Los libros de texto marroquíes enfatizan la historia judía del país

El análisis de ADL encuentra que los libros escolares de Marruecos ayudan a promover la apreciación de los judíos y las contribuciones judías al país.

Por Dion J. Pierre, The Algemeiner


Israel y Marruecos (Shutterstock)

Los libros de texto escolares en el Reino de Marruecos promueven el aprecio por los judíos y educan a los estudiantes sobre sus contribuciones al país, según un análisis de la Liga Antidifamación (ADL por sus siglas en inglés).

Marruecos se convirtió en 2020 en el primer país árabe en incluir la historia judía en su currículo escolar. La decisión se anunció después de que los Acuerdos de Abraham normalizaran las relaciones con Israel. La revisión de ADL del nuevo plan de estudios es la primera desde que el acercamiento de Israel y Marruecos abrió lo que muchos esperan que sea una nueva era en el Medio Oriente.

“Los libros de texto de la escuela primaria del país representan a los judíos como una parte integral de la sociedad marroquí cuyo patrimonio y contribuciones sociales son bienes nacionales”, dijo la ADL el jueves. “Esto contrasta con los libros de texto de otros países de Oriente Medio y el norte de África, donde los judíos son demonizados de forma rutinaria y las descripciones positivas de los judíos son escasas”.

Un ejemplo del plan de estudios que citó la ADL compartió una historia titulada «Invitado por Sami» sobre una amistad entre tres jóvenes marroquíes judíos y musulmanes, Sami, Ibrahim e Idris. Termina con la madre de Sami sirviéndoles «un plato delicioso» llamado Skinha en Sabbat.

“Antes de salir de la casa de Sami, Idris agradeció a Sami en nuestro nombre por su hospitalidad, e Ibrahim nos invitó a su casa el viernes siguiente para otra deliciosa comida de nuestra cocina marroquí”, dijo.

Otros enfatizaron el compromiso constitucional del Reino con la no discriminación, destacando su antecedente en la larga historia de convivencia e intercambio cultural entre sus cristianos, musulmanes, judíos y diversas etnias.

“Los judíos marroquíes tenían una fuerte presencia en el campo y las ciudades”, dice un libro de texto titulado “Mil años de historia judía marroquí”. “Esto facilitó su capacidad de vivir en paz con sus compatriotas musulmanes, con quienes compartían intereses comunes”.

La ADL también señaló los comentarios del plan de estudios sobre herreros, agricultores y científicos judíos, y la adición de estudios sobre el Holocausto al plan de estudios.

“El filosemitismo expresado en los libros de texto es un reflejo de los siglos de existencia de los judíos en Marruecos, la relativa seguridad y comodidades que la comunidad judía ha disfrutado a lo largo de los años, así como la postura de principios del Reino contra cualquier forma de discriminación y fanatismo religioso, incluida la que podría conducir a la violencia”, concluyó la ADL.

Otras naciones en el Medio Oriente están avanzando «lentamente» para erradicar el antisemitismo de su plan de estudios y reconocer las contribuciones judías a la cultura y la sociedad civil, el organismo de control de la educación israelí Impact-se – que ha publicado informes sobre israelíes, palestinos, iraníes, turcos y una variedad de otros planes de estudios en Oriente Medio – informó en julio.

Los funcionarios del estado del Golfo de Catar, por ejemplo, han eliminado de su plan de estudios el contenido antisemita que describe a los judíos como traicioneros, inmorales y responsables de la pérdida de Alemania en la Primera Guerra Mundial, pero el contenido sobre el conflicto árabe-israelí ha conservado su carácter de «narrativa nacionalista anti-israelí”. Además, el plan de estudios de Catar aún legitima la violencia contra Israel y se opone a los esfuerzos por normalizar sus relaciones con los estados árabes.

En enero, el director ejecutivo de Impact-se, Marcus Sheff, describió los libros de texto en los Emiratos Árabes Unidos como “por mucho, el plan de estudios de mayoría árabe o musulmana más tolerante y pacífico que el instituto había revisado en más de un cuarto de siglo de investigación”.

Sin embargo, partes del plan de estudios emiratí seguían siendo «hostiles» para los judíos, incluida una lección de grado 11 que describía a Mahoma llenando «los corazones [judíos] de horror» – porque, según el informe, «supuestamente violaba su compromiso de apoyar a Mahoma». En una lección extraída de un pasaje del hadiz, se les dice a los estudiantes que no “se parezcan a los judíos”. Y los materiales no dicen nada sobre el Holocausto o la historia de los judíos u otras minorías en el Medio Oriente.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil)
Fuente: WIN
https://worldisraelnews.com/moroccan-textbooks-emphasize-the-countrys-jewish-history/