La empresa de tecnología médica MeMed obtiene una inversión de $ 93 millones para decodificar las respuestas inmunes del cuerpo

Análisis de sangre BV de la compañía para distinguir entre infecciones bacterianas y virales fue aprobado recientemente por la FDA; los inversores incluyen Horizons Ventures de Hong Kong

Por Ricky Ben-David


Los fundadores de MeMed Diagnostics, el Dr. Kfir Oved y el Dr. Eran Eden.
(Cortesía)

MeMed Diagnostics de Israel, una empresa de tecnología médica con sede en Haifa que desarrolla soluciones de diagnóstico para monitorear el estado inmunológico del cuerpo, recaudó $ 93 millones en una ronda de financiamiento privado para ayudar a comercializar sus herramientas, dijo la compañía el lunes.

La inversión lleva el capital recaudado total de MeMed a más de $ 200 millones con inversores como Horizons Ventures, con sede en Hong Kong, la compañía de inversión del magnate de los negocios Sir Li Ka-shing; la capital Shavit de Jerusalén; La Maison Partners, con sede en París; los gigantes de seguros israelíes Clal Insurance y Phoenix Insurance; y Poalim Equity.

La compañía israelí recibió recientemente la aprobación 510(k) de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para un análisis de sangre, MeMed BV, que es capaz de distinguir entre infecciones bacterianas y virales en adultos y niños.

MeMed también desarrolló una prueba de gravedad de COVID-19 que, según la compañía, puede proporcionar una indicación temprana de deterioro y predecir una mayor progresión y recuperación de la enfermedad. La prueba recibió la marca CE el verano pasado y está autorizada para su uso en Europa.

El Dr. Eran Eden, cofundador y director ejecutivo de MeMed, dijo que la nueva inversión permitirá a MeMed expandir sus operaciones con un enfoque en los EE.UU., donde la compañía trabajó anteriormente con el Departamento de Defensa de los EE. UU.

Patrick Zhang, inversionista de Horizons Ventures, dijo que la compañía cree firmemente que “la estrategia de MeMed de usar tecnologías de respuesta inmunitaria del huésped es un avance significativo en la mejora de dos problemas importantes en la atención médica actual: el aumento de la resistencia a los antimicrobianos debido a la prescripción innecesaria de antibióticos y clasificar eficazmente a los pacientes infectados con COVID-19”.


El equipo de la empresa de respuesta de huésped israelí MeMed Diagnostics.
(Memed)

“Esperamos desempeñar un papel en cómo MeMed, líder de categoría en esta área, está transformando la forma en que se diagnostican y tratan las enfermedades para mejorar la atención médica de los pacientes en todo el mundo”, agregó.

Distinguir entre orígenes bacterianos y virales en infecciones agudas es un desafío creciente para los proveedores de atención médica y puede alterar significativamente la trayectoria de la atención al paciente, explicó Eden anteriormente a The Times of Israel.

No reconocer el desencadenante de la infección puede conducir al uso inadecuado de antibióticos, lo que contribuye a la creciente amenaza global que representa la resistencia a los antimicrobianos (RAM). Esto ocurre cuando las bacterias, los virus, los hongos y los parásitos se adaptan con el tiempo, lo que dificulta el tratamiento de las infecciones. Como resultado, medicamentos probados se vuelven ineficaces.

La Organización Mundial de la Salud declaró a la RAM como una de las 10 principales amenazas mundiales para la salud pública que enfrenta la humanidad en los últimos años.


El Dr. Eran Eden, cofundador y director ejecutivo de MeMed (derecha), sentado con el cofundador y director tecnológico, el Dr. Kfir Oved. (Cortesía: MeMed)

Eden dijo que la autorización de la FDA para la prueba fue un «momento innovador en el campo de la respuesta avanzada del huésped».

“Entonces, en un escenario clínico, digamos que vas al médico con tu hijo que tiene fiebre. A menudo, la pregunta clínica es si tienen una infección bacteriana o viral, y si la tratan con antibióticos o no. Muy seguido, las infecciones bacterianas y virales pueden ser clínicamente indistinguibles y hay mucha incertidumbre, y esta incertidumbre conduce al uso excesivo de antibióticos. Y eso, a su vez, conduce a la resistencia a los antimicrobianos, uno de los mayores desafíos de atención médica de nuestro tiempo”, explicó.

El propósito de la prueba es “decirle al médico si el cuerpo está librando una guerra contra una bacteria o un virus, y simplemente si debe tratarlo con antibióticos o no”, agregó Eden. “Antibióticos, o, prácticamente, sopa de pollo”.

La autorización permite a la empresa aplicar la tecnología para cualquier tipo de sospecha de infección aguda, ya sea resfriado, tos, infección de las vías respiratorias superiores o inferiores, infecciones del tracto urinario, infección sistémica, etc. Es muy, muy amplio”.

Hizo hincapié en que la prueba MeMed BV no «reemplaza el juicio clínico», sino que actúa como una herramienta de apoyo fundamental para ayudar a los médicos a hacer distinciones entre infecciones: «Al final del día, esta [prueba] se combina con el juicio clínico para tomar decisiones informadas. Es una pieza importante del rompecabezas”.


El analizador de MeMed es un dispositivo de prueba de «punto de necesidad» para averiguar rápidamente si una infección es viral o bacteriana (Cortesía)

La autorización de la FDA se basó en un estudio de validación clínica ciego multicéntrico que inscribió a más de 1000 niños y adultos. La prueba proporciona resultados precisos con el Área bajo la Curva (AUC – por sus siglas en inglés – una indicación que proporciona información sobre el grado de exposición a un fármaco y su tasa de eliminación del cuerpo) del 90 % y el 97 % (puntos finales primarios y secundarios), dijo MeMed.

La idea detrás de MeMed fue concebida por primera vez hace más de una década por Eden y el Dr. Kfir Oved, quienes estudiaron en el Technion – Instituto de Tecnología y habían completado trabajos académicos juntos, explorando comportamientos complejos de los sistemas inmunológicos.

“Una de las cosas que pensamos de inmediato fue por qué no aprovechar la respuesta inmune del paciente para diferenciar entre enfermedades bacterianas y virales que pueden estar presentes. Y al hacerlo, podrá eliminar básicamente uno de los factores más importantes del uso excesivo de antibióticos, que son las infecciones virales mal diagnosticadas”, dijo Oved a The Times of Israel en septiembre.

«Esta es probablemente la entidad responsable de alrededor del 80 por ciento del uso excesivo de antibióticos».

Una vez que se delineó el problema, MeMed se fundó en 2009. Durante los últimos 12 años, desarrolló una amplia cartera de IP en aplicaciones relacionadas con la respuesta inmune a las enfermedades infecciosas. La empresa tiene oficinas en Haifa y Boston.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/medical-tech-firm-memed-nabs-93m-investment-to-decode-bodys-immune-responses/