Rusia compró para usar en Ucrania han estado durante mucho tiempo en manos de Hezbolá y las milicias chiitas pro iraníes en Siria, Irak y Yemen.

 Por Yitzhak Barik


Bomberos trabajan para apagar un incendio en las instalaciones de infraestructura energética dañadas por un ataque con drones rusos en la región de Cherkasy, Ucrania, la semana pasada.
(Foto: Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania/Reuters)

La estrategia de la guerra que los rusos están librando contra Ucrania será utilizada por los iraníes en su lucha contra Israel y ciertamente aumentará en intensidad muchas veces. Ucrania es 27 veces más grande que Israel. Tiene espacios enormes, con miles de ciudades, pueblos y aldeas repartidas por todo el país.

Por otro lado, en el pequeño Israel, más del 70% de su población se concentra en el 20% de su territorio, especialmente en el área metropolitana de Tel Aviv. Esta área es uno de los lugares más densamente poblados del mundo y es el corazón palpitante del país, sin el cual Israel no tiene vida.

En la próxima guerra en múltiples frentes, esta área será un objetivo pequeño, principal y concentrado que será atacado diariamente por miles de misiles y cohetes, y cientos de drones iraníes, y los resultados de estos ataques podrían ser cientos de sitios de destrucción todos los días.

Recientemente, los rusos pasaron de una guerra para ocupar el territorio de Ucrania a una guerra contra la población de Ucrania para derrumbar su espíritu y resistencia.

Los nuevos planes de Putin son hacer miserable la vida de decenas de millones de ciudadanos ucranianos, hacer que se congelen en el duro invierno. Según el presidente Volodymyr Zelensky, un tercio de la infraestructura energética de Ucrania ya ha sido destruida. Se han cortado los suministros de electricidad y agua en más de mil ciudades y pueblos.


Una vista de drones durante un ejercicio militar en un lugar no revelado en Irán, en esta imagen obtenida el 24 de agosto de 2022 (Foto: EJÉRCITO IRANÍ/WANA (AGENCIA DE NOTICIAS DE ASIA OCCIDENTAL)/VÍA REUTERS)

Rusia está utilizando drones iraníes que se lanzan desde un rango de 1.000 km. y cada dron lleva una carga útil de 40 kg. de explosivos. Su precisión es impresionante, dentro de los 10 m. de un objetivo Los rusos están utilizando drones iraníes, misiles balísticos y misiles de crucero para destruir centrales eléctricas y suministros de agua y gas. Están causando daños a las reservas de combustible, los depósitos de alimentos y las instituciones gubernamentales, y su plan es destruir las represas para que el agua almacenada en ellas inunde las ciudades y pueblos de Ucrania.

Irán ayudando a Rusia en Ucrania puede llevar a Rusia a permitir que Irán ataque a Israel

Debemos recordar que el que Irán ayude a los rusos en su lucha contra Ucrania puede llevar a los rusos a permitir que los iraníes actúen contra Israel a través de los Altos del Golán. También debemos entender que los drones iraníes del tipo que Rusia compró a Irán han estado durante mucho tiempo en manos de Hezbolá y las milicias chiitas pro iraníes en Siria, Irak y Yemen. Los drones iraníes alcanzan los 1.000 km. y también tienen drones con un alcance de 2.000 km.

En la guerra contra Ucrania, estos drones suicidas fueron revolucionarios y cambiaron la dirección de la guerra a favor de Rusia después de que su ejército sufriera graves derrotas durante los últimos meses de lucha.

Por lo tanto, Israel necesita hacer más que prestar atención, necesita pensar en cómo ganar una guerra contra tal amenaza.

Los desafíos de enfrentar y vencer los ataques de drones son muchos.

Los drones de este tipo son muy simples en cuanto a su estructura, por lo que son muy baratos en cuanto a sus costos de producción y adquisición. Según los informes, su costo de adquisición asciende a solo alrededor de $ 20,000 (NIS 71,000) por unidad.

La capacidad de producción de la industria iraní de drones es de muchos miles por año. De hecho, el precio de compra de un avión de combate F-35 puede comprar unos 4.000 drones.

Con miles de drones, es posible atacar simultáneamente con decenas de drones por día, por lo que un sistema de defensa aérea tiene dificultades para localizarlos e interceptarlos.

El peso de la ojiva que llevan es de unos 40 kg. y un golpe preciso con una carga útil de este tipo sin duda causará graves daños y bajas. Los drones son precisos, guiados por GPS, y su nivel de precisión es de unos 10 m.

Una vez que se lanzan, los drones no tienen contacto con los lanzadores y su vuelo hacia el destino no se puede interrumpir. Los drones vuelan a baja altura, de día o de noche, y son difíciles de localizar.

Los drones se lanzan individualmente o en grupos desde camiones. Es difícil localizar con anticipación los lanzadores móviles que se mueven y se esconden después de los lanzamientos.

Lo más preocupante es que todas las características de los drones de este tipo se pueden mejorar muy rápidamente y no tenemos ninguna duda de que así será. Según los informes, un dron similar con una carga útil de 200 kg. se espera que entre en uso pronto. También hay drones sigilosos que son muy difíciles de localizar y más en varias etapas de producción.

Esto es solo parte de la amenaza y los peligros para Israel. Está claro que Hezbolá, nuestro enemigo del norte, ya está armado con cientos de drones. Ya se han usado drones contra el campo de gas de Karish y seguramente se usarán contra nosotros en una guerra futura. En la Franja de Gaza también están trabajando en el desarrollo y producción de drones, todo bajo supervisión iraní.

Israel necesita responder a esta amenaza desarrollando y armándose con medios de defensa más efectivos que sus defensas actuales. Necesitamos poderosas armas láser, que puedan interceptar cualquier objeto aéreo a larga distancia. Debemos acelerar su desarrollo o comprar en los Estados Unidos.

Israel requiere armas antiaéreas de tiro rápido, que son controladas por radar y por computadora, cuya operación requiere mano de obra muy limitada. Esto ya ha sido desarrollado y hasta ahora ha demostrado ser muy efectivo en defensas perimetrales de hasta 4 km. de distancia.

Desafortunadamente, estamos muy atrasados ​​en esta guerra por venir. La tecnología de drones iraníes está ganando mucho conocimiento y experiencia en Ucrania. Las tácticas que podrían poner de rodillas a Ucrania podrían introducirse en nuestras fronteras en una guerra futura.

Israel también necesita aprender lecciones de la guerra de aviones no tripulados entre Irán y Rusia y desarrollar una respuesta rápida y efectiva para vencer esta amenaza.

Esto no será como las innumerables otras operaciones que Israel ha enfrentado en los últimos años. Esta amenaza tiene la capacidad de asestarle a Israel un golpe muy duro. Ya no podemos pensar en términos de luchar hasta llegar a un punto muerto mientras dejamos las amenazas futuras sobre la mesa. Israel debe ganar esta guerra de manera concluyente, convenciendo a sus enemigos de que han perdido y pierdan la voluntad de continuar luchando o vivir bajo la sombra de una guerra prolongada de aviones no tripulados que drenará militar y económicamente a Israel.

El escritor, un general de reserva de las FDI, es miembro del Proyecto de Victoria de Israel. Fue comandante del Frente Sur y de los colegios militares, además de servir como defensor del pueblo de las FDI. Recibió la Medalla al Valor por su servicio durante la Guerra de Yom Kippur.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/opinion/article-722056?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share