La cooperación militar de Israel con los Emiratos Árabes Unidos es «revolucionaria» – analistas de defensa

El despliegue del sistema de defensa aérea israelí en la nación del Golfo convierte a Israel en un actor regional clave; es poco probable que Jerusalén acceda a las solicitudes de Ucrania de tecnología similar.

Por Maya Margit/The Media Line


Un misil Barak-8 disparado desde un destructor de clase Kalkata.
(Foto: Wikimedia Commons)

La supuesta cooperación militar de Israel con los Emiratos Árabes Unidos es un desarrollo “revolucionario” que podría transformar al primero en una potencia regional clave, según han declarado analistas de defensa.

Imágenes satelitales de septiembre revelaron que los EAU han desplegado el sistema de defensa antimisiles israelí Barak 8 para defenderse de los ataques con misiles y drones iraníes, según un informe del sitio de noticias Tactical Report. El análisis, que se publicó el viernes, indicó que dos lanzadores Barak además de un sistema de radar Elta ELM 2084 estaban operativos cerca de la base aérea de al-Dhafra al sur de Abu Dabi.

El Barak 8 puede defender contra misiles de crucero, aviones enemigos, drones y misiles balísticos. Fue desarrollado conjuntamente por Israel Aerospace Industries y la Organización de Investigación y Desarrollo de Defensa de India.

El Dr. Dan Schueftan, que dirige el Programa Internacional de Graduados en Estudios de Seguridad Nacional en la Universidad de Haifa, calificó el despliegue de «revolucionario» y dijo que indica que el país se ha convertido por primera vez en una potencia regional de pleno derecho.

“Somos reconocidos en todo el mundo como una potencia en lo que respecta a tecnología e innovación”, dijo Schueftan a The Media Line. “Pero lo único que nos faltaba para ser una potencia regional de pleno derecho era la capacidad de maniobrar entre las diferentes fuerzas en Oriente Medio. Durante mucho tiempo, la percepción de Israel no era solo que no era beneficioso para las potencias cooperar con Israel, sino también que podría ser contraproducente [hacerlo] porque Israel era muy odiado y aislado en la región. Esto ahora ha cambiado de una manera muy fundamental”.


Sistema de defensa antimisiles Barak 8 (Foto: Wikimedia Commons)

La floreciente alianza de Israel con varios estados árabes frente a la amenaza iraní también está mostrando a los países fuera de la región que ya no puede ser ignorado como un actor clave en el Medio Oriente.

“Esto es revolucionario”, afirmó Schueftan. “Hace que sea mucho más fácil para Israel defenderse porque antes Irán tenía aliados en las fronteras de Israel e Israel no tenía aliados en las fronteras de Irán. Esto ahora está cambiando”.

Israel ha visto un aumento en la demanda de sus productos de defensa en los últimos años. De hecho, en 2021 las ventas de armas del país alcanzaron un récord de $11.300 millones de dólares, y el 7 % de esas compras se destinó a las naciones del Golfo, según cifras del Ministerio de Defensa.

Israel utilizó por primera vez el sistema Barak en julio, cuando derribó un dron lanzado por el grupo Hezbolá respaldado por Irán contra el campo de gas de Karish en la costa mediterránea.

Otros analistas también vieron la noticia del despliegue en el Golfo como un acontecimiento positivo para la posición de Israel.

“Es el acuerdo más significativo que Israel ha hecho con un país árabe, que yo sepa”, dijo a The Media Line el Dr. Yoel Guzansky, miembro principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional y ex miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Israel. “Es un sistema de defensa muy grande con muchas partes móviles”.

Se espera que los Emiratos Árabes Unidos hagan uso de la tecnología para contrarrestar la creciente amenaza de los grupos rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen, que lanzaron una serie de ataques con misiles y aviones no tripulados en el país del Golfo a principios de este año.

“Israel apoyó a los Emiratos Árabes Unidos en un momento crucial en su hora de necesidad”, dijo Guzansky. “Es muy importante y asumo que recordarán positivamente a Israel porque ayudaron al país a defenderse mejor”.

Aunque en este momento hay un alto el fuego en Yemen, la lucha podría comenzar de nuevo en cualquier momento, señaló Guzansky, y los hutíes han demostrado que no tienen ningún problema en disparar contra los emiratíes o los saudíes.

Además, parte del sistema Barak se fabrica en India, lo que facilita la transferencia del sistema a otros países de la región, incluido, quizás en el futuro, Arabia Saudita.

“Esto demuestra que Israel es un actor que puede ayudar a los países árabes desde el punto de vista de la defensa, como Marruecos y otros lugares, para ayudarlos a hacer frente a las amenazas”, dijo. “Refuerza mucho la posición de Israel en la región”.

El sistema tiene configuraciones terrestres y marítimas y, si se demuestra que tiene éxito en los Emiratos Árabes Unidos, podría llevar a otras naciones a querer comprarlo también.

¿Qué pasa con Ucrania?

 La noticia del despliegue en los Emiratos Árabes Unidos llega inmediatamente después del pedido del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky a Israel para que suministre tecnología de defensa aérea al país devastado por la guerra. Israel ha rechazado hasta ahora las repetidas solicitudes de Ucrania de la Cúpula de Hierro y otra tecnología militar, citando temores de que pueda terminar en manos de Irán o Rusia.

Israel ha tratado de permanecer mayormente neutral sobre la invasión rusa de Ucrania, debido en parte a su necesidad del consentimiento de Rusia – que patrulla el espacio aéreo sirio – para llevar a cabo ataques aéreos contra representantes terroristas iraníes en Siria.

Es poco probable que esa postura cambie en el futuro cercano, cree Schueftan.

“Para Israel, existe una necesidad existencial de luchar contra Irán y evitar que se establezca en Siria”, relató. “Será dramáticamente más difícil para Israel hacerlo si los rusos deciden ponérselo más difícil a Israel”.

Además, argumentó Schueftan, la tecnología de defensa antimisiles de Israel no es adecuada para la guerra en Ucrania debido al tamaño del territorio que necesita ser defendido.

“Los instrumentos que desarrolló Israel son para territorios pequeños”, dijo Schueftan. “No hay suficientes sistemas Cúpula de Hierro en el universo para defender una pequeña fracción de Ucrania. Israel ni siquiera tiene suficientes proyectiles para defenderse de todas las amenazas existenciales”.

Al igual que Schueftan, Guzansky tampoco cree que Israel esté dispuesto a proporcionar a los ucranianos capacidades de defensa antimisiles en el corto plazo.

“Sería como poner un dedo en el ojo de los rusos, que no es lo que necesita Israel y estoy en contra”, dijo Guzansky. “Sería un error. Hay muchos otros países con sistemas de defensa aérea que podrían ayudar a Ucrania”.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/middle-east/article-721076?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share