¿Cuál es el futuro de los lazos económicos Israel-Marruecos?

Apenas dos años después de la firma de los Acuerdos de Abraham, los memorandos de entendimiento se están convirtiendo en acuerdos comerciales y el comercio entre Israel y Marruecos se está disparando a un ritmo sin precedentes.

Por Maayan Jaffe-Hoffma


Firma del convenio bilateral de cooperación energética, en la Universidad de Bar-Ilan en septiembre.
(Foto: ILAN SPIRA)

Los lazos económicos entre Israel y Marruecos están creciendo, con la esperanza de marcar el comienzo de una nueva era de prosperidad para ambos países y, potencialmente, para toda la región, según expertos empresariales y de la industria.

Apenas dos años después de la firma de los Acuerdos de Abraham, los memorandos de entendimiento se están convirtiendo en acuerdos comerciales y el comercio entre Israel y Marruecos se está disparando a un ritmo sin precedentes.

“En los últimos años, se han abierto las compuertas”, dijo Jeremy Lustman, quien dirige el Grupo de País de Israel de DLA Piper.

El bufete de abogados internacional tiene una sucursal en Marruecos, que Lustman dijo que ha estado colaborando estrechamente con su equipo desde la firma de los acuerdos, ya que una afluencia de empresas israelíes ha comenzado a averiguar sobre ingresar al mercado marroquí.

El comercio entre Israel y Marruecos alcanzó los $4,7 millones de dólares en julio de 2022, lo que representa un aumento del 213 % desde julio de 2021, según las cifras más recientes de la Oficina Central de Estadísticas.


Fortaleciendo los lazos en la conferencia (desde la izquierda): la ministra de Innovación, Ciencia y Tecnología, Orit Farkash-Hacohen; Avi Hasson; y Amina Benkhadra, directora general de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas de Marruecos.
(Foto: START-UP NATION CENTRAL)

Durante los primeros siete meses de 2022, el comercio bilateral aumentó a $24,3 millones de dólares, lo que constituye un aumento del 16 % con respecto a los primeros siete meses de 2021. El comercio total con Marruecos en 2021 fue de unos $42 millones de dólares, según el Instituto de Exportación de Israel.

“Marruecos es muy liberal y de mente abierta”, explicó Pankaj Bhula, quien se desempeña como experto regional en Marruecos para la empresa de seguridad cibernética israelí Check Point. Le dijo a la revista que, si bien algunos países africanos tienen mandatos para no trabajar con empresas israelíes, Marruecos no solo es «muy consciente del valor» de la tecnología israelí, sino que se ve a sí mismo como una puerta de entrada potencial para estas empresas israelíes al resto de África occidental.

Además, si bien las culturas a veces pueden chocar y la colaboración puede requerir una curva de aprendizaje, Marruecos está muy orgulloso de los casi 500.000 ciudadanos israelíes de ascendencia marroquí, explicó Camilia Benani de DLA Piper, quien asesora a instituciones financieras y empresas estatales en proyectos de petróleo, gas, minería e infraestructura donde ella vive en Marruecos.

“Estamos muy atados el uno al otro y siempre hemos tenido relaciones muy cercanas”, dijo Benani. “Desde que se resucitaron las relaciones diplomáticas, es sorprendente ver cuántas personas buscan colaborar”.

El mes pasado, Israel anunció que abriría una oficina de agregado económico en Marruecos en 2023.

“La conexión con Marruecos parece la cosa más natural del mundo”, dijo la ministra de Economía, Orna Barbivay, en la Conferencia Empresarial Marruecos – Israel, donde hizo el anuncio. “Hay un deseo mutuo de promover procesos económicos efectivos. Los Acuerdos de Abraham dan fe del hecho de que Israel está abierto a la paz con quien la quiera, y las oportunidades económicas son extraordinarias. Marruecos es solo el comienzo, y el potencial es enorme”.

En febrero, Barbivay y el ministro de Industria y Comercio de Marruecos, Ryad Mezzour, firmaron un acuerdo comercial y de cooperación económica en el que se establece que trabajarán juntos para eliminar “todas las barreras a las relaciones económicas normales”, incluidas la legislación, las normas o las prácticas discriminatorias.

Israel tuvo una oficina de enlace en Rabat de 1994 a 2000 y Marruecos tuvo una en Tel Aviv.

Un objetivo, según la presidenta del Instituto de Exportación de Israel, Ayelet Nahmias-Verbin, es conectar la economía del Mediterráneo oriental – Israel, Grecia, Egipto y Turquía – con la economía del Mediterráneo occidental – Marruecos.

“Cuando miras al Mediterráneo, nosotros estamos en un extremo y Marruecos en el otro”, dijo a la Revista. “Con relaciones más cálidas con Turquía por un lado y Marruecos por el otro, podemos empezar a pensar en crear una economía para los cientos de millones de personas que viven en la región”.

Nahmias-Verbin, ex parlamentaria del Partido Laborista, señaló que, si bien alrededor del 75 % de los 5000 miembros del instituto de exportación son pequeñas y medianas empresas, cuando se trata de Marruecos, ha podido ayudar a “una de las empresas más grandes de Israel a abrir negocios en Marruecos”, aunque no nombró a la empresa.

“Marruecos es la puerta de entrada a África”, subrayó. “Es mucho más fácil encontrar un socio en Marruecos que pueda abrirte el mercado en África… Había algunas empresas en Marruecos antes de los acuerdos, pero no a gran escala. Hoy se están construyendo relaciones y confianza.

“La geopolítica no se ha ido debido a los Acuerdos de Abraham”, agregó Nahmias-Verbin. “Pero creo que la economía en la actualidad ocupa un lugar mucho más importante que antes en el diálogo”.

Cooperación en energía y recursos naturales

Las oportunidades de colaboración son especialmente candentes en sectores específicos, como el agua, la agricultura y la tecnología de alimentos y la energía, explicó Aviva Steinberger, directora de diplomacia de innovación de Start-Up Nation Central, que ha estado trabajando en estrecha colaboración con Marruecos, como la celebración de una conferencia de innovación. allí en marzo.

“El rey está invirtiendo mucho en el ecosistema de innovación, específicamente en áreas en las que Israel tiene mucho que decir”, señaló. “Encontramos muchas coincidencias”.

En marzo, por ejemplo, Marruecos se vio obligado a cortar el agua del grifo al 20% de su población en medio de la peor sequía que había experimentado en 40 años. Israel ha resuelto en gran medida su escasez de agua mediante la construcción de sofisticadas plantas de desalinización y tratamiento de agua.

“El país tiene un interés real en comprender cómo Israel abordó sus desafíos relacionados con el agua”, dijo Steinberger.

Marruecos también está sentando las bases para una red de fuentes de energía alternativas y se ha fijado el objetivo de producir el 52% de su electricidad a través de energías renovables para 2030.

El mes pasado, el Consorcio Nacional de Investigación Energética de Israel (INERC por sus siglas en inglés) y la Universidad Politécnica Mohammed VI en nombre del Consorcio Nacional de Transición Energética de Marruecos (MNETC por sus siglas en inglés) firmaron un acuerdo bilateral para la cooperación energética en la Universidad Bar-Ilan. Según el acuerdo, se llevarán a cabo investigaciones conjuntas en áreas como las baterías recargables, el reciclaje, la energía solar y la economía del hidrógeno, además de resolver el gran desafío de almacenamiento y transporte de energía de Marruecos.

La relación entre el INERC y el instituto politécnico comenzó hace aproximadamente un año a través de una serie de reuniones de Zoom, explicó el Prof. Doron Aurbach, director científico del Centro de Energía y Sostenibilidad de Bar-Ilan que dirige el INERC.

La ceremonia de firma corroboró la relación, que se financia por separado en ambos países. Marruecos obtuvo $20 millones de dólares en apoyo de una importante empresa de fosfatos para respaldar el trabajo que los países harán juntos durante los próximos cinco años, dijo. La financiación de Israel proviene de INERC.

“Tendremos resultados inmediatos”, dijo Aurbach, y señaló que las partes decidieron redactar juntos artículos revisados por pares que contribuirán a la literatura científica. Además, Israel absorberá de inmediato a 15 estudiantes graduados marroquíes para el próximo año académico.

“Esto es algo que puede reflejarse en todo el Medio Oriente, no solo en los países que firmaron los Acuerdos de Abraham, sino también por nuestra relación especial con Jordania en términos de agua y energía”, dijo Aurbach.

“La investigación no tiene límites y puede extenderse a los países vecinos en beneficio de nuestras poblaciones y de otras poblaciones, añadió S.E. Abderrahim Beyyoudh, jefe de la Oficina de Enlace del Reino de Marruecos con el Estado de Israel.

Ayudando a Marruecos a ser ciberseguro

Otra área de cooperación es la ciberseguridad.

Check Point de Israel contrató a Bhula poco antes de la firma de los acuerdos. Dijo que desde 2020, la oficina ha crecido en dos personas más y es probable que contrate a otro empleado en los próximos meses. Dijo que Check Point trabaja con empresas locales de TI para vender su tecnología y brinda soporte.

Durante la pandemia, Marruecos estuvo entre los cinco principales países en los que los usuarios de teléfonos móviles fueron atacados por malware, informó Morocco World News, y estuvo entre los 10 principales con la mayoría de los ataques de malware en general. Además, Bhula dijo que, como el resto del mundo, Marruecos está experimentando una afluencia de amenazas cibernéticas en general en todas las áreas.

Check Point generalmente sirve como el primer punto de defensa, principalmente para empresas e instituciones financieras, y tiene la tasa de prevención más alta de cualquier empresa similar en el mundo con un 99,9 %.

“Necesitamos ayudar a Marruecos como país a volverse ciber resiliente y seguro”, dijo Bhula a la Revista. “En Sudáfrica, no hay acuerdo con el gobierno israelí y ya tenemos una ventaja allí y realmente estamos funcionando. Ahora que contamos con el acuerdo de los Acuerdos de Abraham, podemos aprovechar este acuerdo y la oportunidad de ayudar a Marruecos.

“Lo que estamos haciendo ahora es solo la punta del iceberg”, agregó. “Hay tantas oportunidades en Marruecos”.

Israel como modelo para la economía marroquí

Marruecos no busca ingresar al mercado israelí de la misma manera que Israel querría ingresar al de Marruecos, sino aprovechar o invertir en tecnología israelí.

Mientras Marruecos tiene una población de 37 millones de personas, Israel tiene solo nueve millones. Además, mientras Israel apenas comienza a disfrutar de relaciones en la región, Marruecos, como se señaló, tiene vínculos con toda África, un continente con aproximadamente 1.200 millones de personas. En África occidental, hay casi 472 millones de personas.

“Marruecos recurre a Israel en busca de ideas, e Israel ve a Marruecos como un puente hacia los mercados africanos”, dijo Steinberger. «Estamos viendo y teniendo conversaciones con inversores marroquíes que buscan… invertir en innovación israelí y quieren comprender mejor qué tecnologías israelíes podrían resultarles atractivas».

Desde la conferencia de marzo de Start-Up Nation Central, dijo que la organización ha llevado a cabo una serie de talleres y seminarios conjuntos utilizando a Israel como un estudio de caso para ayudar a los marroquíes a aprender de los éxitos y fracasos del estado judío.

Ella dijo que los líderes empresariales marroquíes quieren saber cómo Israel evolucionó de un recurso a una economía del conocimiento, algo que Marruecos se ha propuesto hacer.

Para las empresas israelíes que buscan establecerse en Marruecos, Benani de DLA Piper dijo que pueden contratar abogados para ayudar en las transacciones necesarias, como contratar empleados o garantizar que la empresa cumpla con las normas y regulaciones locales.

En general, señaló que Marruecos es muy amigable con los negocios extranjeros, ya que opera de manera similar a Europa. Ella estimó que se necesitan solo unos 10 días para establecer una nueva empresa extranjera en el país. Además, hay una fuerte oficina de cambio de divisas en Marruecos, por lo que los inversores extranjeros “no tienen problemas para repatriar todo este efectivo al extranjero”.

Ella dijo: “El clima de negocios es bueno y Marruecos está tratando de mejorar aún más”.

“Es bueno ver que después del período de luna de miel, estas relaciones están creando tracción”, agregó Lustman de DLA Piper. “Creo que la tendencia continuará”. 

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/business-and-innovation/all-news/article-720132?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share