Mientras todos hablan de Arabia Saudita: Omán es el principal candidato para normalizar las relaciones con Israel

El anuncio de las autoridades de aviación de Arabia Saudita de que a partir de ahora los aviones israelíes podrán volar en su espacio aéreo ha sido visto en Israel como un acto más en el largo camino hacia la normalización de las relaciones con el reino.


Foto: Harald Rothermel vía Pixabay

Por Yoel Guzansky

Sin embargo, para volar hacia el Este, también se requiere el consentimiento del sultanato de Omán para pasar por su espacio aéreo.

De hecho, el propio Omán es uno de los principales candidatos para normalizar las relaciones con Israel.

Israel ha disfrutado de relaciones tranquilas pero cálidas con Omán durante unos cincuenta años.

De hecho, los vínculos entre Israel y Omán son quizás los más antiguos de los lazos de Israel con los países árabes del Golfo.

Con el ascenso al poder del sultán Qabus en 1970, Israel comenzó a ayudar a la estabilización de su gobierno.

Posteriormente, la cooperación se estrechó en otras áreas como la desalinización y el riego.

Omán también fue el primero de los estados del Golfo en aprobar el establecimiento de una delegación diplomática israelí oficial en el Golfo, antes de Qatar.

Tres primeros ministros israelíes han visitado Omán: Yitzhak Rabin, que llegó al sultanato en 1994, Shimon Peres en 1996 y Benjamín Netanyahu en 2018, todos aparentemente en tránsito por el espacio aéreo saudita.

Omán anunció la clausura de la delegación israelí en su territorio tras el estallido de la segunda intifada.

En 2020, Haitham bin Tariq asumió el poder en el sultanato, continuando la obra del delicado equilibrio de su antecesor en política exterior y manteniendo estrechos vínculos con la mayoría de los actores regionales, incluidos Irán por un lado y Arabia Saudita y Estados Unidos por el otro, y asistiendo en la mediación entre ellos.

Aunque Omán ha declarado su apoyo a la Iniciativa de Paz Árabe como condición para la normalización con Israel; en la práctica Jerusalén y Mascate mantienen relaciones políticas normales.

Por lo tanto, el progreso israelí-omaní hacia las relaciones diplomáticas públicas depende principalmente del grado de compromiso con la medida que muestre Estados Unidos y lo que esté dispuesto a dar a Omán a cambio, así como del grado de sensibilidad de Omán hacia sus relaciones con Irán, que recientemente ha aumentado sus amenazas a raíz de la intensificación de las relaciones entre los países del Golfo e Israel.

Fuente: INSS – The Institute for National Security Studies

 

Fuente: Aurora Digital
https://aurora-israel.co.il/mientras-todos-hablan-de-arabia-saudita-oman-es-el-principal-candidato-para-normalizar-las-relaciones-con-israel/