Fuera de las rutas habituales: Río Kishon bíblico

“Y traeré hacia ti, al arroyo Kishon, a Sísara, el jefe del ejército de Jabín, con sus carros y su multitud; y lo entregaré en vuestras manos” (Jueces 4:7)

Por Nosson Shulman, guía turístico autorizado


Rio
Kishon (Shutterstock)

Con 70 km, Kishon es uno de los ríos más largos de Israel. Cuando se habla de los sitios bíblicos más visitados en Israel, el río Kishon rara vez se encuentra en la lista de los 100 principales. Sin embargo, dos historias increíbles y dramáticas de la Biblia tuvieron lugar aquí.

El río comienza en el monte Gilboa (cerca de Beit Shean) y continúa hasta Haifa, desembocando finalmente en el mar Mediterráneo.

El río actuaba como frontera entre las tribus de Aser y Manasés (ver Josué 19:26. Los eruditos dicen que “Shihorlibnath” es otro nombre para el río Kishon).

El río Kishon es más conocido por ser el escenario de la batalla entre Barac y Débora y el general cananeo Sísara (Jueces 4). Durante 20 años, el general ultra poderoso, que comandaba un ejército que poseía 900 carros de hierro (el antiguo equivalente a tener 900 de los tanques más poderosos) oprimió al pueblo judío. En ese momento, Débora era tanto profetisa como jueza. Llamó a Barak (su esposo según algunas fuentes judías) que estaba en Kedesh, para que la visitara.

Débora lo llamó para revelar la profecía de Di-s, que el pueblo judío iría a la guerra contra Sísara y saldría victorioso. Barak fue designado para reunir 10.000 soldados en el Monte Tabor, mientras que Di-s influiría en Sísara y su ejército para que ingresaran al río Kishon, aparentemente para atacar al ejército judío. Sin embargo, en realidad estaba siendo atraído divinamente (según fuentes judías, Di-s incluso hizo que Sísara ignorara el consejo de sus astrólogos, quienes le dijeron que era una trampa).

De hecho, se le dijo al general Sísara que Barak y sus hombres estaban en el monte Tabor, y condujo a sus tropas al río Kishon. Cuando Barak descendió de la montaña para atacar, Di-s hizo que los hombres de Sísara se asustaran y se confundieran. Di-s también hizo que los cananeos quedaran atrapados en el río Kishon (Jueces 5:21). Según fuentes judías, Di-s realizó un milagro y cuando los cananeos entraron en el arroyo manso y poco profundo, hizo que el río se convirtiera en un torrente embravecido, que atrapó a algunos y arrasó con otros. Pero cuando los judíos entraron, solo experimentaron los efectos de un arroyo manso y poco profundo. Los hombres de Barak luego masacraron al resto del ejército de Sísara y destruyeron sus carros (el mismo Sísara huiría y sería atrapado y asesinado por Yael). Debido a los milagros que sucedieron lugar aquí, el pueblo judío vivió en paz en la tierra de Israel durante los siguientes 40 años.

La segunda historia importante que ocurre junto a este río involucra a Elías el Profeta (ver Reyes 18). En la cercana montaña del Carmelo, Elías desafió a los 450 falsos profetas de Baal, donde tanto él como ellos ofrecerían un sacrificio en el altar. El que Di-s consumió con fuego revelaría quién era el verdadero profeta. Di-s realizó un milagro, y un fuego descendió de los cielos y consumió el sacrificio de Elías. Después de que Elías demostró que eran falsos profetas, ordenó que los capturaran y los llevaran al arroyo Kishon (que está justo al pie de la montaña) para ser sacrificados (1 Reyes 18:40).

Sitio actual

En los tiempos modernos (especialmente alrededor de la ciudad industrial de Haifa), el río fue una vez el más contaminado de Israel, debido a los centros de desechos industriales cercanos que contaminaron el río con toxinas. En la última década, el gobierno israelí invirtió grandes cantidades de dinero para limpiar el río y se construyó un hermoso parque. ¡Esto convirtió lo que alguna vez fue una de las partes más sucias del río, en un lugar agradable para visitar! En 2019 se aprobó otro gran parque a lo largo del río, y una vez terminado tendrá ciclovías, hermosos jardines, restaurantes, instalaciones deportivas y un club náutico.

En su próximo viaje a Israel, sin duda vale la pena visitar este hermoso y sereno sitio bíblico, ¡especialmente porque se puede hacer como una visita junto con varios otros sitios cercanos emocionantes!

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: United with Israel
https://unitedwithisrael.org/off-the-beaten-track-biblical-kishon-river/