Fluye con LED: SoLED proporciona un enfoque innovador para la desinfección del agua

Por Simona Shemer

Niña bebiendo de un grifo en las calles de la ciudad africana de Bamako, Malí. Deposit Photos

Abrir un grifo para obtener un chorro limpio de agua dulce no es la realidad para la mayor parte del mundo. Al menos dos mil millones de personas en todo el mundo usan una fuente de agua potable contaminada con heces, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es por eso que la profesora Hadas Mamane y la candidata a doctorado Dana Pousty, de la Universidad de Tel Aviv, se unieron para fundar SoLED, un dispositivo de desinfección de agua basado en LED UV diseñado para llevar agua purificada a áreas con infraestructura limitada utilizando una tecnología patentada desarrollada después de años de investigación y pruebas

SoLED es un dispositivo pequeño y portátil alimentado por el sol y diseñado para áreas rurales con poca o ninguna electricidad. Se puede conectar a cualquier tubería, sistema de filtración o fuente de agua. El agua fluye a través del dispositivo y se purifica con luz ultravioleta.

 La profesora Hadas Mamane con el dispositivo SoLED. Foto: Rafael Ben-Menashe / Universidad de Tel Aviv

“Los LED son diodos emisores de luz. Son los pequeños diodos que tienes en los semáforos y en los electrodomésticos, como pequeños puntos de luz. Algunos saben que los LED vienen en los semáforos en verde, rojo – pero lo que muchos no saben es que también vienen en el rango UV (ultravioleta)”, la Prof. Mamane, jefe del Programa de Ingeniería Ambiental y Agua-Energía (WE por sus siglas en inglés) del Laboratorio de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Tel Aviv, le dijo a NoCamels.

Según Mamane, lo que vemos con nuestros ojos está dentro del espectro visible y por debajo está el espectro ultravioleta. Nuestros ojos no pueden percibir la luz ultravioleta, pero es lo que se absorbe en el material genético de cualquier célula y hace un cambio que no permite la replicación.

“Si una bacteria microbiana absorbe la luz ultravioleta, hará un cambio en el ADN”, agrega Mamane, “y ese microbio no podrá producir descendencia, o la próxima generación de microbios y, por lo tanto, no resultará en una enfermedad porque la enfermedad significa que el microbio está entrando en nuestro cuerpo. UV funciona como una tecnología física donde la luz brilla sobre el agua y mata todo lo que hay en ella. Por supuesto, no queremos estar expuestos a ello. Así que creamos un diseño de reactor especial, donde el agua fluye, absorbe la radiación ultravioleta y los microbios y virus mueren”.

El dispositivo cuenta con un reactor UV-LED eficiente con una combinación de frecuencias basada en la máxima desinfección a bajo costo en un sistema alimentado por energía solar o fuera de la red. El reactor se puede integrar en los sistemas de filtración de agua existentes o funcionar como un producto independiente integrado en cualquier tubería.

Salpicaduras de agua abstracta.Deposit Photos

El 14 de junio, SoLED se inauguró en el Fondo Asper para Llevar Agua Limpia al Mundo, un nuevo fondo encabezado por los Amigos Canadienses de la Universidad de Tel Aviv. El año pasado, la compañía recibió el premio IUVA 2021 RadLaunch Award, en honor a los desarrolladores de tecnología que trabajan en materiales, óptica, diseño y más. La empresa, que pretende ser una organización sin fines de lucro, también recibió fondos de investigación de la Autoridad de Innovación de Israel, el brazo de apoyo del gobierno israelí.

Desafío y oportunidades

La Prof. Mamane y Pousty han pasado los últimos cinco años investigando y probando métodos de desinfección UV LED en el laboratorio de la TAU de Mamane y en el campo. Para realizar esta investigación y desarrollar tecnologías que puedan adaptarse a áreas más complejas para la operación y tratamiento del agua, han viajado a India, Tanzania, África, Marruecos y México.

Mamane, quien autoproclama una “pasión” por trabajar en temas ambientales, dice que una de las cosas que más le interesaba era cómo proporcionar agua segura en entornos de ingresos bajos y medios, especialmente en áreas rurales.

«Ese es el incentivo para SoLED», le dijo a NoCamels, y señala que en su investigación con el laboratorio de agua descubrió que, si bien muchos pueden tratar el agua a nivel doméstico, aún puede tener contaminantes biológicos (bacterias, virus, polvo, polen, caspa de animales, por nombrar algunos).

“Otras personas pueden sentirse bien con el agua que están bebiendo, pero descubrimos en varios lugares que hasta el 30 por ciento del agua almacenada en un entorno doméstico en un área rural puede estar contaminada con E. coli”, explica, “Si conoce las estadísticas – que un niño muere cada minuto debido a la contaminación biológica del agua – entonces la magnitud de eliminar la diarrea del agua contaminada es enorme”, explica.

La Prof. Hadas Mamane (izquierda) y la candidata a doctorado Dana Pousy con el dispositivo SoLED.
Foto: Rafael Ben-Menashe / Universidad de Tel Aviv

Los desafíos de llevar agua potable segura a las áreas rurales incluyen la falta de infraestructura, la falta de recursos para apoyar el tratamiento del agua (poca o ninguna electricidad o sistemas de tuberías inadecuados) y depender de la población local para el mantenimiento del sistema de agua, que no está calificada o no está equipada para hacerlo.

Los métodos tradicionales de cloración también pueden no ser suficientes para eliminar el problema de los virus «y puede haber complejidades para conseguir cloro porque puede venir de lejos, por lo que la cadena de suministro puede ser problemática», dijo Mamane a NoCamels. “O si no tienen agua en una tubería, entonces no hay presión de agua. Por lo tanto, es difícil pasar agua a través de un filtro cuando no hay presión. Este tipo de desafíos nos hacen pensar cómo podemos desarrollar tecnologías que se ajusten a esas áreas”.

Pero, dice, las personas son escépticas para trabajar con comunidades donde el cliente no paga por el producto y “eso debe cambiar”.

“Es muy importante para nosotros trabajar para las personas a las que queremos servir. No estamos interesados ​​en países desarrollados, estamos interesados ​​en trabajar con comunidades en desarrollo. Por lo tanto, es muy importante y fundamental para nosotros trabajar con las personas a las que queremos servir y también con aquellas que tienen la misma visión. Nos han dicho muchas veces que no es posible desarrollar un modelo económico que funcione en estas comunidades. No estoy de acuerdo con eso”.

“Creemos que todo es posible, solo tenemos que poner nuestra mente en ello. Tenemos que hacerlo realidad”, añade.

 

Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: NoCamels
https://nocamels.com/2022/06/soled-water-disinfection/