Israel se une a las naciones de Medio Oriente, incluidos Irak y Líbano, para acordar una acción climática

La reunión presidida por los presidentes egipcio y chipriota es la culminación de un proceso regional de 3 años; la oficina del primer ministro libanés minimiza la importancia de la aparición junto a Israel.

 Por Sue Surkes and AP


La ministra de Protección Ambiental de Israel, Tamar Zandberg (derecha, de espaldas a la cámara), se sienta a dos asientos del presidente de Irak, Abdul Latif Rashid, en una reunión de líderes del Mediterráneo Oriental y Medio Oriente en la conferencia COP27 en Sharm-el-Sheikh, Egipto, noviembre. 8, 2022. (Ministerio de Protección Ambiental de Israel)

SHARM EL-SHEIKH, Egipto – La ministra de protección ambiental de Israel asistió el martes a una reunión regional junto con los líderes iraquíes y libaneses en la conferencia climática mundial que se lleva a cabo en Egipto, dijo la oficina de la ministra, donde el grupo se comprometió a trabajar juntos para abordar el cambio climático.

Israel todavía está oficialmente en guerra con el Líbano, e Israel e Irak no tienen relaciones diplomáticas y un historial de hostilidades.

Si bien Líbano e Israel firmaron recientemente un histórico acuerdo marítimo negociado por Estados Unidos, cualquier indicio de que los dos estados están abiertos a cooperar, incluso como parte de un entorno regional, sería significativo. El Líbano prohíbe a sus ciudadanos tener cualquier contacto con israelíes y el acuerdo marítimo se negoció a través de la diplomacia de ida y venida estadounidense, sin que ningún funcionario israelí o libanés se reuniera públicamente.

La reunión incluyó a líderes estatales y políticos de todo el Mediterráneo Oriental y Medio Oriente (EMME por sus siglas en ingles).

La reunión, en la conferencia climática COP27 de la ONU en el centro turístico egipcio de Sharm el-Sheikh, reunió a políticos de Israel, Egipto, Líbano, Jordania, Chipre, Arabia Saudita, Omán, Bahréin, Catar, los Emiratos, Irak, Kuwait y la Autoridad Palestina.

Coronaba un proceso regional de tres años iniciado por el gobierno chipriota en el que se celebraron reuniones de funcionarios, luego de ministros y finalmente de líderes estatales.

El evento del martes estuvo presidido por el presidente egipcio y anfitrión de la COP27, Abdel-Fattah el-Sissi, y el presidente chipriota, Nicos Anastasiades.

Israel estuvo representado por la ministra de Protección Ambiental saliente, Tamar Zandberg.

En las fotos proporcionadas por su oficina, se la ve sentada detrás de una pequeña bandera israelí. Dos asientos más allá está el presidente iraquí Abdul Latif Rashid y al otro lado de la sala está el primer ministro libanés Najib Mikati, cada uno detrás de las banderas de sus países.

La oficina de Mikati restó importancia al incidente y dijo que los medios israelíes lo estaban exagerando.


El presidente egipcio y anfitrión de la COP27, Abdel-Fattah el-Sissi, y el presidente chipriota, Nicos Anastasiades, presiden una reunión de líderes del Mediterráneo Oriental y Medio Oriente en la conferencia COP27 en Sharm-el-Sheikh, Egipto, el 8 de noviembre de 2022. (Ministerio de Protección Ambiental)

Dijo que la reunión fue convocada por los presidentes de Egipto y Chipre y contó con la asistencia de un gran número de funcionarios árabes e internacionales, al igual que otras reuniones en la conferencia sobre el cambio climático. “No hubo contacto alguno con ningún funcionario israelí”, dijo.

La iniciativa, coordinada por el Instituto de Chipre, una institución educativa y de investigación sin fines de lucro, ha estado recopilando datos climáticos científicos regionales en los que basar la política regional. Grupos de trabajo multinacionales, integrados por alrededor de 220 científicos, 12 de ellos de Israel, cartografiaron los efectos del cambio climático en la región, identificaron dónde era necesario actuar y formularon un informe científico completo. Se centra en 13 temas, que van desde la energía, el entorno construido, la agrosilvicultura y la cadena alimentaria hasta el medio marino, la educación, la migración y el turismo.

Las recomendaciones son para acciones tanto a nivel estatal como regional.

En el acuerdo firmado el martes, los participantes se comprometieron a “actuar de manera coordinada en la mitigación (recortes de emisiones de carbono) y la adaptación, fortalecer la cooperación regional a través de alianzas, comunicación, colaboración e intercambio de buenas prácticas, y transversalizar (poner en la agenda) las políticas ambientales, políticas y servicios de mitigación y adaptación climática en todos los sectores”.

Los firmantes se comprometieron a reunirse nuevamente y hacer un balance en cuatro años.

Israel estuvo representada por la ministra de Protección Ambiental saliente, Tamar Zandberg, quien dijo: “Los países de la región comparten el clima cálido y seco, y así como comparten los problemas, pueden y deben compartir las soluciones. Ningún país podrá resistir la crisis climática por sí solo, y un esfuerzo conjunto de los países de la región para compartir soluciones de preparación y adaptación es lo más importante para los próximos años”.


La ministra de Protección Ambiental, Tamar Zandberg, le da la mano al primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohammad Shtayyeh, en una reunión de líderes del Mediterráneo Oriental y Medio Oriente en la conferencia COP27 en Sharm-el-Sheikh, Egipto, el 8 de noviembre de 2022. (Ministerio de Protección Ambiental)

En una sesión de EMME en la COP27 del año pasado en Glasgow, Escocia, Fátima Driouech, de la organización Expertos Mediterráneos en Cambio Climático y Ambiental, dijo que el aumento de la temperatura media anual en la región ya había alcanzado los 1,5 °C en comparación con la época preindustrial. Este es el aumento de referencia consagrado en los acuerdos climáticos de París de 2015. En todo el mundo, las temperaturas medias han subido 1,2 °C, en comparación con la referencia preindustrial.

Driouech señaló que los niveles regionales del mar habían aumentado entre 15 y 25 centímetros (6-10 pulgadas) entre 1901 y 2018 y que la mitad de los humedales de la región, importantes absorbentes de dióxido de carbono, habían desaparecido. Su organización publicó los resultados de la primera evaluación científica sobre el cambio climático y ambiental en la cuenca del Mediterráneo hace dos años.

En una reunión separada de la COP27, celebrada en el Pabellón de Israel, representantes de Israel, Bahréin, Marruecos y el Instituto Masdar de los Emiratos Árabes Unidos se reunieron para discutir la cooperación regional.

Masdar, una empresa de energía renovable propiedad del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, recibió el encargo de construir una granja solar en Jordania para proporcionar energía solar a Israel, y a cambio Israel suministrará agua desalinizada al Reino Hachemita.

Israel, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos firmaron un memorando de entendimiento sobre ese proyecto en presencia del enviado climático de Estados Unidos, John Kerry, el martes temprano.

 

 Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://toi.by/XeWVEj