En el kibutz, Shavuot es un momento para recordar los días de gloria del movimiento.

El festival de la cosecha bíblica resuena entre los residentes mayoritariamente seculares de los colectivos agrícolas y ofrece una oportunidad para desfiles, conciertos, ferias y otras celebraciones.

Por Hillel Kuttler

Issraelíes en una celebración de Shavuot en el kibutz Ga’ash el 8 de junio de 2019. (Flash90/a través de JTA)

Miembros del kibutz Ginegar ensayan para un espectáculo de danza de Shavuot. (Hillel Kutler/JTA)

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en el kibutz Sarid, en Emek Yizrael, el 16 de mayo de 2021. (Anat Hermony/Flash90)

Kibutz Ginegar, Israel (JTA) — Mientras la canción “Juventud Dorada” de la banda folclórica del kibutz Gevatron sonaba al aire libre debajo del centro comunitario de esta aldea agrícola el miércoles por la tarde, la coreógrafa Tamar Danin, de 15 años, instruyó amablemente a sus pupilas – una docena de niñas, de 9 a 13 años – en los estiramientos y el toque de pandereta que harán en una presentación el sábado por la noche para iniciar la festividad de Shavuot.

El baile será uno de los ocho presentados por varios grupos de edad, incluidos los padres con sus bebés, en un evento cultural que se espera atraiga a 500 personas.

El público se sentará al aire libre y mirará hacia el sur a través del extenso Valle de Jezreel, apodado El Granero de Israel por sus numerosas comunidades de kibutz y moshav, incluidas algunas de las más antiguas del país. Ginegar, que se trasladó a esta fértil región hace 100 años, produce pomelos, mandarinas, aceitunas, algodón, maíz, trigo, cebada, sorgo, tomates, sandías y aguacates.

Shavuot, una fiesta bíblica que celebra los primeros frutos y granos de la cosecha de primavera, es la festividad más celebrada en las granjas comunales de Israel, la gran mayoría de ellas sin orientación religiosa.

Las celebraciones comunales de Shavuot en un kibutz generalmente incluyen espectáculos de danza y desfiles de residentes que representan a cada uno de los departamentos de la comunidad. Niños y adultos cargan canastas de mimbre recreando las ofrendas bíblicas de la cosecha.

En Shavuot, “la identidad del kibutz, especialmente la identidad judía, se fortalece”, dijo Ayelet Glass, directora del departamento de sociedad y comunidad del Movimiento Kibutz y residente del kibutz Palmachim a lo largo del mar Mediterráneo.

Niñas pequeñas celebrando la festividad judía de Shavuot, en Moshav Yashresh, 2 de junio de 2022. (Yossi Aloni/Flash90)

La festividad resuena profundamente a pesar de las crisis económicas y sociales que sacudieron el movimiento de los kibutz en las décadas de 1980 y 1990 y provocaron cambios radicales, como la privatización. Un movimiento basado en principios colectivos comenzó a permitir que las personas mantuvieran sus ingresos externos; comedores comunales cerrados, crianza de niños y programas de voluntariado extranjero; y dio la bienvenida a los ajenos para construir casas en los terrenos sin convertirse en miembros.

Aproximadamente 190.000 personas – solo 63.000 de ellos miembros de kibutz – ahora residen en las 248 aldeas agrícolas, dijo Roi Shabtai, portavoz del Movimiento Kibutz, que representa a 230 de las comunidades.

Los residentes del kibutz dicen que las celebraciones de Shavuot perduran al evocar tiempos más simples y atraer a las personas que buscan lazos comunitarios en una era de mayor individualismo.

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en Moshav Kfar Yedidia el 9 de junio de 2019. (Flash90)

En otras partes de Israel, las familias observantes se conectan con la celebración festiva de la entrega de la Torá en el Monte Sinaí aprendiendo textos religiosos durante la noche. Las familias tradicionales e incluso seculares se reúnen para comidas lácteas que incluyen lasaña, blintzes de queso y cheesecake, en una reverencia a los antiguos israelitas que se abstenían de comer carne después de recibir la Torá.

Danin, la coreógrafa, dijo que sus amigos visitan este lugar cada Shavuot por el deseo de presenciar un espectáculo ausente en sus ciudades y pueblos.

“Piensan que es solo una fiesta de lácteos y queso”, dijo. “Están buscando algo diferente que hacer”.

Si bien el evento de una hora de duración de Ginegar se mantiene bastante constante año tras año, los nuevos elementos lo mantienen fresco. Este Shavuot contará con un escenario para conciertos y una plaza llena de quioscos que venden comidas caseras, jugos frescos y refrigerios. El montaje de la feria callejera tiene como objetivo fomentar la socialización entre los residentes veteranos, los residentes no miembros y los visitantes de la región y más allá. Las avionetas que normalmente se utilizan para fumigar campos se utilizarán para escritura y acrobacias aéreas.

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en el kibutz Sarid, en Emek Yizrael, el 8 de junio de 2019. (Anat Hermony/Flash90)

Varias de las adiciones fueron presentadas por Shimrit Gershon, coordinadora cultural de Ginegar. Gershon se mudó aquí con su esposo e hijos hace 13 años y construyó una casa en un nuevo vecindario llamado The Expanse – un apodo que también se usa en otros kibutz – donde viven los que no son miembros. Sus casas tienden a sobresalir de los edificios más pequeños y antiguos del kibutz.

Si bien algunos ajenos, incluidos sus vecinos, disfrutan del entorno pastoral pero no participan en la vida comunal – algunos dicen insular – del kibutz, Gershon dice que prefería invertir en la comunidad.

“Quería encajar, pertenecer. Es bueno sentirse conectada con algo, y es divertido conocer gente de diferentes edades, tipos y personalidades”, dijo.

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en el kibutz Sarid, en Emek Yizrael, el 16 de mayo de 2021. (Anat Hermony/Flash90)

Los bailarines en el ensayo de la tarde incluyeron a la hija de 12 años de Gershon, Orr.

Del evento de Shavuot, en el que también participó el año pasado, Orr Gershon dijo: “Me gusta el ambiente, la gente, el campo” y el traje blanco con faja rosa que usará.

Los no miembros como Gershon ofrecen la esperanza de preservar los kibutz como comunidades cohesionadas, si no como enclaves socialistas. También lo hacen los jóvenes criados ahí que se mudaron a áreas urbanas después de su servicio militar, pero que cada vez más se sienten atraídos por los entornos acogedores para criar a sus familias.

Ambos grupos serán vitales para reponer una población que envejece e inyectar nueva energía.

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en Moshav Kfar Yedidia el 9 de junio de 2019. (Flash90)

Incluso la terminología más nueva indica una actitud más acogedora, como la categoría de «miembros con autonomía económica» para los residentes de The Expanse.

Maria Sela, de 49 años, quien emigró de Suecia en 1993 y se convirtió en miembro de pleno derecho a través de su esposo, Oded, nativo de Ginegar, estimó que menos de 150 de los 800 residentes del kibutz son miembros. El ochenta por ciento de los 150, dijo, tienen más de 70 años.

The Expanse marcó una gran diferencia”, dijo Sela sobre los 300 residentes del vecindario. Otros residentes del kibutz incluyen estudiantes universitarios y mujeres que realizan servicios comunitarios en lugar del servicio militar obligatorio.

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en Moshav Kfar Yedidia el 9 de junio de 2019. (Flash90)

Algunos de los kibutzniks veteranos siguen vibrantes.

Dan Eick acababa de terminar un ensayo de Shavuot solo para adultos el miércoles por la noche con personas de entre 40 y 70 años. La reunión de media hora tuvo lugar en la cancha de baloncesto al aire libre del kibutz. Ahí es donde se llevaban a cabo las reuniones de Shavuot hasta que quedó pequeño el sitio en los últimos años y se trasladaron al campo.

Ginegar ha visto ir y venir las celebraciones comunales. Los eventos del Día de Jerusalén se agotaron y Gershon espera que las conmemoraciones del asesinato de Yitzhak Rabin también cesen pronto. Incluso las reuniones de Pascua quedaron en el camino, pero han regresado, con el Seder de este año atrayendo a 300 personas.

Israelíes en una celebración de la festividad judía de Shavuot en Moshav Kfar Yedidia el 9 de junio de 2019. (Flash90)

Las celebraciones de Shavuot no desaparecerán, cree Eick. Contador jubilado, nació en Ginegar y ha vivido solo aquí, pero sus tres hijos y ocho nietos residen en otro lugar. Todos irán al kibutz para las festividades.

Eick, de 75 años, espera que sus hijos menores hagan lo que siempre hacen: empujar en broma a su hermano mayor, Ido, de 49 años, para que regrese a casa a vivir.

“Quieren que nos reemplace cuando nuestras almas regresen al Creador para preservar su conexión con el kibutz para que puedan seguir visitando”, dijo Eick.

Considera una interrogante sobre si es probable que Ido cumpla.

“No estaré aquí para certificarlo”, dijo Eick, “pero creo que sí”.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/on-the-kibbutz-shavuot-is-a-time-for-remembering-the-movements-glory-days/



advanced-floating-content-close-btnEste sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.