Israel: hallan fósiles de un antecesor humano desconocido

El descubrimiento del Homo Nesher Ramla desafía la idea clásica que los neandertales se originaron en Europa y muestra que coexistieron dos tipos de homínidos.

Restos fósiles de cráneo y mandíbula. Foto cortesía de la Universidad de Tel Aviv.

Los huesos fueron descubiertos durante una reciente excavación arqueológica realizada en Nesher Ramla, en el centro del país, y son la primera evidencia de que dos tipos humanos habrían vivido e interactuado entre sí al mismo tiempo.

El equipo de arqueólogos dirigido por Yossi Zaidner de la Universidad Hebrea de Jerusalén también encontró herramientas de piedra.

Gruesas capas arqueológicas descubiertas durante la excavación en Nesher Ramla. Foto: Doctor Yossi Zaidner/Universidad Hebrea de Jerusalén

Zaidner compartió el hallazgo con especialistas de Francia que fecharon los fósiles (unos 120.000 años atrás). En ese entonces, el Homo Sapiens y los neandertales eran las únicas especies humanas conocidas que deambulaban por África, Europa y el Cercano Oriente.

Por otra parte, un equipo de investigadores dirigido por el profesor Israel Hershkovitz de la Universidad de Tel Aviv analizó los huesos y se sorprendió al ver que sus características se parecían mucho a las de una especie humana menos desarrollada que se pensaba que se había extinguido hace más de 300.000 años.

Gráfico cortesía de la Universidad de Tel Aviv

Los científicos descubrieron que los humanos de Nesher Ramla compartían rasgos con los neandertales (sobre todo grandes mandíbulas y dientes) y el Homo Sapiens Arcaico (en especial el cráneo).

El equipo de la Universidad de Tel Aviv publicó sus hallazgos en Science y nombró al nuevo fósil humano Homo Nesher Ramla por la ubicación en la que fueron hallados los restos.

 Un cráneo hallado en Nesher Ramla en el centro de Israel Foto: Doctor Yossi Zaidner/Universidad Hebrea de Jerusalén

“Este hallazgo es singularmente especial porque muestra que había varios tipos de seres similares viviendo en el mismo lugar y al mismo tiempo en esta última etapa de la evolución humana. Nunca habíamos imaginado que junto al Homo Sapiens deambulaba por la zona el Homo Sapiens Arcaico y en una etapa tan tardía de la historia de la humanidad. Este descubrimiento muestra que el Homo Nesher Ramla tenía avanzadas tecnologías de producción de herramientas de piedra y probablemente habría interactuado con los Homo Sapiens”, explicó Zaidner

Los primeros fósiles de Homo Sapiens -que llegaron a la región hace unos 200.000 años- fueron hallados en 2018 en la cueva Misliya de Israel.

“El descubrimiento de un nuevo tipo de ser es de una importancia científica crítica ya que nos permite darles un nuevo sentido a los fósiles humanos hallados antes, añadir otra pieza al rompecabezas de la evolución humana y comprender las migraciones de los humanos en la antigüedad”, indicó por su parte Hershkovitz.

El especialista describió que el hallazgo del Homo Nesher Ramla desafía la hipótesis predominante de que los neandertales se originaron en Europa. “Nuestros descubrimientos indican que los famosos neandertales de Europa occidental son apenas restos de una población mucho más grande que vivía aquí en el Levante, y no al revés”, definió.

De izquierda a derecha, el equipo de investigación de Nesher Ramla: Israel Hershkovitz, Marion Prevost, Hila May, Rachel Sarig e Yossi Zaidner. Foto cortesía de la Universidad de Tel Aviv.

Los investigadores creen que el Homo Nesher Ramla es la población de origen a partir de la cual se desarrollaron la mayoría de los humanos del Pleistoceno medio y sugieren que este grupo es el llamado “eslabón perdido” que se apareó con el Homo Sapiens hace más de 200.000 años.

Un parietal derecho y una mandíbula humanos casi completos hallados en Nesher Ramla. Foto cortesía de la Universidad de Tel Aviv.

Por otra parte, los científicos plantean que los humanos de Nesher Ramla no son los únicos de su tipo descubiertos en lo que hoy es el Israel moderno.

Los fósiles humanos hallados con anterioridad en las cuevas Tabun (datan de hace 160.000 años), Zuttiyeh (250.000 años) y Qesem (400.000 años), que durante años desconcertaron a los antropólogos, podrían pertenecer al mismo tipo de Homo Nesher Ramla previamente desconocido.

El lugar donde se realizó la excavación también reveló grandes cantidades de huesos de animales, incluidos caballos, gamos y uros, así como también herramientas de piedra que se podrían haber usado para cazar estos animales. Los investigadores creen que es probable que las técnicas de caza se comunicaran de un tipo de humano a otro.

A su vez, la especialista Rachel Sarig de la Universidad de Tel Aviv explicó que “como encrucijada entre África, Europa y Asia, la Tierra de Israel sirvió como un crisol donde diferentes poblaciones humanas se mezclaron entre sí para luego extenderse por el Viejo Mundo. El hallazgo de Nesher Ramla escribe un capítulo nuevo y fascinante en la historia de la humanidad”.

La investigación fue financiada por la Fundación de Ciencia de Israel y el Fondo Dan David.

Temas: Arqueología, Cultura, Medio ambiente, Homo Sapie​

 

Fuente: Israel 21C
https://es.israel21c.org/israel-hallan-fosiles-de-un-primitivo-antecesor-humano-antes-desconocido/