Estudiantes israelíes acusan a Ben & Jerry’s de ocupar ilegalmente tierras de nativos americanos

La carta es una respuesta a los controvertidos esfuerzos de la compañía para detener las ventas en los asentamientos de Cisjordania.

Por Ash Obel


Peatones caminan por Church Street, pasando por la tienda Ben & Jerry’s, en Burlington, Vermont, el 11 de marzo de 2020.
(Foto AP/Charles Krupa)

Un grupo de 1.000 estudiantes y académicos israelíes envió una carta al fabricante de helados Ben & Jerry’s, acusando a la compañía de «ocupar» tierras pertenecientes a tribus nativas americanas, según un informe del martes en el New York Post.

La carta, respaldada por Shurat HaDin – el Centro Legal de Israel, acusaba a Ben & Jerry’s de operar su fábrica de Vermont en tierras pertenecientes al pueblo Abenaki.

Según el sitio web de la Comisión de Asuntos de los Nativos Americanos de Vermont, la nación Abenaki existió en la tierra de la actual Vermont durante 12.900 años.

“Hemos llegado a la conclusión de que la ocupación de las tierras de Abenaki por parte de su empresa es ilegal y creemos que es totalmente incompatible con los valores declarados que Ben & Jerry’s pretende mantener”, decía la carta a la presidenta de Ben & Jerry’s, Anuradha Mittal.

“Irónicamente, en julio del año pasado usted anunció que descontinuaría la venta de sus productos en Israel porque se opone a que el Estado judío supuestamente ocupe territorios palestinos”.

La carta concluyó diciendo que “la justicia, la moralidad y los boicots no son solo eslóganes y armas antisemitas para que su compañía de alimentos apunte a la comunidad judía en Israel. La justicia y la moralidad deben comenzar en casa”.


Camiones estacionados en la fábrica de helados Ben & Jerry’s en el área industrial de Be’er Tuvia, el 20 de julio de 2021.
(Foto AP / Tsafrir Abayov)

La carta fue organizada por Estudiantes por la Justicia en Estados Unidos, un grupo fundado para oponerse al grupo Estudiantes por la Justicia en Palestina, que son los principales partidarios del movimiento BDS.

Según el New York Post, el presidente de Shurat HaDin, Nitsana Darshan Leitner, acusó a Ben & Jerry’s de hablar «con lengua bífida», denunciando la hipocresía de la empresa al abogar por un boicot a Cisjordania y Jerusalén Oriental mientras la propia empresa se encuentra en territorio ocupado.

El año pasado, Ben & Jerry’s anunció un boicot al “territorio palestino ocupado”. La decisión provocó un retroceso financiero masivo para Unilever, ya que los estados de EE. UU. promulgaron leyes de desinversión contra el BDS, lo que sacó cientos de millones de dólares en inversiones del conglomerado.


Activistas a favor de Israel protestan frente a una tienda de Ben & Jerry en Manhattan el 12 de agosto de 2021.
(Jacob Magid/Times of Israel)

Ben & Jerry’s Israel y su empresa matriz Unilever llegaron a un acuerdo a principios de este año que haría que los derechos de marca recayeran en la franquicia de Ben & Jerry’s de Israel, desconectándola de la marca global.

Sin embargo, la sucursal estadounidense de Ben & Jerry’s inició una demanda en un intento de bloquear el acuerdo, alegando que representaría una amenaza para su marca. El juez aún no se ha pronunciado sobre la medida cautelar.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/israeli-students-accuse-ben-jerrys-of-illegally-occupying-native-american-lands/