En pocas semanas producirá gas la planta israelí de Karish, en disputa con el Líbano


Mediador estadounidense entre Israel y el Líbano en la disputa por la frontera marítima
.
AFP

En tanto, continúan los esfuerzos de mediación para llegar a un acuerdo sobre la frontera marítima entre ambos países.

Una compañía que cotiza en Londres con licencia de Israel para extraer gas de un campo marítimo que en parte es reclamado por el Líbano anunció el jueves que comenzaría a producir gas en cuestión de semanas.

Los «activos han superado nuestras expectativas y nuestro proyecto insignia Karish está en camino de comenzar la producción en cuestión de semanas», informó Energean en un comunicado que acompaña los resultados financieros.


Plataforma de gas Karish en el mar Mediterráneo frente a la costa de Israel.
(Energean)

Israel y el poderoso movimiento chiíta libanés Hezbolá libraron una guerra en 2006 y los dos países no tienen relaciones diplomáticas.

Israel alega que el campo de Karish se encuentra completamente dentro de su zona económica exclusiva, pero el Líbano insiste en que parte del campo cae dentro de sus propias aguas.

Estados Unidos ha mediado en la disputa, que se intensificó a principios de junio cuando Energean trajo un buque de producción al campo de gas. Israel anunció a principios de julio que había derribado tres drones desarmados lanzados por Hezbolá hacia Karish.

Refiriéndose a Karish, el líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, advirtió a principios de agosto que «la mano que alcance cualquiera de estas riquezas será cortada».


Plataforma de gas Karish vista desde un buque militar israelí.
(Prensa FDI)

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, señaló a fines del mes pasado que cualquier ataque a sus activos de gas podría reavivar la guerra entre las dos partes. La frontera entre el Líbano e Israel está patrullada por las Naciones Unidas.

Los dos países reanudaron las negociaciones fronterizas marítimas en 2020, pero el proceso se estancó por la afirmación de Beirut de que el mapa utilizado por las Naciones Unidas en las conversaciones necesitaba modificaciones.

El Líbano inicialmente exigió 860 kilómetros cuadrados (330 millas cuadradas) en el área marítima en disputa, pero luego pidió 1.430 kilómetros cuadrados adicionales, incluida parte del campo de gas en alta mar de Karish.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, discutió la disputa con el primer ministro israelí, Yair Lapid, a fines de agosto, cuando «enfatizó la importancia de concluir las negociaciones de límites marítimos entre Israel y Líbano en las próximas semanas».

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/actualidad/sociedad-informacion-general/article/rj71japej