Investigadores israelíes encuentran una nueva arma natural para combatir el cáncer

Los anticuerpos naturales que se encuentran en los tumores podrían señalar el camino hacia una inmunoterapia mejorada, según un nuevo estudio del Instituto Weizmann, un avance potencial contra el cáncer.

Por personal del Jerusalem Post


Fotos escaneadas de un tumor; se pueden ver células cancerosas que están coloreadas de morado.
(Foto: Nucleai)

Un nuevo estudio podría dar lugar a un gran avance contra el cáncer en la forma de inmunoterapia, que aprovechará un arma única del sistema inmunitario en la batalla contra el cáncer: los anticuerpos producidos de forma natural.

Los anticuerpos son proteínas que neutralizan amenazas específicas. Otros estudios recientes han encontrado que a menudo se han descubierto anticuerpos naturales en tumores cancerosos, pero se desconocía su propósito – podrían haber sido generados por el cuerpo, sin ninguna relación con el cáncer en sí.

Sin embargo, la evidencia indirecta sugirió que ofrecen algún tipo de beneficio antitumoral: se descubrió que los pacientes que sobreviven más tiempo que otros y responden mejor a los medicamentos contra el cáncer tienen concentraciones más altas de células B productoras de anticuerpos en sus tumores.

Aun así, no había forma de determinar si estas células y los anticuerpos que producen contribuyen a mejorar la supervivencia y, de ser así, cómo lo logran.


El Instituto de Ciencias Weizmann en Rehovot, Israel. (Foto: INSTITUTO DE CIENCIA WEIZMANN)

Los nuevos hallazgos, publicados en la revista Cell, lograron identificar una molécula de las miles de proteínas en las células cancerosas que es el objetivo de los anticuerpos recién identificados: la enzima proteasa unida a la membrana llamada MMP14 (MT1-MMP).

En una persona sana, esta enzima similar a una tijera juega un papel importante en la remodelación de los tejidos, por ejemplo, durante la regeneración o la cicatrización de heridas.

En el cáncer, sin embargo, opera en el microambiente del tumor y se propaga sin control, cortando la matriz alrededor de las células cancerosas y ayudándolas así a invadir el tejido circundante y propagarse a otros órganos, lo que lleva a una metástasis mortal.

Los investigadores del Instituto de Ciencias Weizmann encontraron que los tumores de ovario en su estudio contenían niveles anormalmente altos de la enzima MMP14.

«Ahora hemos demostrado que el sistema inmunitario de los pacientes con cáncer puede producir anticuerpos contra los tumores», dice el profesor Ziv Shulman, quien dirigió el equipo de investigación de Weizmann junto con el profesor Irit Sagi.

“Estos anticuerpos naturales parecen tener un potencial terapéutico no realizado”, dijo Sagi. “Se necesita más investigación para aplicarlos en futuras terapias o como reactivos de diagnóstico”.

La investigación allana el camino para un enfoque novedoso para desarrollar inmunoterapias contra el cáncer, que utilizarán anticuerpos antitumorales naturales. Aunque los científicos se centraron en el cáncer de ovario, dijeron que también podría aplicarse a otros tipos de cáncer.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post
https://www.jpost.com/health-and-wellness/article-702131