Los primeros huevos fritos hechos a base de plantas en el mundo servidos por una startup israelí de tecnología de alimentos

Yo! Egg de Pardes Hanna se prepara para el debut en EE.UU. de platos con huevo sin huevo en menús del área de Los Ángeles

Por Ricky Ben-David


La startup israelí de tecnología alimentaria Yo! Egg hace un producto alimenticio de ‘huevo entero’ a base de plantas con claras de ‘huevo’ y yemas líquidas, mayo de 2022 (Yo!
Egg)

Una startup de tecnología de alimentos israelí está sirviendo lo que llama los primeros huevos escalfados y fritos a base de plantas del mundo (también conocidos como huevos estrellados), con el objetivo de debutar en los restaurantes de EE. UU. a finales de este año luego de una ronda inicial de $ 5 millones.

¡Yo! Egg (también Yo-Egg) se fundó en 2019, desarrollando un producto sin huevo que produce «huevos» escalfados y fritos, completos con el equivalente de claras de huevo y yemas líquidas, pero sin colesterol, dice la compañía. Utiliza una mezcla de proteínas de origen vegetal, agua, aceite de girasol, soya, harina “y algunos ingredientes más simples”, todos 100 % veganos, para hacer su producto de “huevo completo”.

La startup, con sede en la ciudad norteña de Pardes Hanna, opera en un mercado global de huevos veganos que se espera que crezca a $ 2.6 mil millones en valor para 2026, frente a los $ 650 millones en 2019, según un informe de Investigación y Mercados de 2022.

La compañía también es una de varias marcas globales, incluidas Vegg, Just Egg, Crackd y la startup israelí Zero Egg, que ya ofrecen productos de huevo a base de plantas, como sustitutos de huevo o mezclas para huevos revueltos o tortillas.

Sin embargo, Yo! Egg se concentró en desarrollar la experiencia “huevo completo” para aquellos que prefieren el sabor y la textura de los huevos cocidos. La startup también tiene una línea de “huevos” duros en desarrollo.

Hace unos días, promocionó sus productos en la feria comercial de la Asociación Nacional de Restaurantes en Chicago, uno de los eventos más destacados para la industria estadounidense de alimentos y bebidas, que duró hasta el 24 de mayo.


Un desayuno israelí con huevos fritos a base de plantas de Yo! Egg. (¡Yo!
Egg)

“El equipo de Yo! Egg tiene una combinación única de experiencia extraordinaria en innovación de productos y talento en ingeniería que creemos que ayudará a nuestra empresa a revolucionar la forma en que el mundo produce y consume huevos”, dijo el director ejecutivo de la empresa, Eran Groner, quien cofundó Yo! Egg junto a Yosefa Ben Cohen, quien se desempeña como director tecnológico, y Nisim Ben Cohen, director de operaciones.

La misión declarada de la compañía es convertirse en «el productor de huevos más grande y más sostenible del mundo, sin pollos» mientras evita «el colesterol, la crueldad y el cambio climático».

Las ofertas de ¡Yo! Egg están disponibles en Israel en los restaurantes Benedict, una cadena que se enfoca en los menús de desayuno (como los huevos Benedict), y la compañía dijo que espera estar también en los menús de restaurantes en el área metropolitana de Los Ángeles para fines de este año.

La ronda inicial de $ 5 millones de la startup fue dirigida por la firma de capital de riesgo Stray Dog Capital con sede en Kansas centrada en la tecnología de alimentos Capital y la compañía de inversión estadounidense-israelí NFX, fundada por el renombrado inversor Gigi Levy-Weiss.

“Con cientos de millones de personas en todo el mundo que exigen alternativas vegetales para sus proteínas favoritas, los huevos – primeros en su tipo – de Yo! Egg  serán un éxito en los restaurantes de todo el país”, dijo en un comunicado Levy-Weiss, quien se desempeña como socio general de NFX.


La startup israelí Yo! Egg desarrolló una alternativa de huevo a base de plantas que tiene el aspecto y la textura de los huevos reales, mayo de 2022 (Yo!
Egg)

El socio de Stray Dog Capital Johnny Ream, dijo sobre la compañía: «Con más de 95 mil millones de huevos consumidos cada año en los EE. UU., y que cada huevo requiere 53 galones de agua para producir, necesitamos una mejor solución».

«¡Yo! Egg ha desarrollado uno de los productos a base de plantas más impresionantes que hemos visto hasta la fecha, y creemos que tanto el producto como la innovación de escala que persigue la empresa les darán el potencial para impulsar un crecimiento e impacto significativos”, dijo Ream.

«Nuestra visión es crear la empresa de huevos más grande del mundo, no una empresa alternativa al huevo, y no la empresa de huevos a base de plantas más grande, sino la empresa de huevos más grande sin usar pollos», dijo Groner a TechCrunch, y agregó que la empresa estaba lanzando «los primeros huevos fritos y escalfados a base de plantas a nivel mundial”.

Groner dijo que la compañía usaría los fondos para construir operaciones comerciales y de producción en EE.UU.

Acciones basadas ​​en plantas

Los huevos, los productos lácteos y la carne de origen vegetal – también conocidos como el mercado de proteínas alternativas – son opciones cada vez más populares con una proporción cada vez mayor de consumidores que se consideran veganos, vegetarianos o «flexitarianos», personas que comen una dieta principalmente basada en plantas y ocasionalmente consumen productos animales. Una encuesta reciente en los EE. UU. sugiere que más de la mitad de los jóvenes estadounidenses de 20 años se consideran flexitarianos. Y el número de veganos en los EE. UU. ha aumentado en un 600 % desde 2014.


Yo! Egg de Pardes Hanna es una alternativa de huevo a base de plantas que tiene el aspecto y la textura de los huevos fritos o escalfados reales. (¡Yo!
Egg)

Estos consumidores recurren a dietas basadas en plantas por una variedad de razones, entre ellas alergias o sensibilidades a los lácteos, preocupaciones ambientales, bienestar animal y derechos humanos. Estos problemas están impulsando el consumismo ético en todo el mundo.

Se espera que el mercado mundial de alimentos veganos crezca de $ 15,77 mil millones en 2021 a $ 22,27 mil millones en 2025.

Mercado alternativo de proteínas

El sector de proteínas alternativas de Israel creció alrededor de un 450 % en 2021 con respecto al año anterior, y las startups israelíes en el campo recaudaron unos $623 millones de dólares en inversiones, según el último informe del Good Food Institute Israel (GFI Israel). La organización sin fines de lucro busca promover la investigación y la innovación en tecnología alimentaria.

Israel alberga actualmente a más de 400 empresas en tecnología alimentaria, un amplio campo que incluye nutrición, envasado, seguridad alimentaria, sistemas de procesamiento, ingredientes novedosos y proteínas alternativas. Este último comprende sustitutos de origen vegetal para la carne, los lácteos y el huevo; lácteos cultivados, carnes y mariscos; proteínas de insectos; y productos y procesos de fermentación.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/israeli-food-tech-startup-serves-up-worlds-first-plant-based-sunny-side-up-eggs/