La ONU denunció las restricciones a las fuerzas de paz en la frontera entre Israel y el Líbano


Un soldado de las Naciones Unidas junto a un cartel que representa al líder libanés del Hezbollah, Hassan Nasrallah
.
Reuters

El Consejo de Seguridad manifestó su preocupación por la reciente instalación de «contenedores» a lo largo de la Línea Azul trazada por la ONU entre Líbano e Israel, que restringen el acceso y la visibilidad de las fuerzas de la ONU. El enviado de Estados Unidos da a entender que la culpa es de Hezbollah.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este miércoles por unanimidad una resolución que condena enérgicamente el acoso, la intimidación, ataques y las restricciones contra la fuerza de paz en el sur del Líbano.

También pidió a las autoridades libanesas que aceleren el despliegue de fuerzas terrestres y navales en la zona.


Una patrulla de la fuerza de paz de la ONU pasa junto a un cartel de Hassan Nasrallah, en el sur del Líbano.
(Reuters)

«La proliferación de contenedores prefabricados colocados por Verdes sin Fronteras obstruye el acceso de la FPNUL a la Línea Azul y está aumentando las tensiones en la zona, lo que demuestra aún más que este supuesto grupo ecologista actúa en nombre de Hezbollah»

Richard Mills, embajador de Estados Unidos en el Líbano

La resolución, que prorroga el mandato de la fuerza de mantenimiento de la paz, conocida como FPNUL, hasta el 31 de agosto de 2023, subraya de nuevo la importancia de que todas las partes respeten la Línea Azul trazada por la ONU entre Líbano e Israel.

Además, expresa su preocupación por la instalación de «contenedores» a lo largo de la línea que restringen el acceso y la visibilidad de la fuerza de la ONU y por la imposibilidad de la FPNUL de visitar zonas al norte de la línea relacionadas con los túneles que Israel descubrió a finales de 2018.

Israel acusó repetidamente al grupo militante libanés Hezbollah, que cuenta con el apoyo de Irán, de impedir que las fuerzas de paz de la FPNUL cumplan su mandato. El grupo terrorista se enfrentó a Israel hasta un punto muerto en una guerra de un mes de duración en 2006, y en 2019 el Estado judío destruyó una serie de lo que informó eran túneles de ataque excavados bajo la frontera.

La resolución aprobada este miércoles no menciona por su nombre a Hezbollah, que sigue activo en el sur del Líbano.

Pero el embajador adjunto de Estados Unidos, Richard Mills, señaló que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo en su último informe que las tropas de la FPNUL ven bloqueado «con creciente frecuencia» el cumplir de su mandato y el acceso a los lugares, y el enviado estadounidense indicó con firmeza que la culpa es del grupo militante.


Vehículos de las fuerzas de paz de la ONU patrullan en las carreteras del Líbano.
(AFP)

El Consejo de Seguridad pidió enérgicamente la necesidad de que las fuerzas armadas libanesas se desplieguen en el sur del Líbano y en sus aguas territoriales «a un ritmo acelerado»

«La proliferación de contenedores prefabricados colocados por Verdes sin Fronteras obstruye el acceso de la FPNUL a la Línea Azul y está aumentando las tensiones en la zona, lo que demuestra aún más que este supuesto grupo ecologista actúa en nombre de Hezbollah», subrayó Mills.

La resolución condena «en los términos más enérgicos todos los intentos de restringir la libertad de movimiento del personal de la FPNUL, todos los actos de acoso e intimidación y los ataques contra el personal de mantenimiento de la paz», incluidos los ataques desde 2018 hasta enero de 2022. También reitera que el acuerdo sobre el estatuto de las fuerzas entre el Líbano y las Naciones Unidas otorga a las fuerzas de paz de la FPNUL la autoridad para llevar a cabo su misión sin autorización o permiso previos.

La resolución «exige a las partes que pongan fin a cualquier restricción y obstáculo a la circulación del personal de la FPNUL y garanticen la libertad de movimiento, incluso permitiendo la realización de patrullas anunciadas y no anunciadas», una reafirmación de la autoridad de la misión de la ONU para operar de forma independiente.


Un miembro de la FPNUL frente a un cartel del líder de Hezbollah Hassan Nasrallah en el sur del Líbano.
(AFP)

La FPNUL tiene un límite máximo de 13.000 efectivos uniformados, pero las últimas cifras de la ONU dicen que hay menos de 10.650 desplegados

El Consejo de Seguridad pidió enérgicamente la necesidad de que las fuerzas armadas libanesas se desplieguen en el sur del Líbano y en sus aguas territoriales «a un ritmo acelerado».

También alentó firmemente al gobierno libanés a «acelerar el despliegue de un regimiento modelo» y acogió con satisfacción la inauguración de su cuartel general el 13 de junio, en la localidad de Srobbine, en el sur del Líbano. El regimiento está financiado por la Unión Europea.

También alentó el despliegue acelerado de un buque patrulla en la zona de operaciones de la FINUL y reiteró su llamamiento al gobierno «para que presente un plan para aumentar sus capacidades navales lo antes posible», con el objetivo final de disminuir la fuerza marítima y dar responsabilidades al gobierno.

La FPNUL tiene un límite máximo de 13.000 efectivos uniformados, pero las últimas cifras de la ONU dicen que hay menos de 10.650 desplegados.


Tropas de la FPNUL inspeccionan el lugar de un presunto intento de infiltración de militantes de Hezbollah en territorio israelí.
(Ynet)

La resolución del Consejo de Seguridad expresa su solidaridad con Líbano y su pueblo tras la explosión del puerto y lamenta «la falta de progreso de una investigación independiente, imparcial, exhaustiva y transparente de las explosiones por parte del sistema judicial libanés».

El Consejo también insta a los líderes políticos libaneses a formar un gobierno que pueda aplicar reformas y responder a «la aguda crisis social, económica y humanitaria actual y sin precedentes.»

 

Fuente: Ynet Español
https://www.ynetespanol.com/global/medio-oriente-mundo/article/s1ggo4cko